Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

El debut oficial de Victoria Federica: nerviosa, aclamada y con sus padres

La puesta de largo oficial de la hija de la infanta Elena ha durado tres días. Vanitatis ya lo adelantó en exclusiva: Victoria luciría la mantilla blanca en su debut público

Foto: Victoria Federica con mantilla y peineta en su debut oficial en Sevilla. (EFE)
Victoria Federica con mantilla y peineta en su debut oficial en Sevilla. (EFE)

La puesta de largo oficial de Victoria Federica de Marichalar y Borbón ha durado tres días. Vanitatis ya lo adelantó en exclusiva: Victoria luciría la mantilla blanca en su debut público como madrina de la XXXIV Exhibición de Enganches de Sevilla, que es el anuncio del comienzo de la Feria de Abril.

[LEA MÁS: Don Juan Carlos, Doña Sofía y Cristina, juntos por primera vez con la madre de Urdangarin]

La pasión por los caballos y por el mundo del toro que siempre profesa hizo que se pensara en ella como la mejor embajadora de los Enganches, teniendo en cuenta además que su abuelo, el Rey emérito, ostenta el título de presidente de honor del Real Club de Enganches de Andalucía.

El viernes por la noche fue su primera cena oficial. Escogió el rojo, de largo y con unos llamativos pendientes en forma de hoja. Victoria, algo tímida pero muy simpática, conquistó a todos con su naturalidad.

Victoria Federica, madrina de la XXXIV Exhibición de Enganches de Sevilla. (EFE)
Victoria Federica, madrina de la XXXIV Exhibición de Enganches de Sevilla. (EFE)

Cercana y cariñosa, dirigió unas palabras a los asistentes a la cena. Estas fueron sus primeras palabras públicas: “Estoy muy ilusionada por ser madrina este año y por estar en esta maravillosa ciudad de Sevilla, tan ligada a mi familia y a mis padres. Es para mí un orgullo formar parte de una institución cuyo presidente de honor es mi abuelo, Juan Carlos. Espero estar a su altura. Él sabe que será siempre un ejemplo de vida para mí, por su dedicación y su trabajo y amor por España a lo largo de toda una vida”.

Al día siguiente, sábado, también presenció unas pruebas hípicas en un carruaje de los participantes y su madre, la infanta Elena, tuvo oportunidad de hacerle fotografías, muy orgullosa.

Doña Elena hizo entrega de algunos de los premios. En esa ocasión, Victoria Federica lució una original diadema color rosa palo en el pelo. Su madre, sin embargo, optó por el sombrero.

Victoria Federica en uno de los 37 carruajes del VI Concurso Internacional de Enganches de Tradición Ciudad de Sevilla. (EFE)
Victoria Federica en uno de los 37 carruajes del VI Concurso Internacional de Enganches de Tradición Ciudad de Sevilla. (EFE)

Por la tarde, ambas fueron a la plaza de toros para ver la corrida de los Victorinos. Como buenas aficionadas, no quisieron perderse esta cita importante, en la que Antonio Ferrera cortó una oreja y donde también destacó el extremeño Emilio de Justo. El tercer espada era el sevillano Manuel Escribano.

La Infanta fue al palco maestrante, siendo recibida con una ovación al entrar, y su hija, junto con unos amigos, ocupó un sitio más discreto.

El domingo por la mañana Victoria Federica salía del hotel Alfonso XIII acompañada del relaciones públicas de los Enganches, Rogelio Gómez Usín.

Victoria Federica, con mantilla y peineta en su debut en Sevilla. (EFE)
Victoria Federica, con mantilla y peineta en su debut en Sevilla. (EFE)

Él ha sido su acompañante estos días y el mejor asesor para Victoria en su debut en la sociedad sevillana, ejerciendo como un hermano mayor, protector, e indicándole las pautas para desenvolverse.

A pesar de su timidez, ha conquistado a todos los que la han ido conociendo por su dulzura y su simpatía.

Victoria lució un vestido del color de la arena de la Maestranza, albero, amarillo suave, diseño de Enrique Rodríguez Hidalgo, clásico y en crepé de seda.

La mantilla, beis de Bruselas, y una peineta de los años cincuenta. Los pendientes, antiguos de corales, y sobre las rodillas un mantón de manila color berenjena. Tampoco le faltó el tradicional abanico.

El trayecto del hotel Alfonso XIII, donde se alojó y vistió, acompañada de su madre, hasta la plaza de toros lo hizo ya en coche de caballos.

Victoria Federica en carruaje, en Sevilla. (EFE)
Victoria Federica en carruaje, en Sevilla. (EFE)

A su llegada paró unos minutos ante la puerta del Príncipe y fueron muchos los que se acercaron para felicitarla o hacerle una foto, a lo que ella respondía: “Gracias, estoy muy nerviosa”.

Entró sola en la plaza ante un gran aplauso. Su madre desde el palco grababa estos momentos especiales. Su padre, Jaime de Marichalar, también estaba entre el público, aunque en otro lugar.

Su debut fue brillante y con nota. La pequeña de los Borbón será otra continuadora de los lazos que unen a la familia real con Sevilla.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios