Logo El Confidencial
CONSECUENCIAS DEL COVID-19

La infanta Cristina y sus hijos, en casa, mientras Urdangarin vuelve al aislamiento

El colegio de Miguel e Irene cierra sus puertas y la Fundación Aga Khan manda a sus trabajadores a trabajar desde casa. Prisiones no permite ni entrar ni salir de las cárceles

Foto:  La infanta Cristina entra en su casa de Ginebra, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Cristina entra en su casa de Ginebra, en una imagen de archivo. (EFE)

Estaban al final del túnel. Habían llegado los primeros permisos, que se sumaron a las salidas periódicas de prisión para realizar tareas de voluntariado. Iñaki Urdangarin se había preparado duramente para los meses de aislamiento en la cárcel femenina de Brieva. Sus paseos por Vitoria parecían el principio de una nueva vida en libertad. Incluso se atrevió a pedirle al juez que le dejara pasar algunos fines de semana en Ginebra, con su familia.

[Última hora: el príncipe Carlos positivo en el test de coronavirus]

El juez le denegó los permisos, es algo que no está previsto en la ley, pero si por un casual hubiera logrado la venia, de nada le habría servido. Los presos, en el actual estado de alarma, no pueden moverse de prisión. Mientras, en ese nuevo calvario que le ha llevado a pasar de la semilibertad al aislamiento total, sus hijos y su mujer tampoco tienen capacidad de movimiento.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, juntos en Vitoria, las pasadas Navidades. (EFE)
Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, juntos en Vitoria, las pasadas Navidades. (EFE)

Suiza, país en el que vive la infanta Cristina con los dos hijos pequeños del matrimonio, Miguel e Irene, es el segundo país del mundo con la ratio de contagios más alta, algo que los expertos achacan a su condición fronteriza con Italia. La semana pasada, ante el aumento de casos de contagio, el colegio de los Urdangarin de Borbón decidió mandar a sus alumnos a casa y digitalizar el trabajo.

"Nuestra comunidad a salvo"

“Mantener a nuestra comunidad a salvo y bien ha sido siempre una prioridad para nosotros en Ecolint”, reza el comunicado de la escuela. “En respuesta a la situación del Covid-19, desde el martes 17 de marzo, todos los estudiantes que acuden al Ecolint serán trasladados del campus al método online hasta que las autoridades cantonales reabran las escuelas”, añaden.

Iñaki Urdangarín sale en coche del Centro Penitenciario de Brieva, el pasado diciembre. (EFE)
Iñaki Urdangarín sale en coche del Centro Penitenciario de Brieva, el pasado diciembre. (EFE)

“Hemos desarrollado la siguiente respuesta como reacción a la situación, que se suma a la guía proporcionada por las autoridades sanitarias cantonales y federales y nuestros socios de la Organización Mundial de la Salud”, señalan, para ofrecer después ayuda personalizada a todos los padres, alumnos y profesores a través de su web. Porque, concluyen, “estamos actualmente en nivel 4 de riesgo y ejecutamos nuestros planes acorde con ello”.

Contratan personal

Pero no todo está paralizado. Desde la escuela de los Urdangarin mantienen la esperanza de que esto pase pronto y están buscando personal para los campus de verano. Se anuncian en Twitter de manera frecuente y buscan desde un profesor de ciencias a tiempo completo hasta un profesor de sociología a tiempo parcial para secundaria. Todo indica que tienen ganas de volver a la actividad cuanto antes, aunque el país esté en parte paralizado.

Un hombre con mascarilla en el Hospital Universitario Aga Khan en Karachi, Pakistán. (EFE)
Un hombre con mascarilla en el Hospital Universitario Aga Khan en Karachi, Pakistán. (EFE)

La Fundación Aga Khan, donde trabaja la Infanta, está también cerrada. Nos lo cuenta por email Sam Pickens, responsable de comunicación de la entidad: “Puedo confirmar que las oficinas de AKDN en Ginebra siguen la ley y el protocolo suizo y, por lo tanto, todo el personal de AKDN en Ginebra está trabajando de manera remota desde casa mientras las oficinas permanecen cerradas”.

El Nantes suspende actividad

Además, el equipo de Nantes en el que juega Pablo, el segundo hijo del matrimonio, ha suspendido entrenamientos y partidos. “La Federación Francesa de Balonmano ha tomado la decisión de suspender sus competiciones departamentales, regionales y nacionales hasta el 5 de abril”, informa el club francés. Decisiones que desde el club de Pablo Urdangarin se siguen a rajatabla. Así que el joven ha quedado sin motivos para quedarse en Francia, aunque desde Vanitatis no hemos podido confirmar si ha viajado hasta Ginebra para estar con su madre y sus hermanos.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios