Logo El Confidencial
¿NAVIDADES EN FAMILIA?

En menos de un mes, los Urdangarin de Borbón podrían reunirse en España

Los hijos pequeños de Iñaki y Cristina empiezan las vacaciones navideñas el 13 de diciembre a mediodía. Juan suele pasar tiempo en Madrid y Pablo tendrá descanso en esas fechas

Foto: Felicitación oficial de Navidad, de 2005, de los exduques de Palma.
Felicitación oficial de Navidad, de 2005, de los exduques de Palma.

El viernes 13 de diciembre, a las 12 del mediodía, Miguel e Irene, los hijos pequeños de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, empiezan sus vacaciones de Navidad. A partir de ese momento, para el que queda menos de un mes, la familia Urdangarin de Borbón podría reunirse en España. En Madrid, con probabilidad. El exduque de Palma ya ha llegado al momento en el que puede pedir permisos penitenciarios, 18 días en un semestre, y pasar tiempo con sus hijos y su mujer es lo único importante para él en estos momentos.

LEA MÁS: La princesa Leonor e Irene Urdangarin, más que primas

A Juan, el mayor, se le ha visto en la capital más que de costumbre, y Pablo, que juega en el filial del HBC Nantes, podría tener vacaciones a finales de diciembre. La Infanta, como ya ha sucedido en tantas ocasiones, puede ajustar su agenda laboral en función de sus necesidades personales mientras no tenga un cita concreta en Ginebra o en Barcelona. Así que, tras muchos años de travesía en el desierto, la familia Urdangarin podría lograr completar el puzle.

Irene y Miguel Urdangarin. (Cordon Press)
Irene y Miguel Urdangarin. (Cordon Press)

El año pasado, en Zarzuela

El año pasado, los cuatro hijos del matrimonio y su madre pasaron unos días en Madrid, donde se alojaron en el palacio de la Zarzuela, según se informó en ese momento. Habían sido cinco años sin pisar Zarzuela por esas fechas y la vuelta a casa se preparó con encuentros previos tanto con el rey Juan Carlos I como con la reina Sofía en distintos escenarios. El 80 cumpleaños de la Reina emérita fue el primer paso para la ‘reinserción’ familiar de la Infanta. Y pocas semanas antes de Navidades, la pudimos ver con su padre en Abu Dabi, en las carreras.

LEA MÁS: El díficil camino de la infanta Cristina para recuperar su vida

Después de la estancia en la residencia real, se trasladaron a Vitoria, con la familia de Urdangarin, como siempre habían hecho desde que el caso Nóos cayera como un jarro de agua fría sobre sus vidas.

Los Urdangarin pasean por Vitoria. (Vanitatis)
Los Urdangarin pasean por Vitoria. (Vanitatis)

La familia del exduque de Palma se convirtió en el principal apoyo de la Infanta y sus hijos durante el proceso judicial al que se vieron sometidos ambos. Una vez absuelta la Infanta y condenado y encarcelado el pater familias, Vitoria y Barcelona fueron los únicos refugios de la familia en territorio español.

Permisos penitenciarios

Este año cambiarán las cosas si todo sigue su curso natural, como ha ido sucediendo hasta la fecha. Urdangarin cumple un cuarto de su condena este jueves 28 de noviembre, fecha a partir de la cual puede pedir permisos penitenciarios. Además, en diciembre se debería revisar su clasificación, por lo que podría pasar de segundo a tercer grado, lo que le daría la opción de pasar sus días fuera de la cárcel y solo acudir a ella, o a un centro de reinserción, para dormir.

Estos hechos facilitarían la posibilidad de que Urdangarin se reencuentre con su familia en condiciones de semilibertad, “una auténtica bendición”, señalan desde su entorno, tanto para él como para ella. Y podría ser en Madrid o incluso en Vitoria, donde el exduque se siente cómodo y arropado.

Pablo Urdangarin en Nantes.
Pablo Urdangarin en Nantes.

Los hijos pequeños de la pareja no deben volver al colegio hasta el seis de enero, fecha en la que la escuela Ecolint reemprende las clases, por lo que tendrán unas largas vacaciones en las que podrían disfrutar de la compañía de su padre por primera vez en meses.

Lejos podría quedar pues aquel menú carcelario que se sirvió en Brieva, compuesto de consomé al jerez, cuatro langostinos, tres lonchas de chorizo ibérico, tres de lomo embuchado y una cuña de queso, además de paletilla de cordero con ensalada de escarola. Nada desdeñable, por supuesto, pero incomparable a tomar el menú de Nochebuena, sea cual sea, con la familia.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios