Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

Risas, celebraciones y una cerveza: Pablo Urdangarin, uno más en el equipo

El segundo hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina ha fichado por el Nantes, donde deberá encontrar el abrigo y cariño que tenía en su anterior equipo, el TSV Bergdorf

Foto: Pablo Urdangarin, en un momento del partido. (CP)
Pablo Urdangarin, en un momento del partido. (CP)

Con tan solo 17 años, Pablo Urdangarin de Borbón fichó por su primer equipo de balonmano. Fue en el segundo equipo del TSV Hannover Bergdorf, una gran oportunidad laboral por la que abandonó el nido. Era un mal año para su familia puesto que su padre acababa de ingresar en prisión y Pablo encontró en el equipo el apoyo y el cariño que necesitaba, tal y como ha podido comprobar Vanitatis en algunas fotografías inéditas.

LEA MÁS: Pablo Urdangarin ficha por el Nantes

Ahora, un año más tarde, a sus casi 19 años el sobrino del rey Felipe ha cambiado de equipo. En el Nantes, donde también estará en el segundo conjunto, Pablo deberá encontrar el compañerismo que ha dejado en Hannover.

Pablo Urdangarin y sus amigos, en un stories de una cuenta pública de uno de ellos. (Instagram)
Pablo Urdangarin y sus amigos, en un stories de una cuenta pública de uno de ellos. (Instagram)

El segundo hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, que había militado en las filas infantiles del Barça (equipo de su padre) y después en Esplugues de Llobregat, siempre ha sido un apasionado del balonmano. No en vano todas las escuelas en las que han estudiado los Urdangarin de Borbón han tenido el balonmano entre sus deportes estrella, como el Liceo Francés de Barcelona, donde los hermanos practicaban este deporte, en el que Pablo ha sido siempre quien más ha destacado.

Con los estudios terminados

Sus inicios semiprofesionales fueron el año pasado en Bergdorf, localidad de la municipalidad de Hannover, donde el joven pudo adentrarse en el mundo que le apasiona y de paso alejarse de los problemas familiares. Con los estudios terminados en la Ecolint de Ginebra, donde siguen viviendo sus hermanos pequeños, y un curso en EEUU, Pablo pudo sacudirse sus males.

LEA MÁS: Pablo Urdangarin, el hijo más apegado a su padre

El rey Juan Carlos, la reina Sofía, la infanta Cristina y Claire Liebaert, el sábado en Hannover. (Cordon Press)
El rey Juan Carlos, la reina Sofía, la infanta Cristina y Claire Liebaert, el sábado en Hannover. (Cordon Press)

Un grupo, una piña

Sus compañeros de equipo eran jóvenes como él, algunos alemanes y otros de países como Gran Bretaña e Italia, e hicieron piña. Extremo derecho, las crónicas de sus encuentros destacaban el buen hacer de Pablo, quien ha logrado ascender y fichar por un equipo superior, el Nantes, uno de los mejores de la liga francesa, donde parte del staff es español.

Pablo Urdangarin, con sus amigos en la playa en una foto de un perfil abierto. (Instagram)
Pablo Urdangarin, con sus amigos en la playa en una foto de un perfil abierto. (Instagram)

Los jóvenes solían viajar juntos, organizaban fiestas y escapadas a zonas cálidas, y siempre han tratado a Pablo como a uno más, algo que en España fue difícil de lograr en los últimos años que vivieron aquí. Incluso pudo practicar esquí con sus compañeros, con quienes viajó al Tirol en varias ocasiones. Hay muchas imágenes en internet, fotografías que no reproducimos por privacidad, en las que se ve a Pablo pasarlo bien con sus amigos. Y como buen integrado en Alemania, aparece con una cerveza en la mano.

Grande de España

Al segundo de los hermanos le gusta el tenis y el esquí, deportes que ha practicado desde pequeño. A diferencia del resto, el último año de Bachillerato lo cursó fuera, en una escuela de Estados Unidos, algo que el mayor, apegado a la familia, prefirió no hacer (Juan Urdangarin estudia en una Universidad de Essex). Bautizado como Pablo Nicolás Sebastián de Todos los Santos, tiene el título de grande de España y tratamiento de excelencia.

"Pablo siempre había sido un fan del balonmano como su padre y jugaba en el equipo del cole. Siempre fue un chaval reservado y tranquilo, sobre todo si lo comparabas con Miguel, que era un gamberrillo", cuenta un amigo de la familia en su etapa barcelonesa.

Pablo e Iñaki Urdangarin en un partido de balonmano. (EFE)
Pablo e Iñaki Urdangarin en un partido de balonmano. (EFE)

Ese carácter reservado se ha ido endureciendo con el tiempo. Lo cuentan desde el círculo del matrimonio: "Pablo es un tío que sabe lo que quiere, un tipo duro, a la fuerza". Listo y tenaz, ha sabido abstraerse de los problemas y "demostrarle a su padre, que es su ídolo, que sigue estando allí". Ha visitado al exduque en prisión y siempre que puede le hace llegar mensajes de apoyo y de amor. Porque su padre es también su héroe.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios