El ingrediente secreto (e imprescindible) en la dieta de Meghan Markle
  1. Casas Reales
LA DUQUESA VEGANA

El ingrediente secreto (e imprescindible) en la dieta de Meghan Markle

La duquesa de Sussex mantiene una rutina de alimentación y ejercicio bastante estricta, dando especial importancia al desayuno, en el que no falta uno de los llamados 'superalimentos'

placeholder Foto: La duquesa de Sussex, en una imagen de archivo. (Reuters)
La duquesa de Sussex, en una imagen de archivo. (Reuters)

Mucho yoga y una dieta en la que hay algunos ingredientes prohibidos, al menos de lunes a viernes. Son dos pilares del sistema que sigue Meghan Markle para mantener su delgada figura, incluso después del embarazo, por el que ganó bastantes kilos, cambiando la silueta menuda a la que estábamos acostumbrados. Pero, frente a los alimentos que procura no comer, hay uno que no falta en su menú diario y que se ha convertido en un imprescindible para los nutricionistas por sus múltiples propiedades.

Hablamos del açaí, uno de los considerados 'superalimentos'. Su origen lo encontramos en Brasil, especialmente en regiones cercanas al Amazonas, donde es consumido desde hace siglos por los indígenas, ya que además de tener propiedades antioxidantes, vitaminas, ácidos grasos y fibra, se empleaba como medicamento natural para tratar enfermedades. Unas características que Meghan Markle no ha pasado por alto y que incluye cada día en su desayuno, bien mezclado en un cóctel de frutas, en porridge (una especie de papilla de leche y avena) o como smoothie.

placeholder Meghan Markle, en una cita relacionada con el libro de cocina que prologó. (Reuters)
Meghan Markle, en una cita relacionada con el libro de cocina que prologó. (Reuters)


Pero no es el único truco para mantener su forma física. Aunque se da algún caprichito -no muchos-, los deja para los fines de semana. De lunes a viernes sigue una dieta vegana estricta: ni carne, ni huevos, ni ningún otro alimento de procedencia animal. También procura no ingerir demasiado gluten, una opción por la que se decantó hace años y que le ha servido para tener más energía y lucir una piel mejor. Además, procura comer siempre en casa. Cuando no puede, esquiva los mariscos y carne poco hecha para evitar intoxicaciones -una costumbre adquirida de Isabel II-.

Sus grandes perdiciones son las patatas fritas y la pasta, pero los restringe al máximo: solo muy de vez en cuando y los fines de semana, al igual que una copa de vino, otras de sus debilidades. Su capricho diario son los snacks, que va variando, pero todos dentro de una lista de alimentos saludables, como la zanahoria, el humus, el aguacate, los frutos secos o las uvas. En resumen, una alimentación equilibrada y basada en las frutas y verduras de todo tipo que, junto al yoga, hace que no tema meterse en ajustadísimos vestidos o faldas lápiz, una de sus prendas fetiche.

placeholder La duquesa de Sussex, el pasado octubre. (Reuters)
La duquesa de Sussex, el pasado octubre. (Reuters)

Meghan Markle
El redactor recomienda