Los secretos encontrados en Tatoi, la residencia griega en la que se crio la reina Sofía
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL

Los secretos encontrados en Tatoi, la residencia griega en la que se crio la reina Sofía

Pistas de tenis, tiendas, restaurantes y un centro de convenciones completarán este ambicioso proyecto que se estima costará alrededor de 93,5 millones de euros

Foto: La familia real griega, en Tatoi. (Alamy)
La familia real griega, en Tatoi. (Alamy)

Situado en el monte Parnitha, a menos de una hora en coche del centro de Atenas, en una zona rodeada de bosques, ríos y abundante vida silvestre se alza el Palacio Real de Tatoi, en una finca de 4.500 hectáreas y residencia veraniega de la familia real griega desde la década de 1880. Cuando Jorge I, fundador de la dinastía, adquirió la propiedad en 1871 por 300.00 dracmas -unos 800 euros-, solo contaba con algunos edificios dispersos.

La construcción de la residencia principal comenzaría en el año 1872, y sería levantada a imagen y semejanza del palacio de Peterhof, propiedad del zar Alejandro II de Rusia y tío de la reina Olga. El palacio fue testigo de muchos eventos importantes como el nacimiento de Jorge II en 1890 o el juramento del Gobierno de Eleftherios Venizelos en 1915. En 1948, Tatoi se convertiría en la residencia permanente de la Casa Real helena en detrimento del Palacio Real, hoy Palacio Presidencial de la plaza de Syntagma, en el centro de la capital griega.

placeholder El palacio de Tatoi. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)
El palacio de Tatoi. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)

Sin embargo, en 1967 fue confiscado por la Junta de los Coroneles tras un golpe de Estado y el contragolpe fallido del rey Constantino II que terminó con la salida del país de la familia real. Tras el final de la dictadura, el Estado griego se apropió de la finca en 1973, después de un referéndum que abolía la monarquía. A partir de entonces, la finca entró en un prolongado periodo de abandono y decadencia.

Finalmente, y después de más de cinco décadas y un tira y afloja con la familia real en el exilio, el Gobierno conservador de Kyriakos Mitsotakis anunció su intención de devolver al palacio su esplendor perdido. El proyecto de renovación, encabezado por la ministra de Cultura, Lina Mendoni, convertirá el palacio en un museo en el que se exhibirán las posesiones de la familia real, y otro de los edificios que componen la finca se convertirá en un lujoso hotel y spa de cinco estrellas. Las vastas propiedades del terreno que albergaban los jardines y las tierras agrícolas también volverán a la vida después de años de deterioro con la realización de diversas actividades como producción de vino, aceite de oliva, queso y miel.

La antigua casa del guardabosques funcionará como primer centro de Información para los visitantes. Según la ministra de Cultura, la intención es la de “restaurar este edificio en su forma original”. Pistas de tenis, tiendas, restaurantes y un centro de convenciones completarán este ambicioso proyecto que se estima costará alrededor de 93,5 millones de euros y se verá finalizado en 2023.

placeholder La casa del guardabosque. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)
La casa del guardabosque. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)

La mayoría de los edificios de la finca han sufrido daños severos debido tanto a las condiciones climáticas como al vandalismo. El Gobierno griego invertirá alrededor de 1,4 millones de euros solo en la restauración del palacio. Ya se han llevado a cabo las obras de impermeabilización del techo, el revestimiento de protección de los suelos de madera del interior del edificio y la tala de árboles considerados peligrosos que ya en el pasado produjeron daños en algunos de los edificios por la caída de algunos de ellos provocados por la lluvia y el fuerte viento.

Los operarios abrieron el edificio denominado como el Establo de Jorge I, cerrado desde finales de 1967, y se encontraron con muebles y multitud de objetos empaquetados en cajas apiladas que se alzaban hasta el techo. Entre los muebles de la época, lámparas, alfombras y diversas obras de arte, se hallaron documentos, fotografías, juguetes y algunas cajas de vino de los años cincuenta que fueron transportados a un área de almacenamiento moderna para su limpieza y restauración. Además de muebles, artesanías y textiles, también salieron a la luz un total de setenta maletas y baúles que se cree pertenecen a la reina Federica, reina consorte de Grecia de 1947 a 1964 y abuela materna del rey Felipe VI.

placeholder  El interior de Palacio. (Vanitatis /  Ministerio de Cultura de Grecia)
El interior de Palacio. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)

Escondidos detrás de las cajas en el Establo, había 12 carruajes que fueron calificados como uno de los hallazgos recientes con más valor histórico de la finca. Entre los elegantes carruajes tirados por caballos encontrados, estaba el que fue utilizado durante la boda de la princesa Sofía de Grecia, hija de Pablo I, con el futuro rey de España, Juan Carlos de Borbón, en sus nupcias en Atenas en 1962. El carruaje fue comprado por el rey Jorge I, alrededor de 1871, y remodelado pintando sobre los escudos de armas franceses que decoraba el vehículo los de la dinastía real griega (hasta entonces el carruaje había sido propiedad del príncipe Enrique, conde de Chambord). También se encontró el carruaje abierto utilizado en la boda de Constantino II, último rey de Grecia, con Ana María de Dinamarca en 1964.

Tras una fase inicial de limpieza, reparación mecánica, pintura y tapicería, fueron trasladados de nuevo a Tatoi, donde se expondrán en el Museo de Carruajes y Automóviles Reales junto a los ocho automóviles que fueron propiedad de la familia real y que fueron encontrados hace unos meses. Entre los vehículos está un Rolls-Royce Phantom III de 1938, un ejemplo excepcional del lujo de la época, o dos MG TD de 1952.

placeholder Un juguete encontrado en Tatoi. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)
Un juguete encontrado en Tatoi. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)

En septiembre de 2020, el cementerio real, donde se encuentran enterrados al menos veinte miembros de la dinastía real griega desde 1880 y un total de cinco reyes (Jorge I, Alejandro de Grecia, Constantino I, Jorge II y Pablo de Grecia, padre de la emérita reina Sofía), fue víctima de un acto de vandalismo y las tumbas de Pablo y Federica fueron dañadas. El Gobierno anunció y procedió de inmediato a su reparación.

placeholder El carruaje. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)
El carruaje. (Vanitatis / Ministerio de Cultura de Grecia)
Palacio
El redactor recomienda