Cristina de Borbón-Dos Sicilias, nexo entre los Urdangarin y los Reyes y fan de las diademas
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Cristina de Borbón-Dos Sicilias, nexo entre los Urdangarin y los Reyes y fan de las diademas

Discreta como la que más, Cristina es el nexo que une a los Reyes con los exduques de Palma, ya que mantiene con ambas parejas una estrecha relación

placeholder Foto: Cristina de Borbón-Dos Sicilias. (Gtres)
Cristina de Borbón-Dos Sicilias. (Gtres)

Es fácil reconocerla, especialmente cuando se junta con sus otras hermanas, a las que se parece mucho físicamente, sobre todo a Paloma. Sin embargo, Cristina de Borbón-Dos Sicilias siempre lleva sobre su cabeza un complemento que la caracteriza: hablamos de la diadema. La hermana del duque de Calabria siente pasión por ellas y siempre las luce, tanto en su día a día como en sus eventos más formales, como son, por ejemplo, los Premios Princesa de Asturias.

Pero si esas diademas hablaran... podrían contarnos los entresijos de dos de las familias más relevantes del país: los Borbón Ortiz y los Urdangarin Borbón. Discreta como la que más, Cristina es el nexo que une a los Reyes con los exduques de Palma, ya que mantiene con ambas parejas una estrecha relación, siendo una unión tras el distanciamiento, al menos público, que ha existido tras Nóos entre los hermanos y cuñados.

placeholder Los hermanos Borbón-Dos Sicilias. (Getty)
Los hermanos Borbón-Dos Sicilias. (Getty)

Primogénita del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, primo del rey Juan Carlos y uno de sus grandes confidentes a lo largo de su vida, y de Ana de Orleans, Cristina es la mayor de cinco hermanos. Le siguen en edad Paloma, casada con el archiduque Simeón de Habsburgo-Lorena y residente en Liechtenstein con sus cinco hijos; Pedro, actual duque de Calabria, pretendiente al trono de las Dos Sicilias, casado con Sofía Landaluce y padre de siete hijos; Inés, que es artista y reside en Italia con su marido, un noble napolitano, y sus dos hijos; y Victoria, que vive en Grecia con su marido, el armador Markos Nomikos y sus tres hijos.

Felipe VI y sus hermanas crecieron en Zarzuela contando con la presencia continúa de los primos Grecia, los Gómez-Acebo, los Zurita y, aunque más lejanos genealógicamente, los Borbón-Dos Sicilias. De ahí que entre ellos se creara un vínculo muy fuerte, que en el caso de Cristina se fortaleció con su matrimonio en 1994 con Pedro López-Quesada, en el que tanto Felipe VI como Iñaki y la Infanta encontraron también un apoyo. Un hombre de negocios que pronto se convirtió, como su mujer, en confidente real.

placeholder Cristina, con la Infanta e Irene Urdangarin. (Gtres)
Cristina, con la Infanta e Irene Urdangarin. (Gtres)

Tal era la amistad entre todos que fue López-Quesada el encargado de organizar la despedida de soltero de Felipe -aunque finalmente no se celebró a causa del 11M-, y Victoria, la hija mayor de Cristina y Pedro, actuó como dama de honor en la boda de los entonces Príncipe de Asturias. Quizá esa manera de ser tranquila, discreta y con pocas ganas de protagonismo han hecho que la ahora Reina, poco dada a intimar con los 'primos' de su marido, los considere sus amigos, sobre todo a Cristina, con la que la hemos visto desde disfrutando de un concierto de Alejandro Sanz, en 2010, hasta viendo la cabalgata de los Reyes Magos en 2013 junto a Leonor, Sofía y Pedro, benjamín del matrimonio Lopez-Quesada Borbón-Dos Sicilias.

En el caso de los Urdangarin, Pedro es padrino de bautizo de Irene, lo que deja claro su cercanía, y su mujer viajaba habitualmente a Suiza para mostrarle su apoyo a la familia en sus peores momentos. Cuando el matrimonio Urdangarin tuvo que viajar a Palma desde Zúrich en 2016 para estar presentes como imputados en la apertura del juicio por el caso Nóos, quien se quedó en el domicilio familiar de Ginebra al cuidado de los cuatro hijos fue ella, la prima discreta. Se encargaba de organizar la casa, los horarios, la vida doméstica y, sobre todo, de que los niños Urdangarin se sintieran más arropados.

La otra cara de López-Quesada

Pero el nombre de Pedro López-Quesada también ha sido protagonista de controvertidas noticias. En 2012, regularizó junto a sus hermanos y su padre parte de la fortuna que su madre tenía oculta en una cartera de valores en Suiza y una sociedad offshore radicada en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes. En total, la familia legalizó más de un millón de euros tributando solo el 0,1%, gracias a la amnistía fiscal aprobada por Rajoy, a la que también se acogió la propia Cristina de Borbón-Dos Sicilias, una maniobra legal para la que ayudaron sus estudios de finanzas y su MBA por la Universidad de Houston.

Asimismo, López-Quesada apareció en el curso de Nóos cuando se filtraron algunos correos privados que se había cruzado con el exjugador de balonmano, en los que se burlaban de Markos Nomikos, armador griego casado con Victoria de Borbón-Dos Sicilias, hermana de Cristina, y, por tanto, cuñado de Pedro.

placeholder Rosario Nadal, los exduques de Palma y Pedro López-Quesada, en el bautizo de Irene Urdangarin. (Getty)
Rosario Nadal, los exduques de Palma y Pedro López-Quesada, en el bautizo de Irene Urdangarin. (Getty)
Cristina de Borbón Dos Sicilias
El redactor recomienda