Las contradicciones (y mentiras) demostrables de la entrevista de Harry y Meghan
  1. Casas Reales
Fact check

Las contradicciones (y mentiras) demostrables de la entrevista de Harry y Meghan

La pareja se mostró muy abierta y cercana, compartiendo sus sentimientos, pero ¿fueron sinceros en sus respuestas?

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

La emisión de la entrevista que Oprah Winfrey hizo a los duques de Sussex ha sido uno de los momentos más esperados de las últimas semanas. Días antes habíamos podido ver y escuchar algunos detalles de lo que la pareja planeaba contar, pero nada hacía pensar que se mostrarían tan abiertos, pero ¿han sido del todo sinceros?

Si bien compartieron muchos sentimientos e impresiones, decepciones y miedos, Harry y Meghan también narraron algunos hechos que son de dominio público y que contradicen versiones anteriores de la historia, incluso algunas contadas por ellos mismos.

Por ejemplo, Meghan aseguró durante su entrevista con Oprah que no había buscado nada sobre la familia de Harry en internet, que no sabía lo que suponía formar parte de la familia real. Sin embargo, tal y como afirman desde ‘The Daily Mail’, donde han hecho un exhaustivo estudio sobre la entrevista, en la biografía de la pareja, ‘Finding Freedom’, se dice que antes de su primera cita, ambos “hicieron los deberes”.

Si bien la pareja siempre ha subrayado que ellos no habían intervenido en la escritura de este libro, los autores señalan que está muy bien documentado y que recurrieron a fuentes muy cercanas a la pareja para poder escribirlo sin faltar a la verdad. Sin embargo, tras la entrevista, tenemos dos versiones de esta historia, ¿le buscó en internet antes de conocerse o no?

Otra de las historias de las que probablemente nunca sabremos la verdad es la comentada discusión que existió entre Kate Middleton y Meghan Markle pocos días antes de la boda. Hasta ahora pensábamos que había sido la duquesa de Cambridge, que acababa de dar a luz poco antes a su tercer hijo, quien había terminado llorando.

La versión de Meghan es la opuesta, pues cuenta que fue Kate quien la hizo llorar a ella e incluso matiza que se disculpó después, mandándole unas flores y una nota. Imposible comprobar quién dice la verdad, por lo que puede que nunca descubramos qué pasó entre ellas realmente.

Otra historia de la que hemos recibido varias versiones es la relacionada con su financiación. Ahora exponen que la familia real retiró los fondos. Sin embargo, hasta la fecha, la versión oficial decía que querían ser económicamente independientes, tal y como recalcaban en el comunicado oficial firmado por ellos en el que anunciaban que se alejaban de la familia.

¿Es verdad que desde Palacio mintieron para proteger a otros miembros de la familia, pero no dijeron la verdad para cuidarles a ellos? Algunos corresponsales declaran para 'The Daily Mail' que muchas historias sobre ellos no llegaron a publicarse porque en Palacio les confirmaron que no eran ciertas.

Resulta imposible saber qué hay de cierto en las acusaciones de racismo o cuando Meghan afirma que no encontró apoyo tras manifestar que no quería seguir viviendo. No hay pruebas que las avalen, pero tampoco que las contradigan, por lo que tendremos que esperar para conocer el resultado de las investigaciones que tratan de verificarlas.

No obstante, sí hay otras cosas que son más sencillas de comprobar. Por ejemplo, hablando de Archie, especificaban que no tenía derecho a ser príncipe y apuntaban que esta diferencia de trato frente a sus primos podría estar relacionada con el color de su piel, que había preocupado a algunos miembros de la familia antes de su nacimiento.

Lo cierto es que el hijo de Harry nunca tuvo la posibilidad de ser príncipe, por lo menos hasta que el abuelo Carlos acceda al trono. Desde hace más de 100 años se estableció que solo los vástagos de la realeza que estuvieran en línea directa de sucesión podrían ser considerados príncipes; eso sí, Archie recibiría el título de Su Alteza Real.

Esto último también está relacionado con otra de sus afirmaciones, porque Harry y Meghan dijeron que su hijo no tenía protección 24 horas porque no era considerado príncipe. Sin embargo, no es cierto, pues ser miembro de la familia real no da derecho esto. Es el caso de las princesas Beatriz y Eugenia, cuya seguridad no depende del Estado.

Este no es el único dato que el medio se ha encargado de confirmar (o más bien desmentir), también han querido saber si, tal y como la pareja relató, podían haberse casado tres días antes del enlace porque querían una ceremonia que fuera solo para ellos, sin que todo el mundo estuviera mirando.

Esto puede ser cierto, pero de haberse producido así, uno de los dos enlaces tuvo que ser un mero intercambio de votos, no una boda como tal. Al parecer, una pareja legalmente casada no podría volverse a casar a no ser que existieran dudas sobre la validez del primer matrimonio.

placeholder Meghan con su madre, con quien sí tiene una relación cercana. (Getty)
Meghan con su madre, con quien sí tiene una relación cercana. (Getty)

Meghan también tuvo palabras para su familia, señalando que llevaba casi 20 años sin ver a su hermana Samantha, un pequeño error de cálculo porque hay imágenes que las sitúan juntas hace solo 13 años en una graduación.

¿Ha perdido Meghan la relación con su padre por culpa de la prensa? ¿Es cierto que no la dejaban salir de palacio para quedar con sus amigas o que le retiraron su pasaporte y su carnet de conducir? Sin duda, esta entrevista abre más incógnitas de las que despeja.

Príncipe Harry
El redactor recomienda