Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco, presume de novio con un look revolucionario
  1. Casas Reales
PRINCIPADO MONEGASCO

Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco, presume de novio con un look revolucionario

Pauline se mostró muy cariñosa con su novio, Maxime Giaccardi, en un evento benéfico. Llevaba un look de su propia firma, que aboga por traspasar las barreras de género

placeholder Foto: Pauline Ducruet, con su novio. (CP)
Pauline Ducruet, con su novio. (CP)

Pocas veces tenemos la oportunidad de ver a una royal así de natural y despreocupada, pero los Grimaldi son cosa aparte. Si hace unas semanas Carlota Casiraghi nos sorprendía cantando en un desfile de Chanel, firma de la que es embajadora e imagen, ahora es su prima Pauline Ducruet quien nos conquista mostrando su lado más romántico en público. La segunda hija de la princesa Estefanía y Daniel Ducruet asistió a un desfile de moda benéfico en Mónaco, en favor de los niños discapacitados. No estaba sola, la acompañaba su novio, Maxime Giaccardi, con quien mantiene una relación estable de varios años y del que sigue perdidamente enamorada.

Risas, carantoñas, besos… La pareja regaló a los presentes (fotógrafos incluidos) todo un repertorio de imágenes cariñosas durante el evento demostrando su sintonía. Él es un bróker en temas inmobiliarios con empresa propia, que vive a caballo entre Mónaco y Nueva York. Solo hay que leer las palabras que le dedicaba en Instagram a Pauline hace unos días por la celebración de su 27 cumpleaños para morirnos de amor: “Felicidades a esta pequeña tormenta, mi mejor amiga y el amor de mi vida”.

placeholder Pauline Ducruet. (CP)
Pauline Ducruet. (CP)

Parece que lo suyo es para siempre, aunque de momento no hay noticias sobre un compromiso o futura boda. Pese a pertenecer a la familia real monegasca, la sobrina del príncipe Alberto lleva una vida bastante alejada del ojo público, carente de responsabilidades institucionales y muy centrada en su carrera como diseñadora. Precisamente en este acto benéfico lucía un look diseñado por ella misma, en tono champán, consistente en un traje de chaqueta oversize con blazer desflecada, cuyo precio es de 1.000 euros, y unas sandalias metalizadas. Pertenece a la firma que lanzó en el año 2018 con el nombre de Alter Designs y que tiene como particularidad que busca revolucionar el concepto del diseño traspasando las barreras de género.

Es decir, sus prendas son unisex y su lema muy revelador: “Transformar la ropa, trasformar la sociedad”. Pauline, que estudió moda en la universidad de Parsons, está decidida a cambiar las cosas y así lo explica en la historia de su tienda online: “Es una marca visionaria nacida para abrazar e inspirar la libertad de uno mismo. De naturaleza progresiva, ponible y lúdica, Alter no existe para definir el género, sino que trasciende la individualidad. Una etiqueta responsable, la sensibilidad de Alter celebra el respeto, la tolerancia, la libertad de expresión y el amor”. Ha confesado incluso que siempre le gustaron las prendas masculinas: “Yo era bastante tomboy cuando era niña y siempre pedía ropa prestada a mis amigos. Me encanta una buena camisa de hombre”.

Sus diseños de líneas minimalistas y formas amplias tienen precios de rango medio; un vestido ronda los 700 euros. Ella misma es su mejor embajadora, pues, como hacen otras diseñadoras, suele vestir su propia ropa. Y, por supuesto, cuenta con apoyo familiar: su madre, la princesa Estefanía, también ha lucido sus creaciones en varios actos públicos y no se pierde un desfile o presentación de la marca. También su hermana pequeña, Camille Gottlieb, que el año pasado, durante el pase de Alter Designs en París, llevó un vestido dorado de la firma. Incluso Carlota Casiraghi ha dado visibilidad a alguno de sus diseños. ¡Las Grimaldi están unidas en torno a este proyecto con el que Pauline pretende destacar y ofrecer una nueva visión de la moda!

Pauline Ducruet Estefanía de Mónaco
El redactor recomienda