La reaparición de Charlène tras sus problemas de salud: feliz y en familia
  1. Casas Reales
MUY RECUPERADA

La reaparición de Charlène tras sus problemas de salud: feliz y en familia

Una vez más, el look de Charlène vuelve a romper moldes. En él destacan su característico pelo rapado y un llamativo pendiente de gran tamaño, ojo y con forma de atrapasueños

Foto: Charlène con su marido, sus hijos y sus sobrinos. (IG)
Charlène con su marido, sus hijos y sus sobrinos. (IG)

Hace unos días, la princesa Charlène de Mónaco era una de las grandes ausentes en una de sus citas favoritas, el Gran Premio de Fórmula 1. El motivo fue una infección ORL.

"De viaje por el continente africano en el marco de una misión de conservación de la fauna, S.A.S. la princesa Charlène sufre una infección ORL que no le permite viajar. Lamentablemente, no podrá asistir al Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco", comunicaron entonces desde Palacio.

placeholder Charlène de Mónaco en una imagen de archivo. (Reuters)
Charlène de Mónaco en una imagen de archivo. (Reuters)

Se trataba de una infección que le afectaba tanto a los oídos como a las vías respiratorias. Pero ahora, la esposa de Alberto de Mónaco ha reaparecido ya recuperada y lo ha hecho rodeada de su familia.

Este mismo viernes, Chàrlene hacía pública una fotografía en redes sociales en la que aparece celebrando de manera íntima y familiar el cumpleaños de su sobrina, Aiva Grace. "¡Feliz quinto cumpleaños, Aiva! Con amor, tía Charlène", escribió junto ala imagen compartida en su cuenta de instagram. Aiva, que es hija del hermano pequeño de Chàrlene, Sean Wittstock, y de Chantell, esposa de este, disfruta en la imagen de la compañía de sus padres y su hermano, Raigen, su tía Chàrlene, Alberto de Mónaco y sus primos, el príncipe Jacques y la princesa Gabriella.

Una enorme tarta con una vela que espera encendida para ser soplada por la homenajeada, aparece sobre una mesa que toda la familia rodea mientras cantan el cumpleaños feliz a la pequeña. Aiva, con una enorme sonrisa en su rostro, mira emocionada a su tía Charlène, quien le devuelve, cómplice, la sonrisa.

Una vez más, el look de Charlène vuelve a romper moldes. la princesa de Mónaco luce su característica melena rapada, un cómodo jersey de cuello vuelto en color gris y un llamativo pendiente de gran tamaño en color rojo y con forma de atrapasueños.

Aunque Charlène tuvo que posponer su regreso a Mónaco por motivos de salud, pudo llegar a tiempo para disfrutar, recuperada, del cumpleaños de su sobrina. A pesar de las complicaciones vividas en sudáfrica, la princesa se mostró encantada y satisfecha con todo lo vivido durante su viaje: "Esta experiencia me conmovió. Me puse en contacto con personas increíbles y hablé con rastreadores locales y unidades de lucha contra la caza furtiva, todos ellos con una increíble pasión por la protección de nuestros rinocerontes y nuestro medio ambiente", explicó.

El redactor recomienda