Isabel II no es la única: royals que no beben (o dejaron de beber) alcohol
  1. Casas Reales
PRIORIZAN LA SALUD

Isabel II no es la única: royals que no beben (o dejaron de beber) alcohol

Los médicos han recomendado a la reina Isabel que deje de beber alcohol, pero hay miembros de la realeza que, por elección u obligación, así lo hicieron antes

Foto: La reina Letizia brinda con el presidente surcoreano Moon Jae-in. (EFE/Ballesteros)
La reina Letizia brinda con el presidente surcoreano Moon Jae-in. (EFE/Ballesteros)

La salud de la reina Isabel II tiene a medio planeta en vilo. Las últimas imágenes de la monarca han tranquilizado a sus súbditos, ya que se le ha podido ver conducir su coche sin necesidad de chófer por las inmediaciones del castillo de Windsor, pero esto no implica que sus médicos levanten las recomendaciones que le han ido haciendo a lo largo del tiempo para mantenerse en buen estado. Una de las más recientes y sonadas la de dejar de tomar alcohol, algo a lo que la madre del príncipe Carlos estaba acostumbrada y era casi una tradición en la familia real británica.

Concretamente, Isabel II era una aficionada a tomar martinis por la noche, pero según fuentes cercanas indicaban al ‘Daily Mail’ consumía hasta cuatro bebidas alcohólicas diferentes. Aunque no es la única royal que ha tenido que dejar de beber alcohol por motivos de salud, de reputación o por un cambio de vida.

El príncipe Harry

placeholder Los duques de Sussex, durante su viaje por Sudáfrica. (EFE)
Los duques de Sussex, durante su viaje por Sudáfrica. (EFE)

Durante su etapa de juventud, el príncipe Harry se situó en el centro de la polémica, en más de una ocasión, por las fiestas a las que asistía y las fotografías en las que aparecía visiblemente ebrio. Sin embargo, todo cambió cuando conoció a Meghan Markle y le dio el 'sí, quiero'. La que fuese protagonista de 'Suits' estaba acostumbrada a llevar una vida mucho más sana, marcada por la alimentación saludable, la actividad física y los mínimos excesos posibles.

De esta forma, hace unos años se conocía que Meghan habría animado al príncipe Harry a dejar completamente las bebidas alcohólicas e, incluso, otras con componentes adictivos como el té o el café. Por si todo esto fuese poco, a esta abstemia voluntaria habría que sumarle su creciente afición por el yoga y la meditación.

Ernesto de Hannover

placeholder Ernesto de Hannover, junto a sus hijos Ernesto y Christian. (Gtres)
Ernesto de Hannover, junto a sus hijos Ernesto y Christian. (Gtres)

El caso de Ernesto de Hannover es bien diferente al de cualquier otro royal. Su relación con el alcohol le ha llevado a desarrollar un auténtico problema por el que ha tenido que ingresar en distintas clínicas de desintoxicación, la última el pasado mes de junio. De hecho, este alcoholismo le ha causado problemas con la ley como, por ejemplo, cuando fue condenado a 10 meses de prisión en régimen de libertad condicional por un tribunal austriaco, que además le prohibió el alcohol.

Amante de la fiesta, sus actitudes violentas y comportamientos agresivos le han hecho acaparar titulares en más de una ocasión y, aunque hace no mucho protagonizaba una pelea con su actual pareja, Claudia Stilianopoulos, hija de la recordada Pitita Ridruejo, en una terraza madrileña, parece que no ha vuelto a acudir a ningún centro especializado desde este verano, así que podría haber aparcado el alcohol a un lado definitivamente.

Rania de Jordania

placeholder La reina Rania de Jordania brinda con el rey Felipe de Bélgica. (EFE)
La reina Rania de Jordania brinda con el rey Felipe de Bélgica. (EFE)

La sharia o ley islámica prohíbe el consumo de alcohol en todo país musulmán y Jordania es uno de ellos. Por esta razón, aunque sí hemos podido ver brindar a la reina Rania con vino en alguna que otra ocasión (sobre todo fuera de su país), no es algo que haga de manera habitual siendo fiel a los dogmas que impone su religión, así como a su propio bienestar.

Se trata de una de las royals más centradas en la actividad física, a la que le encanta el running, entre otras disciplinas, y el consumo frecuente de bebidas alcohólicas no haría más que empeorar su estado físico, por el que la mujer de Abdalá II se ha mostrado siempre muy preocupada.

La reina Letizia

placeholder Martín Vizcarra, entonces presidente de Perú, brinda con la reina Letizia. (EFE)
Martín Vizcarra, entonces presidente de Perú, brinda con la reina Letizia. (EFE)

Amante de la vida sana, la reina Letizia desveló, casi por error, que no toma alcohol. Fue en 2015, con motivo de su visita a la Academia de Artillería de Segovia donde tuvo lugar un brindis por el Rey con vino. Entonces, una conversación entre ella y uno de los militares presentes confirmó: "Ahora soy abstemia completamente".

De hecho, son escasos los brindis en los que hemos podido verla acercar su copa a la boca y se limita a olerla o emular un gesto parecido, mientras todo el mundo bebe. La polémica siempre ha rodeado a este hecho y no pocos la critican por incumplir el protocolo, algo de lo que ella es perfectamente sabedora y prefiere hacerlo así, para que no afecte a su salud.

Príncipe Harry
El redactor recomienda