Logo El Confidencial
Los Beckham de la política mundial

Los Clinton: Hillary se lleva los flashes, mientras Bill los dólares

Ella es la mujer del momento en EEUU. Su estrella política asciende. Mientras, su marido se ha convertido en el tercer conferenciante mejor pagado del mundo

Foto: Hillary y Bill Clinton, en una imagen de archivo (Reuters)
Hillary y Bill Clinton, en una imagen de archivo (Reuters)

Ni Beyoncé ni Miley Cyrus ni Angelina Jolie. La mujer del momento en EEUU es Hillary Clinton. Acaba de anunciar que se postulará como líder del partido demócrata para suceder a Barack Obama en el Despacho Oval y ocupa todos los titulares. No se esconde: tras ser primera dama, senadora y secretaria de Estado, cree llegado el turno de ocupar la Casa Blanca. Los platós hierven de analistas desgranando sus posibilidades y comienzan a publicarse biografías apresuradas. Mientras tanto, ¿qué hace su marido? ¿En qué ha estado ocupado Bill Clinton desde que él salió de la Administración para dejar paso a su esposa?

El matrimonio en un acto público (Reuters)
El matrimonio en un acto público (Reuters)

En ganar dinero. William J. Clinton (Arkansas, EEUU, 1946) ha estado razonablemente ocupado amasando alrededor de 106 millones de dólares (unos cien millones de euros al cambio actual) en conferencias desde que fue relevado por George W. Bush. Además, su pensión como expresidente es de algo más de 150.000 euros, sin contar su oficina, escoltas y asistentes. Lo que supone otros dos millones largos de euros, a los que debemos sumar inversiones inmobiliarias no cuantificadas y casi 30 millones más por su autobiografía Mi vida (Random House, 2004), récord mundial de ventas en un solo día, y Giving (Knopf, 2007).

Pocas semanas después de expirar su mandato, el 20 de enero de 2011, Clinton se puso en manos de la agencia Harry Walker, líder mundial en speakers gama estratosférica y en cuya cartera se encuentran también Noor de Jordania, Henry Kissinger, Jean Claude Trichet, Al Gore, Ehud Barak, Kofi Annan, Bono (el de U2, desde luego), Shaquille O’Neal, Edward Norton y Arnold Schwarzenegger, entre otros. Su agente dijo al Washington Post que las ofertas comenzaron a amontonarse “como aviones en el aeropuerto de La Guardia en un día de bruma”.

710.000 euros por una conferencia

Hoy Bill Clinton es el segundo conferenciante mejor pagado del mundo, con un promedio de 185.000 euros por discurso, según Bloomberg. Más o menos, 40.000 euros más que Jeb Bush, Colin Powell y Madeleine Albright juntos. Clinton ha ofrecido alrededor de 600 conferencias, algunas a precio de amigo (25.500 euros) y otras a precio de jeque, por 710.000. De ahí tan apabullante media que solo consigue superar alguien con torre propia en Nueva York, el empresario Donald Trump. Si Linda Evangelista no se levantaba de la cama por menos de diez mil dólares, el magnate solo abre la boca por un millón y medio.

El expresidente en una conferencia celebrada en Atlanta (Gtres)
El expresidente en una conferencia celebrada en Atlanta (Gtres)

La conferencia más lucrativa de Clinton, la de los 710.000 euros, sucedió en noviembre de 2011. La multinacional sueca de comunicaciones Ericsson juzgó oportuno pagarle al expresidente tan escalofriante cifra por un speech en Hong Kong.

El mejor ejercicio de Clinton, cuyo mandato expiró en enero de 2001, fue en 2012. Ese año dio 72 discursos y se embolsó 16 millones de euros. En una sola semana de gira por Europa ganó casi millón y medio: habló para ejecutivos en Suecia y Austria terminando en una cumbre sobre energía celebrada en el castillo de Praga. Aunque un poco más de la mitad de sus apariciones fueron en EEUU, ha ganado más conferenciando fuera: China, Japón, Canadá y el Reino Unido, principalmente. También en Arabia Saudí y Emiratos. Su patrocinador más habitual, el financiero, aunque también habla sobre energía, ecología e industria biotecnológica. Algunas empresas que han contratado al expresidente también han contado con su esposa: desde que Hillary dejó el cargo como secretaria de Estado, hace poco más de dos años, ha conferenciado como él para Goldman Sachs, BIO y la National Association of Realtors. Chelsea, la hija de ambos, ya ha conseguido fijar en 70.000 euros su caché por discurso.

Un matrimonio unido pese a la adversidad

Los Clinton tienen su domicilio en Chappaqua (Nueva York), aunque la oficina del expresidente está en un ático de 125 St en Harlem, Manhattan. Su otra sede es la Clinton Foundation, creada para la lucha contra el sida, el fomento de la reconciliación racial y étnica, y la superación de la brecha social entre ricos y pobres. Una entidad que ingresó 220 millones de euros en 2012. Entre los hobbies principales del expresidente está el golf, como 10 de sus predecesores y los dos que han venido después. Ha llegado a jugar en España, en el exclusivo club Valderrama de Sotogrande (Cádiz). Incluso le recomienda en televisión al presidente Obama que practique más.

El matrimonio presume de nieto con una imagen oficial (Gtres)
El matrimonio presume de nieto con una imagen oficial (Gtres)

El matrimonio Clinton (Hillary se apellida Rodham) se ha mantenido férreamente unido tras superar juntos el escándalo Lewinsky. Funcionan como una compañía. Algo así como los Beckham de la política mundial. Quizá por eso la candidata a liderar el partido demócrata ha ignorado otros affaires. El portal digital Radar Online lo relaciona con la actriz Liz Hurley en los dos últimos años de su presidencia a partir de una grabación llegada a su redacción, mientras otros tabloides aseguran que ha estado visitando secretamente a la también actriz Gina Gershon en California. Un tercer nombre es el de la exministra canadiense Belinda Stronach. Sin embargo, su amistad más peligrosa no es con una mujer, sino con un proveedor de mujeres: Jeffrey Epstein, empresario condenado por pederastia y organizador de una red de prostitución para magnates. Así lo denunció Virginia Roberts, implicando también a Andrés de Inglaterra.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios