Logo El Confidencial
en el festival de san sebastián

40 años de 'Grease': cuando John Travolta paseó la brillantina por España

La visita de Travolta a nuestro país fue una especie de huracán. Hordas de jóvenes lo recibían como si fuese uno de los Beatles

Foto: Cartel promocional de 'Grease'.(Gtres)
Cartel promocional de 'Grease'.(Gtres)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La han repuesto mil veces en televisión, sus canciones suenan en toda discoteca que se precie y nos sabemos sus bailes de memoria. 'Grease' es como esa vieja amiga que siempre está ahí cuando se la necesita. Estrenada un mes de junio de 1978, hace ahora 40 años, la fiebre que despertó en torno a John Travolta, Olivia Newton John y los años 50 en los que se ambientaba fue histórica. El actor, años antes de ser el fondón protagonista de 'Pulp Fiction' o ser considerado uno de los bastiones de la Cienciología, era entonces el chico más deseado del mundo.

Y quizá por eso, cinco años después del estreno, cuando acababa de rodar 'Staying Alive' (segunda y bizarra parte de 'Fiebre del sábado noche'), la visita de Travolta a nuestro país fue una especie de huracán. Hordas de jóvenes lo recibían como si fuese un Beatle. Los más mayores solo recordaban algo así con la visita del mexicano Jorge Negrete en los años 40.

Travolta desembarcaba en el Festival de San Sebastián, donde se proyectaba 'Staying Alive', con honores de rey. La corte que le acompañaba en el certamen donostiarra era como la de un emperador con el mundo a sus pies. El actor había llegado a la costa española desde Londres en un vuelo privado junto a su padre, su madrastra, dos de sus sobrinos y un peluquero. Había que cuidar aquel tupé que hacía derretirse a las adolescentes.

Fotograma de la película 'Grease'.(Gtres)
Fotograma de la película 'Grease'.(Gtres)

Una hora después de aterrizar en San Sebastián, Travolta y los suyos se dirigieron hacia el restaurante Arzak, una especie de templo de la gastronomía donostiarra en el que mostró su buen comer. Según publicaciones de la época, el actor comió pastel de cabrarroca, revuelto de txangurro, merluza a la koskera y una cuidada selección de postres. El protagonista de 'Grease' ya sufría problemas de sobrepeso y se había puesto a régimen, por lo que su comilona llamó poderosamente la atención de los otros comensales.

[Leer más: el homenaje de Travolta a su hijo en el séptimo aniversario de su muerte]

Pocas horas después se desató la locura. Cuentan que la mayoría de los bañistas de la playa de La Concha volvió la cabeza hacia los azules ojos del actor en cuanto vieron que estaba ofreciendo un posado. No hubo medio español que no quisiera acreditarse y entrevistar a un Travolta que, todo sea dicho, mostró sencillez y humildad.

Travolta junto a Jane Fonda y Fred Astaire en 1979. (Gtres)
Travolta junto a Jane Fonda y Fred Astaire en 1979. (Gtres)

En algunas entrevistas hasta le preguntaron por dos recientes muertes que le habían marcado: la de su madre y la de la actriz Diana Hyland. Las dos habían muerto de cáncer. El bueno de John asentía y contestaba resignado, a la vez que reconocía tener “alma gitana” y hablaba de su afición a volar.

Muchas de aquellas preguntas tenían que ver, por supuesto, con 'Grease'. John Travolta se reafirmó en su amistad con Olivia Newton-John, aseguró que había disfrutado como un niño en el rodaje y que siempre estaría agradecido a un musical que sigue siendo el más taquillero de la historia del cine. Su protagonista volvería a España (entre otras razones, para recibir el Premio Donosti en 2012), pero su impacto nunca sería el mismo que el de aquel otoño del 83 cubierto de brillantina.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios