Carla Bruni: su triángulo amoroso con un padre y un hijo que vuelve a ser actualidad
  1. Celebrities
GRAN POLÉMICA

Carla Bruni: su triángulo amoroso con un padre y un hijo que vuelve a ser actualidad

Raphaël Enthoven, padre de su hijo mayor, ha publicado una novela de marcado carácter biográfico, que ha dolido mucho a su progenitor, que también fue pareja de la cantante

Foto: Carla Bruni, en una imagen de archivo. (Reuters)
Carla Bruni, en una imagen de archivo. (Reuters)

"Ahorra tiempo. Sé perentorio, esnob o dogmático... Pero ahorra tiempo. Equivócate todo lo que haga falta. El instinto tiene ese precio. Encontrarás la grieta y plantarás el estandarte en el corazón palpitante de la vida. Sé estúpido a menudo, genial a veces. Es el rescate del cortador de galletas. Cien estupideces para un aforismo, como brilla un diamante en medio del carbón. Ahorra tiempo, decía mi padre, déjame ahorrarte tiempo". Esta es la sugerencia, un tanto metafórica, que hace a sus lectores Raphaël Enthoven, escritor y filósofo, que ha causado un auténtico terremoto mediático en Francia con la publicación el pasado 19 de agosto del libro 'Le temps gagné', en el que parece ajustar cuentas con su pasado. Aunque tal vez no sea así... Es cuestión de puntos de vista, pero lo que parece claro es que, si nos atenemos a estas palabras, que no quiere perder el tiempo ni está dispuesto a ser diplomático.

De todos los aludidos, la única que ha salido en su defensa ha sido Carla Bruni, con quien tuvo un hijo, Aurélien, quien tiene 19 años y se ha convertido en un youtuber de éxito y opiniones a veces muy controvertidas (su 'nom de guerre' es Gigantoraptor). La mujer de Nicolás Sarkozy y cantante (lanza nuevo disco el próximo 9 de octubre y canta un dúo con su hermana, la actriz y directora Valeria Bruni Tedeschi) asegura que no lo ha leído, pero no se ha sentido molesta por los detalles biográficos que el autor haya podido emplear para construir sus personajes, porque se trata de un libro de ficción.

placeholder Raphaël Enthoven, durante una conferencia el año pasado. (Reuters)
Raphaël Enthoven, durante una conferencia el año pasado. (Reuters)

"Decís que habla de mí, pero que yo sepa mi nombre no figura (en el libro). Mientras que no haya escrito 'Carla Bruni', considero que no se trata de mí. Si ha escrito Ginette, Lucrèce, Alexandra... no soy yo. Son personajes creados desde cero", ha dicho la que fuera una de las modelos más cotizadas del mundo, quien, si nos atenemos a la interpretación que hacen algunos del personaje que estaría inspirado en ella, saldría muy bien parada porque el autor habla de la mujer ideal".

Es importante recordar que Carla Bruni tuvo una relación sentimental breve con el periodista Jean-Paul Enthoven, pero esta se rompió porque su hijo Raphaël y la modelo se enamoraron. Este, a su vez, estaba casado con Justine Lévy, hija del reconocido filósofo Bernard-Henry Lévy, casado actualmente con la famosa cantante y actriz Arielle Dombasle. Todo un enredo de alta sociedad que en Francia se siguió con sumo interés por la enorme dimensión pública de todos los protagonistas de esta historia.

Carla dejó al padre de Raphaël y se fue a vivir con él, y su relación se rompió en 2007. Una relación, por cierto, que desafió a los estereotipos, porque eran una pareja abierta, una manera de encarar la vida muy distinta a la que tiene en la actualidad con su marido, el expresidente francés, con quien se casó el 2 de febero de 2008, en una sucesión vertiginosa de acontecimientos que convertían a la top en la primera dama francesa.

placeholder Jean-Paul Enthoven. (Getty)
Jean-Paul Enthoven. (Getty)

Justine Lévy realizó en 2004 un 'ajuste de cuentas literario' con Carla Bruni y su ex en su novela 'Rien de grave (Nada grave)', aunque deberíamos aplicar la misma lógica que al libro de Raphaël: se trata de ficción. Aun así, el personaje con el que identificaban a la modelo es descrito como "bella y biónica", con "un rostro inmóvil como esculpido en cera" y "elegida en un ordenador por su cirujano".

El padre de Raphaël se ha dado también por aludido en la ficción de su hijo y lo ha calificado de "egoísta" e "inmaduro", además de despacharse a gusto en el programa de televisión 'C à vous', de France 5: "Es extremadamente doloroso. Françoise Sagan (autora de 'Buenos días, tristeza') dijo 'nunca se sabe qué sorpresas nos depara el pasado' y aquí puedo decir que voy servido (en este sentido). Espero que este libro le haya hecho bien, porque a mí y a otros nos ha dolido mucho".

El escritor, por su parte, no ha mostrado arrepentimiento alguno: "Quien se arrepiente es dos veces infeliz. Dadas las circunstancias, estoy en la situación del que tenía fantasmas y tormentos y que los reemplazó con mierda. Perdón, pero la diferencia entre un tormento y una mierda es que la segunda se disuelve con el tiempo, a través de la diplomacia. El tormento (por el contrario) suele estar en arenas movedizas".

Continuará...

El redactor recomienda