Así es el pintor inglés afincado en Mallorca que asegura ser el hijo secreto de Pablo Escobar
  1. Celebrities
rocambolesco relato

Así es el pintor inglés afincado en Mallorca que asegura ser el hijo secreto de Pablo Escobar

Phillip Witcomb cuenta su historia en un libro, pero su autenticidad está cuestionada entre otros por el hijo legítimo del Señor de la Droga

Foto:   El Pablo Escobar de 'Narcos'. (Netflix)
El Pablo Escobar de 'Narcos'. (Netflix)

Durante treinta años, este ciudadano británico, pintor en las islas Baleares, guardó silencio. Entre millones de dólares, intentos de secuestro y narcotráfico, su historia lo tiene todo para ser una película de acción de Hollywood. ¿Es la de Phillip Witcomb una historia de ficción estilo Anastasia o es en realidad el superviviente de una historia increíble entre Londres, Washington y Bogotá con Pablo Escobar como principal protagonista?

Este pintor inglés casado y con dos hijos lleva años residiendo en Mallorca y en la isla ha escrito un libro –'Hijo de Escobar: el primogénito'– donde cuenta su versión de unos hechos que reveló a la BBC cuando afirmó que su nombre real es Roberto Sendoya Escobar. Por toda prueba para demostrar su parentesco con el Barón de Medellín tiene una fotocopia de su certificado del bautismo, que data del 2 de agosto de 1965 en la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, en el barrio de Chapinero de Bogotá.

  Phillip Witcomb, en una entrevista con la BBC.
Phillip Witcomb, en una entrevista con la BBC.

En una reciente entrevista con 'Paris Match' asegura que "quienes han leído mi historia son libres de que les guste o no. Y además, para ser muy claro, parte de mis ingresos por el libro se destinarán a organizaciones benéficas que ayudan a los niños. Entonces, cuanto más se venda el libro, más dinero obtendrán estos niños necesitados".

Su libro ha hecho que Witcomb se haya convertido en una celebridad local, con numerosas propuestas de entrevistas e incluso –según él– proyectos para llevar su vida al cine. En su autobiografía –un cóctel explosivo mezcla de 'Narcos', 'James Bond' y ' El Padrino'– explica que fue adoptado en Bogotá con pocos meses por Patrick Witcomb, un británico especialista en seguridad que colaboraba con la CIA.

Foto: Jhon Jairo Velásquez Vásquez, 'Popeye'. (EFE)

Saltamos 24 años hacia el futuro y nuestro héroe vive con su esposa Sue y sus dos hijos en la Costa del Sol, donde diseña campos de golf. Es en ese momento cuando su padre adoptivo le dice: "Es hora de que te diga la verdad, por tu propia seguridad". Entonces le confiesa quién es su verdadero progenitor y cómo su madre había muerto en un tiroteo, no sin antes pedir a Patrick que cuidara de su bebé.

 El libro de Witcomb. (Amazon)
El libro de Witcomb. (Amazon)

Entonces, según cuenta a la revista francesa, es cuando vuelven a él los recuerdos de visitas a Colombia, las reuniones con "don Pablo" y la muerte violenta de su guardaespaldas antes de que fuera enviado a un internado en Inglaterra a los 9 años. En 1993, cuando la única con quien había compartido su secreto, Sue, su amada esposa, acababa de morir de cáncer, sus 'dos padres' murieron con unos meses de diferencia. A los 66 años, el espía Pat murió en Inglaterra después de luchar contra una enfermedad degenerativa. Y Pablo Escobar, el rey de los narcotraficantes, era asesinado a tiros en Medellín por comandos de élite colombianos que lo habían estado persiguiendo durante meses.

Sobre la autenticidad de esta rocambolesca historia, 'Paris Match' se puso en contacto con Juan Pablo, de 43 años, el hijo legítimo de Escobar y que ahora lleva el nombre de Sebastián Marroquín. "Mi padre siempre me dijo que no tenía otro hijo. ¡Estoy acostumbrado a estos locos que dicen ser hijos suyos!", asegura mientras Witcomb se prepara para escribir ya la segunda parte de su historia: 'Tras la pista de los millones de Escobar'.

Mallorca
El redactor recomienda