Logo El Confidencial

Ocho trucos de moda masculina para vestir con más estilo

No hace falta que le dedique mucho tiempo. Tampoco que se gaste demasiado dinero (aunque si lo tiene, mejor). Sobre todo hay que evitar errores.

Foto: Ocho trucos de moda masculina para vestir con más estilo

No hace falta que le dedique mucho tiempo. Tampoco que se gaste demasiado dinero (aunque si lo tiene, mejor). Para vestir bien un hombre no precisa demasiados esfuerzos, pero los errores que podemos cometer son tan desastrosos como fáciles de evitar. Una camisa que no queda bien, unos zapatos descuidados o una prenda totalmente fuera de contexto pueden echar a perder su look. Siga esta pequeña guía de consejos o, mejor aún, seleccione los que mejor le convengan y hágalos suyos. Porque lo importante, como siempre, es que sea usted mismo.

1. ARRÉGLESE UN TRAJE

Si le obligan a ir a trabajar en traje, no se resigne a ponerse cualquier cosa con la que parecer un malhumorado pingüino y contribuya a hacer este mundo un poco más gris. Hágalo jugar a su favor. Lo ideal sería tener un traje sastre hecho a medida en el que sus defectos se oculten y su potencial se haga ver, pero si no tiene acceso a un sastre, una opción tan barata como efectiva puede ser comprar un traje en alguna de las cadenas fast fashion y darle unos pequeños toques gracias a una costurera. Coger el bajo adecuado, estrechar el pantalón, coger una pinzas en la americana... contribuirá a perpetuar el noble trabajo de las costureras e irá hecho un pincel.

2. CALCETINES, ESOS GRANDES OLVIDADOS

Lo mejor, optar por los oscuros, y los blancos es preferible dejarlos para el deporte o para hacer de Michael Jackson.  Si se atreve con los estampados, está muy bien, pero tenga en cuenta que no debe ser lo que más se vea de todo lo que lleva puesto porque no es usted Joaquín Torres. Un consejo: si no compra calcetines de demasiada calidad, estos suelen afearse rápidamente, así que acostúmbrese a renovarlos en cuanto comiencen a estar descoloridos. También puede no llevarlos, pero siempre con pantalones con el bajo adecuado para que se vea claramente que ha decidido no ponérselos.

3. NO SE OBSESIONE CON LAS TENDENCIAS

Parece obvio pero no todo es para todo el mundo. Por mucho que las tiendas estén llenas de estampados de gatitos, de asfixiantes pantalones pitillo o de cuestionables sandalias Brickstone, usted no tiene por qué ponérselos porque lo lleve algún que otro trendsetter. Sencillamente, póngase lo que más le guste y es como más cómodo irá. Si se deja llevar por la fiebre de las tendencias, puede que acabe llevando crop-tops para hombre. Y ni usted ni yo queremos eso.

4. CADA PRENDA EN SU MOMENTO

Hay a quién le cuesta entenderlo pero cada prenda es para lo que es. La ropa para hacer deporte es para eso, para hacer deporte. La ropa de monte es para ir al monte. Y las chanclas de piscina son, efectivamente, para la piscina. No para la calle. Si quiere llevar su pie al aire, encontrará preciosas sandalias que hasta podrá llevar con traje y si le chiflan las marcas deportivas, hace años que éstas tienen líneas de ropa streetwear con apuestas mucho más interesantes que las de las propias pasarelas.

5. ANTE LA DUDA, MANGA LARGA

Aunque todavía sea verano, el protocolo masculino recomienda siempre apostar por la camisa de manga larga en lugar de la de manga corta. Remangarla no solo está permitido, si no que además puede dar un toque la mar de sexy. Eso sí, las dobleces deben ser tan anchas como el puño de la camisa y acabar antes del codo. Si suben más el resultado será sencillamente ridículo. Las camisas de manga corta son más controvertidas porque su forma puede dar un aspecto cuadrado al cuerpo masculino, pero si quiere ponérselas, lo mejor es optar con alguna que se aleje totalmente de formalismos.

(Asúmalo, con camisa de manga corta nos parecemos irremediablemente a esto).

6. RÍNDASE A LA ROPA VINTAGE

O ropa de segunda mano, como usted prefiera llamarla. En todas las ciudades cuenta con alguna tienda especializada en ropa usada, aunque sobre todo lo tendrá en Madrid y Barcelona, y allí podrá encontrar pequeñas joyitas. Que no le dé miedo ponérsela: si la tienda es de calidad habrá pasado por la tintorería y se habrá comprobado que está en buen estado. Además, muchas de esas prendas ni siquiera se han llegado a utilizar y no coincidirá con nadie que lleve la misma camisa. Éxito asegurado.

7. CUIDE SUS ZAPATOS

Si realmente quiere saber si un hombre se preocupa por su aspecto, haga una cosa: mírele los zapatos. Cepíllelos, encérelos, haga que brillen y guárdelos en fundas y en un zapatero. No imagina lo mucho que cambia un estilismo con unos zapatos lustrosos.

8. ATENCIÓN A LOS DETALLES, PERO QUE NO SE NOTE

Como en todo, en las pequeñas cosas está el secreto. Detalles como utilizar las ballenas del cuello de la camisa (aunque no lo parezca hará que quede mucho mejor), combinar accesorios como los zapatos con el cinturón o llevar un reloj discreto pero que dé un toque elegante, son solo algunos ejemplos. Tampoco se olvide de otras cosas como cuidar su barba, aunque tampoco la luzca excesivamente perfilada o llevar unas uñas correctas. Eso sí, que tampoco parezca que se ha preocupado demasiado por nada de ello.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios