Restaurantes: Cuatro restaurantes en Madrid que tienes que probar

Cuatro restaurantes en Madrid que tienes que probar

Una marisquería que no es como las de siempre, un restaurante de siempre que se vuelve un elegante club inglés, una porcinería que sabe ser cool y una invitación a cruzar el océano

Foto: La Porcinería tiene un aire a chacinería de siempre pero cool.
La Porcinería tiene un aire a chacinería de siempre pero cool.

Da igual que haga frío. Hay que aprovechar cualquier momento para hacer lo que más nos gusta. O sea, que nos vamos de ruta gastronómica por el Madrid de nuestros amores. Partimos de La Porcinería, cuyo nombre nos ha hecho reír -Porky sigue siendo nuestro rey- para llegar a Kena con las ganas de dar un repaso a la cocina nikkei de Luis Arévalo. Aquí van cuatro restaurantes que no te puedes perder si este fin de semana prenavideño estás en la capital. Comerás de lo lindo.

La Porcinería, el cerdo sigue siendo el rey

Si el cerdo volara, no habría ave que le igualara. Pues eso. Que del bendito animal se aprovecha todo, "del morro al rabo", dicen en La Porcinería, mientras convocan a todos los amantes de las barbacoas, los entusiastas de la costillas y alrededores, ribslovers y demás. Y es que se trata del primer bistró porcino, se presentan, con charcutería y todo, y además en el siempre elegante barrio de Salamanca. Pero no todo es carnívoro, el chef italiano Francesco Arancio también le saca partido a lo verde. Y ello en un local de dos plantas: una a pie de calle, que es la porcinería en sí, y otra que es una cava de ambiente muy acogedor. La decoración es de Eat & Love Studio: hay bustos porcinos y un neón rosa que anuncia un clásico: "Margaritas para los cerdos".

Así es La Porcinería, con su toque verde.
Así es La Porcinería, con su toque verde.

Pídete: alcachofas con velo de papada ibérica o bombón de cerdo al estilo thai con salsa kimchi y alga wakame, pero también brocheta de miniverduras al horno con salsa tártara o sopa fría de tomate y burrata. ¿De postre? Un salami de chocolate con helado original y divertido.

Precio medio: 20-25 euros.

Dónde: Lagasca, 13.

Haches: smoothies, marisco, bloody mary

Más barrio de Salamanca, el escenario donde se ha hizo realidad el proyecto de Javier Ungría y Marcos Diéguez, su Haches, que definen como "un sitio con alma". Un local con encanto al que se puede ir a partir de las ocho mañana con ganas de desayunar a lo grande (smoothies, yogurt griego, tortilla de patatas...), a cualquier hora a tapear, a la hora de comer o cenar, y a dar buena cuenta de un bloody mary cuando den ya las doce en el reloj. En la cocina manda Carlos Aceves. A tu alrededor, mucha madera, butacas, ladrillo visto y no poca elegancia. Estamos en una marisquería diferente.

Haches no es una marisquería al uso.
Haches no es una marisquería al uso.

Pídete: aquí el marisco es el rey, con permiso del pulpo a feira y a la brasa. También chipirones en alioli de ajo negro y toque de miel o solomillo con setas y reducción de pacharán. De postre, la torrija HH.

Precio medio: 35 euros.

Dónde: José Ortega y Gasset, 79

Donde Marian, un sofisticado club inglés

Este restaurante de toda la vida, aunque nació en 1994, que tampoco es tanto, pero suficiente para hacerse un clásico gastro, es todo un club inglés vestido de azul en el Madrid de los secretos. Ya no está la legendaria Marian de la Peña, jubilada en 2016, pero su huella queda en los fogones de José Dos Santos y el equipo de siempre. Son los mismos dueños, Alfonso Luca de Tena y Ana Hernández, responsables del estudio de arquitectura Art Home Architecture, quienes se han encargado de la remodelación. Aquí hay que venir sin prisas, tertulia manda.

Donde Marian, probablemente el rincón gastronómico que buscabas.
Donde Marian, probablemente el rincón gastronómico que buscabas.

Pídete: alguno de los clásicos, como el chuletón a la brasa de encina, las alubias de Tolosa, el pastel de pimientos del piquillo, el foie mi-cuit, las verdinas con almejas o la ensalada de perdiz con foie. O de los nuevos, carpaccio de solomillo con foie o lomo de atún rojo. ¿De postre? Arroz con leche o el flan de queso alimonado.

Precio medio: 40 euros.

Dónde: Torpedero Tucumán, 32.

Kena, sabores de la infancia (peruana) del chef

Esta otra manera de viajar que es la gastronomía te llevará esta vez al otro lado del charco hasta recalar en Perú. Y se lo deberás a la pericia en los fogones del chef Luis Arévalo, que no hace sino recrear los sabores de su infancia, este otoño-invierno más que nunca. A esto hay que sumar su Sushi Bar, donde cunden los tiraditos, usuzukuris, tartares, niguiris y demás. En este local, de muros de bambú y cortinas peruanas, te sentirás como en el hogar dulce hogar (esa es la idea).

En Kena y con Luis Arévalo viajarás a Perú.
En Kena y con Luis Arévalo viajarás a Perú.

Pídete: papa rellena con curry y cerdo, anticuchos de mollejas de cordero, pulpo crispy con parmentier de coliflor, bao de papada confitada y boniato, o un excelso guiso, la carapulcra (potaje mestizo).

Precio medio: 40 euros. El menú Gran Omakase, 70 euros.

Dónde: Diego de León 11.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios