Logo El Confidencial

Kempinski, el lujoso hotel de Marbella que tiene hasta un paseo marítimo dentro

Es como un paseo por el cielo Michelin pero aquí en la tierra: lleno de propuestas gastronómicas entre piscinas, con la promesa del spa y frente al mar. La vida en la Costa del Sol

Foto: Un rinconcito muy tentador del Kempinski Hotel Bahía. (Foto: Cortesía)
Un rinconcito muy tentador del Kempinski Hotel Bahía. (Foto: Cortesía)

No necesitamos excusas para dejarnos caer por la Costa de Sol, empaparnos de mar, entregarnos al lujo de su buen vivir y trazar nuestra propia milla de oro mientras nos crece la felicidad, que las vacaciones y el verano acostumbran a pintarse de azul. Pero esta vez se nos ha puesto una en el horizonte y se nos ha metido en la cabeza cual obsesión, y es este hotel con nombre tan exótico que nos está diciendo cual bolero 'ven'. Así que nos vamos al Kempinski Hotel Bahía, que está a cinco minutos de Estepona y no mucho más de Marbella y Puerto Banús, además en la carretera que nos pone caminito de Cádiz y cerca muy cerca de ese Mijas que hay que visitar. Te contamos sus excelencias, empezando porque, ¡oh universo sibarita!, tiene dentro un Paseo del Mar, tal cual. Y está recién remodelado.

Al lado del mar y con tres piscinas

Más allá del mar, que casi se puede tocar, aquí tienes tres piscinas exteriores, además de una interior y un spa con una nutrida carta de masajes y tratamientos, más sauna finlandesa, baño turco y zona relax, para coronar esta experiencia que promete ser muy placentera. La cuestión es zambullirse en el líquido elemento y ponerse a remojo para ganar la partida al caprichoso termómetro. El viaje hacia este refugio de lujo puede ser dictado por el sol -al fin y al cabo esto es su Costa- o por el golf, que tiene aquí también su territorio. ¿Que viajas con niños? Hay un Kids Club. ¿Que no quieres abandonar tu plan fitness? Un Fitness Centre a tu disposición. En los hoteles hay que ponerse caprichoso. Se te olvidará lo que es el estrés.

Un rinconcito del Kempinski Hotel Bahía con vistas al mar. (Foto: Cortesía)
Un rinconcito del Kempinski Hotel Bahía con vistas al mar. (Foto: Cortesía)

Un paseo marítimo (y gastro)

Este Paseo del Mar es como una versión marítima del cielo Michelin, salvando las distancias. Cuenta con un bar de cócteles que se llama Black Rose The Bar, muy para la época; un restaurante al que también desearás ir este verano, el Baltazár Bar & Grill, un steak house en toda regla donde se sirven los mejores cortes de carnes y pescados, que para colmo está junto a las piscinas, y el Spíler Beach Club, con el ambiente relajante y divertido que buscábamos, con vistas al Mediterráneo y abierto ya a la hora del desayuno para zamparse después una pizza artesanal a la leña, una hamburguesa gourmet o una ensalada, siempre tan deseada. Este Paseo del Mar es todo un centro gastronómico al que no le falta la animación ni la música.

¿A qué te tomarías algo aquí? (Foto: Cortesía)
¿A qué te tomarías algo aquí? (Foto: Cortesía)

Suites con mayordomo y otros lujos

Para hacerse una idea de lo que se cuece por aquí, vaya por delante que la Suite Imperial tiene terraza, panorama mediterráneo a la vista, cama balinesa exclusiva en los jardines con fruta y agua a discreción, cocina, servicio de café o té en la habitación, salón y dormitorio independientes, desayuno a cualquier hora, 650 metros cuadrados y mayordomo. Luego están la Suite Bahía y la Suite del Mar, que lo son cada una a su manera. Dónde: Carretera de Cádiz, km 159. Estepona. Precio: desde 312 euros.

Así es el salón hall del Kempinski de Estepona. (Foto: Cortesía)
Así es el salón hall del Kempinski de Estepona. (Foto: Cortesía)

De África a Asia, pasando por la Costa del Sol

Este Kempinski forma parte de una familia hotelera que data de finales del siglo XIX (1897) y que ha expandido el lujo por Europa, y no solo: también en Oriente Medio, África, Asia y América. En total, este grupo cuenta con 76 hoteles de cinco estrellas en 32 países: unos son históricos, otros muy urbanos, los hay resorts y también residencias. El Gran Hotel Kempinski La Habana, sirva de ejemplo, está en el corazón de La Habana Vieja y fue construido originalmente entre 1894 y 1917 como la primera galería comercial de estilo europeo en Cuba. Todo un lujo.

Así es el Gran Hotel Kempinski La Habana. (Foto: Cortesía)
Así es el Gran Hotel Kempinski La Habana. (Foto: Cortesía)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios