Logo El Confidencial

Probamos el burlesque: el fitness de las 'pin-ups'

Cambiar las deportivas por tacones es uno de los ingredientes de la receta necesaria para conseguir el cuerpo de Dita Von Teese sin necesidad de mancuernas ni elípticas. Descubrimos la magia del burlesque

Foto: Probamos el burlesque: el fitness de las 'pin-ups'
Autor
Tiempo de lectura2 min

El burlesque americano, al igual que el cabaret, nació en los años 20, pero ha sido Dita Von Teese la encargada de popularizarlo. Asistimos al gimnasio Virgin Active de Capitán Haya para probar esta disciplina, ideal para tonificar piernas, core y glúteos, y reforzar la confianza en una misma. Eso si no apareces vestida con chándal y deportivas, como hizo la que firma el texto, que se sintió como el personaje de Bridget Jones al no ser avisada de que la fiesta de disfraces se había cancelado tras aparecer vestida de conejita. Como explica la profesora, el burlesque es actitud, y unos buenos tacones no solo la refuerza, sino que son el arma perfecta para quemar un extra de calorías.

Ni reggaeton ni musica electrónica: canciones de Amy Winehouse y temas de la banda sonora de Burlesque y El gran Gatsby forman parte del set list de la clase. Los movimientos realizados refuerzan tu feminidad y pierdes entre 350 y 390 calorías por sesión. El plus es que no tienes la sensación de estar machacándote en el gimnasio (no es una sesión de CrossFit, por supuesto), es realmente divertido y te ayuda a perder la vergüenza. ¿Qué pega tiene? Para las que busquen un ejercicio completo, el burlesque puede resultar algo suave. Lo ideal sería combinarlo con otro tipo de entrenamiento a lo largo de la semana. Junto con clases cardiovasculares como el Zumba y ejercicios de tonificación en máquinas, una sesión de burlesque semanal será ideal para completar la operación bikini. Los brazos son la parte que menos se trabaja en el burlesque, por lo que es imprescindible recurrir a las máquinas tras la clase si esta zona es la que te preocupa.

No es apto para tímidas, porque sentirte como parte del reparto de Burlesque requiere teatralidad. Parece mentira que realizando movimientos tan sutiles (movimientos de cadera dignos de pin-up, pasos flapper e incluso pinceladas de cancán) consigas perder tantas calorías, pero es posible y ante todo, divertido. No quemarás cientos de calorías a golpe de burpees infernales ni de flexiones dignas de gladiadior, pero al igual que en el CrossFit, tendrás tu propia terminología. Abandoné el gimnasio con dos palabras nuevas en la mente: bump & grind, que son los movimientos de hombros, senos y caderas típicos de esta disciplina. Quizás todo habría sido más fácil si en lugar de unas Nike hubiera llevado unos tacones, pero al final lo que importa es la máxima de que the show must go on. Eso y quemar calorías, claro.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios