Logo El Confidencial
Fitness

Ejercicio para espartanos: probamos el CrossFit

Nos atrevemos con el entrenamiento que ha enamorado a Cameron Díaz y a Brad Pitt. ¿Sobreviviremos al CrossFit? Descubre nuestra experiencia.

Foto: Ejercicio para espartanos: probamos el CrossFit

Este programa de entrenamiento suele aterrar, de primeras, a las mujeres. Pon un vídeo en YouTube de CrossFit y te encontrarás a féminas musculadas haciendo ejercicios de halterofilia. Tras enterarme de que la modelo Elettra Wiedemann se había aficionado a esta práctica, quise darle una oportunidad. Pensé que las tops no pueden tener un cuerpo muy musculado. ¿Por qué no probarlo? Al fin y al cabo, es el entrenamiento de moda...

Fui a DC CrossFit para hablar con Óscar Pardo, entrenador CrossFit nivel 1. Lo primero que le pregunté era si iba a ganar músculo si me apuntaba. "Las chicas siempre os preocupáis por poneros cachas porque miráis vídeos en YouTube, pero créeme: para ganar semejante cantidad de músculo, necesitas una dieta específica y entrenar mucho. Aquí no buscamos ponernos cachas. De hecho, si te das cuenta, no hay espejos. No queremos tener un 10 en cada disciplina, sino un 8 en todas. En cada clase hacemos diferentes ejercicios, no ocurre como en el gimnasio que te aferras a una tabla monótona. Cada uno lleva su propio ritmo y se crea una sensación de equipo que engancha".

¿Cuántas sesiones deberíamos hacer por semana? "Te diría que un mínimo de 3. Al principio, la gente lo compagina con el gimnasio, pero créeme: cuando ves los resultados (en dos meses ya notas una importante bajada de peso y que tu cuerpo ha cambiado notablemente), no quieres volver al gimnasio. Aquí entrenamos con mucha intensidad y no perdemos el tiempo". Entendido. Comencemos la clase, que en realidad se llama WOD (Workout of the Day) y no se hace en un gimnasio, sino en un BOX. Parece que el CrossFit no solo va a cambiar mi cuerpo, sino también mi vocabulario.

Cada sesión consta de un calentamiento de 15 minutos, un WOD de 30 minutos y finaliza con estiramientos. Lo primero que me llama la atención es que Óscar no hace los ejercicios mientras que el resto le sigue: me recuerda a las clases de gimnasia del colegio, en las que el profesor dicta los ejercicios y los alumnos los ejectuan. Él supervisa que hagamos correctamente cada movimiento (previamente me ha comentado que hace mucho hincapié en que hagamos cada paso perfectamente para evitar lesiones). Los ejercicios funcionales se realizan en sesiones de alta intensidad y duración corta

Hacemos balanceo con kettebells (en el caso de los principiantes, cogemos pesas de 8 kilos. Mi mentalidad Barbie me engaña al ver que es una pesa rusa rosa, pero al comenzar descubro que no todo lo rosa es suave).

Más tarde, procedemos al levantamiento de peso muerto con barra. Los principiantes ponemos un disco de 5 kilos a cada lado. Es un ejercicio perfecto para fortalecer piernas, cadera y glúteos. Hacemos 40 repeticiones y pasamos a otra parte del BOX para realizar una serie de ejercicios que nos han explicado previamente. En una pizarra, aparecen las repeticiones que hemos de hacer de cada uno.

Los ejercicios consisten en:

• Wall walk

• Chin ups (Dominadas)

• Burpees

• Sit ups

Estos ejercicios mejoran la resistencia cardiorespiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión. Cada uno hace las repeticiones que puede y va a la velocidad que su cuerpo le permite. Aunque nadie te presiona, al ver cómo los demas progresan, tu mismo te fuerzas a ir más allá, por lo que realmente entrenas con una intensidad increíble durante los 16 minutos marcados.

Me sentí una superwoman tras la clase, y eso que no hice el WOD con la precisión necesaria. Fui incapaz de hacer el wall walk poniendo el abdomen en la pared (en realidad, no conseguí elevar las piernas más de 120 grados) y los chin ups los hice con una banda elástica para principiantes, que facilita levantar tu peso. 

Al final de la clase, anotas tus resultados en una pizarra. ¿Mi veredicto? Es un entrenamiento realmente adictivo, que te pone al límite y que garantiza resultados impresionantes. Jessica Biel, Vanessa Hudgens y Cameron Diaz ya son adeptas, mientras que los tipos duros de Hollywood Channing Tatum y Jason Statham también se han sumado a la fiebre CrossFit. ¿Te animas?

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios