fitness

Krav Magá: la nueva defensa personal de la que todo el mundo habla

Este es el sistema de defensa inspirado en las agresiones que puedes sufrir en la vida real. Una sola clase y caminarás más segura por la calle

Foto: El krav magá es simple, directo, efectivo y muy fácil de aprender. (Foto: Nike)
El krav magá es simple, directo, efectivo y muy fácil de aprender. (Foto: Nike)

Vas por la calle escuchando música con los auriculares, chateando por el WhatsApp o mirando escaparates sin estar atenta a lo que ocurre a tu alrededor. Meeeec... Error. Has bajado las defensas y eres vulnerable a cualquier ataque. No verás si viene alguien por detrás y te roba el móvil o si intentan agredirte físicamente. Esta es la base del krav magá: la prevención es el mejor ataque. Pero además de esto, este sistema, cuyo nombre viene del hebreo y significa 'combate de contacto', tiene como objetivo mejorar la defensa contra uno o varios atacantes en las situaciones más verosímiles y realistas. "Es simple, directo, efectivo, fácil de aprender y de recordar. Esto significa que es para cualquier persona, sea cuál sea su género y su condición física", explica Andrés Bravo, director técnico de Krav Magá Worldwide Barcelona, donde tienen programas de defensa específicos para mujeres. El objetivo es preparar a las alumnas para que puedan divisar situaciones de peligro y enfrentarse a ellas sumándole tensión e imprevistos del momento.



El primer punto para la autodefensa es, pues, estar en alerta, visualizando nuestro alrededor 360 grados: "Hay que recordar que el agresor es un cazador y va buscando la víctima más débil, la que está distraída y será más fácil de atacar", asegura Bravo.

Para cualquier situación

La base de este sistema está en ponernos en las situaciones más extremas y bajo niveles de estrés muy elevados. De esta forma asimilamos recursos y sabemos cómo llevarlos a la práctica en caso de peligro. "Para empezar, enseñamos a tolerar los insultos, que no sea por ego que se desate una pelea", anota Bravo. La idea es que en cualquier situación aprendamos a divisar una posible salida. Si estamos al aire libre no hay tanto problema, solo es cuestión de correr y huir lo más lejos posible hasta que estemos a salvo. Si con la prevención no es suficiente, tendremos que negociar con nuestro agresor. "Si te asaltan, da igual lo que te pidan, dáselo, porque no hay precio para tu vida, lo importante es llegar a casa sana y salva. Si la negociación no funciona y te atacan, defiéndete como puedas, araña, pega o muerde, pero salva tu vida", apuntan desde Krav Magá Worldwide Barcelona.



En Krav Magá te enseñan que si estás en un espacio cerrado, como un ascensor, tu defensa debe continuar hasta que las puertas se abran. Defiéndete con todo lo que has aprendido en clase, que se supone que son todas las variables posibles que puedes encontrarte en la vida real: violación, robo, peleas de bar, violencia doméstica... Incluso se imparten talleres para enfrentarse a amenazas con armas de fuego. Al fin y al cabo, observa Bravo, este sistema "se creó para que el más débil pudiera defenderse del más fuerte".

Mito de la agresividad

En posible que, en más de una ocasión, hayas escuchado que el krav magá es agresivo. Y la respuesta es sí, lo es. Aprenderás a patear los genitales de tu agresor e incluso a golpearle la tráquea para dejarlo completamente fuera de combate y huir lo más rápido posible. Sin embargo, no hay que asustarse, advierte Bravo: "No se dan las mismas herramientas a todo el mundo, sino que hay trabajos específicos para cada persona. En todos los casos, la defensa tiene que ser proporcional al ataque. Es decir, si me empujan, puedo defenderme empujando o haciendo un movimiento similar. Pero si me empujan y yo le parto una silla en la espalda a mi agresor, esto no es proporcional. Y tampoco vale irse a casa y urdir una venganza en frío. Esto no es krav magá. Aquí enseñamos a defendernos al instante y cuando no hay otra alternativa". En la vida real hay que tomar decisiones, y en un entrenamiento de estos uno aprende a reaccionar rápido para defenderse de sus agresores, incluso estando herido.



¿Y qué diferencia hay con otras artes marciales o sistemas de defensa personal? Según Bravo, "un arte marcial lo crea un maestro y obedece a unas normas, pero en la calle no hay reglas. El krav maga es un método que se inventó para defender, pero no responde a una coreografía de movimientos". Se trata de un sistema diseñado para ser útil y práctico y, ya de paso, para que podamos ganar confianza en nosotras mismas cuando salgamos a la calle.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios