Logo El Confidencial

Efecto glow: nos encanta, pero ¿sabemos cómo utilizar los iluminadores para crearlo?

Es sencillo, pero un glow perfecto exige el cumplimiento de unas cuantas normas. Te las contamos

Foto: Kaia Gerber en el desfile de Alberta Ferretti. (Imaxtree)
Kaia Gerber en el desfile de Alberta Ferretti. (Imaxtree)

Los iluminadores han llegado para quedarse. Los tiempos en los que el objetivo era una piel mate han quedado atrás y ahora nos vuelve locas el efecto glow o lo que es lo mismo: un rostro inundado de luz y de aspecto jugoso, que es lo que en definitiva nos da ese maravilloso aspecto de buena cara aunque estemos cansadas o hayamos dormido poco.

El exitazo de estos productos ha sido tan fulgurante que el mercado está lleno de propuestas. Iluminadores en polvo, líquidos, gotas que se mezclan con la base de maquillaje, brochas… En definitiva, un universo en el que es fácil perderse.

Para encontrar el camino correcto y saber qué producto elegir y cómo y dónde aplicarlo, hemos preguntado a Paz Torralba, de The Beauty Concept (www.thebeautyconcept.com). Esta es la guía definitiva para no perderse.

Detalle del maquillaje del desfile de Zadig et Voltaire. (Imaxtree)
Detalle del maquillaje del desfile de Zadig et Voltaire. (Imaxtree)

Pregunta: ¿Cómo se elige un iluminador?

Respuesta: Existen tantos formatos, colores, texturas y tonos que aconsejaría ir a comprarlo con la cara limpia y probar los que tengan el tono más parecido al de tu piel. De lo contrario, corremos el riesgo de que el iluminador resalte las imperfecciones en lugar de cumplir con su objetivo. Como norma general, las pieles muy blancas deben utilizar iluminadores en tonos rosas y las morenas, dorados.

P: ¿Un iluminador es capaz por sí mismo de obrar el milagro de recrear una buena piel?

R: No. El iluminador no cubre sino que realza. Utilizarlo sobre una piel deshidratada y con imperfecciones es un error. La piel tiene que estar muy bien tratada, tener la higiene perfecta y utilizar las fórmulas adecuadas a sus necesidades.

P: Ya tenemos la piel a punto. Entre tantas cremas, sueros y esencias, ¿qué lugar ocupa el iluminador?

R: Va siempre después de todos los cosméticos de limpieza y tratamiento que apliquemos en nuestra rutina diaria. El iluminador pertenece al grupo del maquillaje, de manera que el protocolo quedaría así: primero la base de maquillaje, a continuación el corrector y para terminar el iluminador.

P: ¿Y si no quieres maquillarte?

R: Entonces se aplica sobre el rostro bien limpio, después de la crema hidratante.

P: ¿En qué zonas se aplica?

R: Para ampliar la mirada, en el lagrimal, el entrecejo y en las sienes. Si quieres levantar el párpado, en el arco de la ceja; unos toques en las aletas de la nariz eliminarán las sombras que se crean en esta zona; en el centro de la barbilla para definir el óvalo facial y en el centro de la frente para inundar el rostro de luz .

P: ¿Cómo se utilizan?

R: Si es fluido o tipo lápiz, difuminamos una pequeña cantidad a base de toquecitos con las yemas de los dedos hasta que esté perfectamente fundido con la base. Si, por el contrario, el iluminador es en polvo, lo mejor es utilizar una brocha dando toquecitos en las zonas que queramos destacar. Y, por último, las gotas iluminadoras se pueden mezclar con la hidratante o la base de maquillaje para dar un toque de luz a todo el rostro.

P: ¿Cuáles son los errores más comunes cuando utilizamos un iluminador?

R: Escoger mal. Por ejemplo: si tenemos arruguitas en los ojos y aplicamos un iluminador fluido sobre una base también fluida, acentuaremos más las arrugas. En ese caso es mejor elegir una fórmula en polvo. Otro error bastante común es confundirlo con un corrector y aplicarlo en las ojeras. Y el tercero: aplicar mucha cantidad y no difuminarlo bien.

Iluminadores para todos los gustos

  • Poudre Lumière tiene una textura ultrafina en crema-polvo. De Chanel (50 €).
  • Brush-On Glow BB Iluminador, aclara, corrige e ilumina. De Estée Lauder (34,50 €).
  • Teint Couture Radiant Drop perfecto para iluminar la mirada. De Givenchy (44,50 €).
  • Shimmering Powder deja un velo de suave brillo sobre la piel. De Sephora (14,95 €).
  • Stylo Lumière es un pincel cushion para una mirada luminosa. De Sisley (48 €).
  • Aurea Dew para dar toque de luz en rostro, ojos y arco de Cupido. De Nars (34 €).
Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios