Logo El Confidencial
Cuidados de verano

Pies: operación destape, la guía de cuidados definitiva

Lucir unos pies sanos y bonitos es más fácil de lo que piensas. Sigue estos cuidados básicos y podrás mejorar radicalmente su aspecto, tanto que casi ni los reconocerás

Foto: Luce unos pies bonitos este verano. (Tracey Hocking para Unsplash)
Luce unos pies bonitos este verano. (Tracey Hocking para Unsplash)

Si aún no te has atrevido a enseñar tus pies, la ola de calor que nos acecha puede que te invite a hacerlo. Después de un laaaargo tiempo escondidos, tus pies necesitan una puesta a punto para lucirlos bonitos y acabar con las grietas, la sequedad y las durezas ¿Cómo? Exfoliándolos, hidratándolos en profundidad y eliminando pequeños defectos como las grietas. Reconócelo, estrenar unas bonitas sandalias con los talones resecos pierde su encanto.

Las fricciones y presiones del calzado, así como el hecho de llevar zapatos con tacones altos, demasiado apretados o inadecuados, son el motivo por el que los pies no lucen sanos, explican desde SVR. Además de ser una de las partes más importantes de nuestra anatomía, están formados por el 25% de huesos del cuerpo y concentran más de 7.000 terminaciones nerviosas, según los expertos de Mavala, y son los encargados de llevarnos a sitios maravillosos. Entonces ¿por qué no les prestamos tanta atención como a otras partes del cuerpo? Según el Colegio Oficial de Podólogos de Madrid, “ocho de cada diez personas tienen problemas o trastornos que provienen de un mal cuidado de sus pies”.

Tus pies sobre la arena y bajo el agua. (Toa Heftiba para Unsplash)
Tus pies sobre la arena y bajo el agua. (Toa Heftiba para Unsplash)

Cuidados básicos

Marta Barrero y Elena Ramos, farmacéuticas y expertas en dermocosmética de The Secret Lab (C/ Zurbano, 4, Madrid), han elaborado un plan de choque sencillo, pero muy eficaz, para cuidar los pies en verano, que recomiendan continuar el resto del año para lucir unos pies bonitos y cuidados en cualquier momento.

Limpieza diaria. Asea tus pies y sécalos en profundidad. Asegúrate de lavar bien los tobillos, las plantas, las uñas y los espacios entre los dedos. El exceso de humedad y el calor, así como los restos de jabón, son el caldo de cultivo perfecto para hongos y bacterias. El agua, al lavarlos, mejor templadita.

Exfoliar la piel. Es importante hacerlo una vez a la semana para mantener a raya las células muertas. Posteriormente, cuando apliques la crema hidratante –según el estado de tu piel–, realiza un pequeño masaje por toda la superficie, con especial dedicación en el talón, la planta y el empeine. El calzado, el agua salada, el sol y los cambios de temperatura son elementos que resecan y dañan de forma considerable la epidermis.

Calzado cómodo y adecuado. Úsalo según la morfología de tu pie. Todos los materiales que estén en contacto con tu piel deben ser lo más naturales y transpirables posible. Las costuras, así como los zapatos estrechos y tacones altos, también deben evitarse.

Cuidados en lugares públicos. Para evitar las infecciones, protege tus pies utilizando chancletas o escarpines de goma en zonas húmedas de uso público, como piscinas o parques.

Cuida la alimentación. La relación entre lo que comemos y nuestras uñas es muy íntima, por lo que es muy recomendable incluir en la dieta proteínas de alto valor biológico, vitaminas (A, B y C) y minerales (calcio, zinc y yodo) que te ayudarán a mantener fuertes tus uñas.

Presta atención a la pedicura. No dejes que las uñas crezcan en exceso y córtalas siempre con forma recta/cuadrada para evitar problemas al crecer. Es importante tener en cuenta las cutículas e hidratarlas. En cuanto al esmaltado, utilizar siempre una base antes de aplicar el esmalte para asegurarte de proteger la uña y que no coja color.

Cuidados en casa: DIY

Además de acudir al salón de belleza, tú misma puedes mejorar la salud de los pies de forma rápida y sencilla. Elige un lugar tranquilo con mucha luz y utiliza las herramientas adecuadas. El primer paso será limar las durezas y los callos. Hazlo siempre con los pies secos y gana tiempo y calidad utilizando una lima eléctrica, te aseguramos que el la forma más rápida y cómoda de conseguir unos pies suaves y lisos.

Limas.
Limas.

Lima de pies eléctrica antidurezas de PediSilk (36,90 €). Dispone de dos velocidades, la batería es recargable e incorpora un práctico cargador USB que permite cargarla a través de cualquier ordenador. Cuenta con dos rodillos de rugosidades distintas, una normal y otra extra. Pedisilk además es ergonómica y muy fácil de limpiar.

Eliminador de durezas Pediactive de Solac (23,99 €). Incluye 2 rodillos de corindón, el mineral más duro después del diamante, ideales para eliminar callos y durezas respetando al mismo tiempo la piel, para que puedas lucir unos pies perfectos este verano. Es apto para todo tipo de pieles, desde las más sensibles a las más duras. Con 2000 rpm tiene toda la fuerza para acabar con todo tipo de durezas rápidamente y sin dolores, convirtiéndolo en un proceso muy fácil, rápido y eficaz. Su diseño ergonómico se adapta perfectamente a la mano e incluye un práctico botón para que puedas activarlo y detenerlo muy fácilmente.

Hidratar

Los talones son una de las zonas que mayor presión soporta durante todo el año y, por tanto, con mayor fricción. Después de limpiarlos, aplica una crema hidratante realizando un ligero masaje. Es muy importante aplicar una crema especial en el talón, que suele ser una zona propicia para la aparición de durezas.

Cremas.
Cremas.

Crema pies y uñas, de Podovis (6,99 €). Nutre la piel de los pies manteniéndola elástica gracias a su contenido en aguacate. Los derivados de las fitoproteínas de la soja y del maíz mantienen el nivel de hidratación natural. Suaviza las cutículas y el contorno de las uñas, volviéndolas lisas y brillantes, proporcionado una piel hidratada y sedosa.

XpertRégénérateur, de Singuarderm (23,56 €). Aumenta la hidratación en un 36% en tan solo 4 horas*, previene la sequedad cutánea y potencia la regeneración** de la piel estimulando la formación de colágeno y elastina. Mantiene los niveles de hidratación de las pieles con síntomas de sequedad extrema gracias a un tesoro marino guardado en las profundidades del océano: Antarticine. Modo de empleo: aplicar de dos a tres veces al día sobre la piel limpia y seca. No aplicar sobre heridas abiertas, sangrantes o infectadas.

Cremas.
Cremas.

Crema de pies Hydro-reparadora, de Mavala (13,95 €). Es el producto ideal para los pies más agrietados, dañados y secos. Contiene una elevada concentración de urea, un 25%, con un efecto queratolítico, suavizante y descamante, para eliminar las células muertas y combatir las durezas.

Crema de pies Karité, de L’Occitane (23 €). Hidrata, suaviza y refresca los pies gracias a la manteca de karité. Esta crema también es rica en activos naturales calmantes (árnica y aceite esencial de lavanda).

Talones agrietados

Son el resultado de unos pies muy secos. L’Occitane propone cuatro pasos para evitarlo.

1. Sumerge los pies en agua caliente durante 5-15 minutos para ablandar la piel antes de masajearlos. Puedes aprovechar y utilizar sales de baño para relajarte.

2. Humedece una piedra pómez con agua tibia y jabón y frota suavemente con ella las partes más secas de tus pies.

3. Seca tus pies delicadamente con una toalla. Ten cuidado de no frotar la piel ya que puede estar sensible después de usar la piedra pómez.

4. Aplica una crema hidratante rica y masajea para ayudar a liberar la tensión del día.

Tratamientos intensivos

Al igual que antes de un evento te pones una mascarilla facial, haz lo mismo en los pies. Inspirados en los mejores rituales de belleza, estas mascarillas transformarán el aspecto de tus pies en apenas unos minutos.

Mascarillas.
Mascarillas.

Calcetines mascarilla Repair, de Iroha Nature (4,95 €). Estos calcetines reparadores de pies son perfectos para utilizarlos antes de los eventos, ya que lo más seguro es que se use un zapato descubierto. Actúan en profundidad, reparando, suavizando y protegiendo los pies secos y agrietados. Se pueden encontrar de argán, melocotón o menta; para esta ocasión, desde Iroha Nature recomiendan la de melocotón. Hay una cuarta mascarilla de lavanda, que es exfoliante. El tratamiento dura varios días y en este caso se recomienda utilizarla en los meses en los que los pies no están al descubierto.

Mascarilla hidratante para pies, de Júlia (10,99 E). Estos calcetines contienen ingredientes de múltiples efectos que permiten nutrir la piel y mantener los pies hidratados, flexibles y suaves. El talón, los dedos y el resto del pie quedan envueltos por un sérum hidratante. Su diseño en forma de calcetín permite la máxima comodidad para poder disfrutar de un tratamiento digno de una sesión de spa. Modo de uso: lava y seca bien los pies. Introduce los pies en los calcetines y sujétalos luego con los adhesivos adjuntos. Espera de 20 a 30 minutos y a continuación masajea los pies hasta que el sérum restante sea absorbido por la piel.

Exfoliante.
Exfoliante.

Mascarilla exfoliante para los pies Xérial Peel, de SVR (21,90€). Es la primera mascarilla calcetín dermatológica que combina la acción peeling con la intensa hidratación para los pies. Actúa exclusivamente en la parte inferior del pie, eliminando únicamente aquellas zonas donde la piel se muestra gruesa y dura, protegiendo las zonas sensibles. Los calcetines, de fácil y práctica colocación, son adecuados para todas las tallas y todos los pies.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios