Logo El Confidencial
PIEL IMPOLUTA

Abecé de las cicatrices: tratamientos, cosméticos y prácticas para combatirlas

Las manchas suelen ser la preocupación número uno cuando hablamos del aspecto de la piel, pero eso es porque su aparición es más frecuente que la de sus queridas amigas, las cicatrices

Foto: Manual para actuar sobre las cicatrices. (Imaxtree)
Manual para actuar sobre las cicatrices. (Imaxtree)

Si eres de las que ha sufrido o sufre acné (ya sea facial o corporal), seguramente estés en la onda de los quebraderos de cabeza que estas segundas pueden llegar a traer. Conócelas al detalle.

A grandes rasgos ya sabes lo que es. Pero en las palabras de un experto como es el Dr. Didac Barco, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología y dermatólogo en Corium Dermatology, “una cicatriz es un tejido que sustituye una zona de piel con la intención de restituir tanto la estructura como la función de dicha piel con la máxima similitud posible respecto a la original”.

Piel sin cicatrices. (Imaxtree)
Piel sin cicatrices. (Imaxtree)

El Dr. José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de Clínica Dermatológica Internacional, lo simplifica asegurando que es “la marca o señal que queda en cualquier tejido después de la curación de una herida”, y va más allá confirmando que “cualquier órgano del cuerpo puede desarrollar cicatrices (los huesos tras una fractura, el estómago tras una úlcera...), pero sin duda las más frecuentes son las cutáneas”.

Aunque no todo es tan sencillo. Según el Dr. Didac Barco, en dermatología las cicatrices se clasifican atendiendo al volumen que tienen. Cuando hay una pérdida y queda hundida, se trata de una atrófica. Si por el contrario tienen un exceso de cuerpo, pueden recibir dos denominaciones: queloide, cuando ese extra sobrepasa el borde de la herida que la provocó, o hipertrófica, cuando no lo excede.

Sandra Bullock siempre ha tenido una cicatriz debajo de su ceja izquierda. (Getty)
Sandra Bullock siempre ha tenido una cicatriz debajo de su ceja izquierda. (Getty)

¿Si nos fijamos en las marcas que quedan después de un brote de acné? Suelen ser atróficas por excelencia, aunque también “podemos encontrar varios subtipos: en picahielo (ice-pick), en furgón (boxcar) y onduladas (roller), cada una con un pronóstico y un abordaje terapéutico diferente”, apunta el Dr. José Luis Ramírez Bellver. Sin embargo, las queloides y las hipertróficas, aunque pueden tener su origen en el acné, son más comunes como consecuencia de una cirugía o de un traumatismo.

Si te estás preguntando que por qué cada persona cicatriza a un ritmo diferente, debes tener presente que hay diversos factores que influyen en este proceso, como es la predisposición genética, las condiciones metabólicas del paciente (por ejemplo, si eres diabética), la zona donde se ha producido el daño (los queloides son más frecuentes en el tórax o los hombros) o la tensión a la que se somete esa cicatriz que pueda hacer que “se abra”. El Dr. Ramírez Bellver recuerda que hay una serie de recomendaciones generales que ayudan a que en un futuro esa marca sea menos evidente, como es mantener la herida limpia y seca, extender sobre ella antibiótico o antiséptico según recomendación médica y protegerla del sol con el fin de evitar el riesgo de pigmentación.

Tina Fey tiene una cicatriz en la zona de la boca y nunca la ha escondido. (Getty)
Tina Fey tiene una cicatriz en la zona de la boca y nunca la ha escondido. (Getty)

Pero la gran duda es: ¿las podemos hacer desaparecer? La Dra. Katayoun Eftekhar, especialista en Medicina Estética y Láser de la Clínica ITYOS de Madrid, advierte que “es importante tener en cuenta que no se puede borrar del todo porque el tejido cicatricial no tiene células vivas, solo hay tejido fibrótico y endurecido”. Pero hay opciones para que luzcan un mejor aspecto, cuidando de la zona desde el momento en que se produce la herida y dando con el tratamiento idóneo cuanto antes. Todos los expertos coinciden en que el láser se lleva el premio como el método más demandado.

La Dra. María José Barba Martínez, de la Clínica Dra. Barba Martínez, afirma que se utiliza sobre cicatrices pequeñas, de acné o quirúrgicas ya que “elimina las capas superiores de la piel y, según como sea la marca se aplana, reduce, trata la coloración y se repara la zona dañada. Cuando sana, su superficie ofrece una apariencia más fresca y minimizada”.

Catherine Zeta-Jones tiene una cicatriz en su cuello, resultado de una traqueotomía.  (Getty)
Catherine Zeta-Jones tiene una cicatriz en su cuello, resultado de una traqueotomía. (Getty)

La Dra. Barba apunta que, en función del tipo de daño, hay otras opciones como la exfoliación química (gracias a un producto se desprende la capa superior de la piel y, al retirarse, se regenera), las inyecciones de ácido hialurónico (se emplea en cicatrices hundidas para remplazar el natural que se ha perdido), las inyecciones de medicaciones como la cortisona (ablandan las más endurecidas y reducen el tamaño de las queloides y las hipertróficas), la criocirugía (se minimiza a través del congelamiento de las capas más superficiales), la luz pulsada (estimula la regeneración de los tejidos, ideal para marcas finas y estrías recientes)… E incluso con injertos de piel o transferencia de grasa autóloga.

Detalle de la cicatriz de la princesa Eugenia de York el día de su boda.  (Reuters)
Detalle de la cicatriz de la princesa Eugenia de York el día de su boda. (Reuters)

El Dr. Didac sostiene que para las cicatrices hipertróficas y los queloides “se suelen tratar combinando terapias como el nitrógeno líquido, inyección de corticoides o de fármacos que reducen el recambio celular o, una vez más, de láseres que minimizan la rojez y el volumen”. Lo esencial es poner en marcha el tratamiento cuanto antes para lograr la máxima mejoría. El doctor apunta que lo idóneo sería empezar con las sesiones de láser el mismo día que se retiraran los puntos y al cabo de 3-4 semanas otra sesión y así una vez más.

[LEER MÁS: El aliado secreto de Meghan Markle contra las estrías vale menos de 15 euros]

Este protocolo es efectivo con cicatrices que tienen menos de seis meses ya que, cuando la marca se ha enrojecido, resulta más complicada de camuflar. En casa también puedes ayudar a minimizar su apariencia con ingredientes hidratantes tradicionales como es el aceite de rosa de mosqueta o el aloe vera. Aunque no hay estudios rigurosos que avalen sus efectos, los profesionales reconocen que, siempre que cuentes con el beneplácito de tu dermatólogo, puedes realizar masajes con fórmulas que contengan estos activos y te serán de gran utilidad. Aquí tienes una selección de ellos.

Cosméticos anticicatrices.
Cosméticos anticicatrices.

  1. Rosehip Body Oil de Alma Secret (30 €). Con aceites de rosa mosqueta, argán y caléndula ayuda a la regeneración celular y la cicatrización.

  2. Crema Facial Rosa Mosqueta de Amapola Bio (21 €). Mejora la síntesis de colágeno y elastina ayudando a reducir la apariencia de las marcas.

Cosméticos anticicatrices.
Cosméticos anticicatrices.

  1. Regestimul de Atlantia (19,90 €). Con rosa mosqueta, aloe vera y manteca de karité, repara los tejidos.

  2. Gel para Piel Seca de Bio-Oil (a partir de 12,95 €). En textura gel, contiene un 97% de ingredientes activos.

Cosméticos anticicatrices.
Cosméticos anticicatrices.

  1. Golden Radiance Body Oil de Freshly Cosmetics (26 €). Con 12 aceites vegetales que nutren e hidratan.

  2. S.O.S Multibalm de Urang (24,95 €), en Miin Cosmetics. Bálsamo todoterreno hidratante y regenerador.

Cosméticos anticicatrices.
Cosméticos anticicatrices.

  1. Cicavit + Creme de SVR (a partir de 11,50 €). Hidrata, repara y alivia la piel dañada.

  2. Cicaplast Baume B5 de La Roche Posay (a partir de 9,35 €). Con propiedades calmantes, antibacterianas y reparadoras, favorece una buena cicatrización.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios