Logo El Confidencial
BELLEZA

¿Te preocupan los granos? Los trucos para combatir los brotes de acné adulto

Se estima que el 30% de las mujeres mayores de 25 años lo sufren. Es más, puedes haberte librado de él en la pubertad y sin embargo sufrirlo ahora

Foto: Ya nos gustaría que el acné luciera de esta guisa. (Imaxtree)
Ya nos gustaría que el acné luciera de esta guisa. (Imaxtree)

Que el acné ya no es cosa solo de adolescentes y está volviendo a 'brotar' en la edad adulta es un hecho. ¿Por qué? Aunque las razones principales son los desequilibrios hormonales, hay otros factores que lo pueden disparar como son “sufrir una sudoración excesiva, utilizar cosmética inadecuada (con una proporción más elevada de aceite que de agua o con una elevada concentración de excipientes grasos), realizar una dieta desequilibrada (alta en hidratos de carbono y no solo en grasas), fumar, y la exposición diaria a contaminantes ambientales (partículas en suspensión y conservantes principalmente)”, enumera la dermatóloga Esther Serra Baldrich, miembro de la AEDV. Por su parte, la dermatóloga Aurora Guerra, jefa de sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre, añade el estrés crónico y el consumo de algunos fármacos: “Sobre todo corticoesteroides, anabolizantes, antiepilépticos y antidepresivos”. Y el dermatólogo José Luis López Estebaranz, director de la Clínica Dermomedic, recuerda que la sobreexposición solar de los meses más calurosos “produce más sebo que, por ende, provoca la reaparición del acné”.

¿La buena noticia? Que el acné adulto es más leve y moderado que en la pubertad, “con menos comezones y más lesiones inflamatorias o microquistes, y solo aparece en la parte inferior de la cara, ángulos mandibulares y mentón“, tranquiliza el dermatólogo López Estebaranz. Aquí te damos algunos productos para controlarlo:

Cuida la piel como se merece y echa mano de lo que la cosmética ofrece para este problema concreto:

Avène, Bioderma, Caudalie y Clarins
Avène, Bioderma, Caudalie y Clarins

Triacnéal Expert, de Avène (22,21 €). Con retinaldehidos, evita la proliferación de la bacteria del acné, reduce rojeces y elimina los granos. Sébium Sérum, de Bioderma (23,95 €). Con un 15% de ácido glicólico exfolia la piel sin irritarla. Fluido Matificante Perfeccionador Vinopure, de Caudalie (25,20 €). Con polvo de sílice que matifica la piel y vitamina B3 para regular los brillos. Sérum Pore Control, de Clarins (55 €). Con ácidos de pulpa de tamarindo que oxigenan la piel evitando que los poros se obstruyan con la grasa, el sudor y la contaminación.

¿Cómo mantenerlo a raya a nivel dermatológico?

Se puede combatir con una buena rutina facial diaria. Para empezar, conviene limpiar la piel dos veces al día. Precisamente, uno de los errores que provocan brotes es no desmaquillarse bien el rostro antes de acostarse. También hay que exfoliarla, pero de manera suave, ya que “los tratamientos abrasivos pueden provocar la aparición de manchas, aumentar la sensibilidad e incluso la inflamación”, advierte el Dr. López Estebaranz. Y hay que mantenerla bien hidratada; porque a una piel grasa puede que le sobre sebo, pero nunca agua. ¿Con qué hidratarla? Con fórmulas comedogénicas, oil free y que contengan sustancias emolientes como las ceramidas y la urea, y antiinflamatorias y antibacterianas como los retinoides, los alfahidroxiácidos y los aceites esenciales purificantes. La pregunta del millón: ¿conviene maquillarla? “Se puede aplicar maquillaje siempre y cuando su fórmula sea específica para pieles grasas o con tendencia al acné”, advierte el dermatólogo.

Una última tecnología para acabar con él: Kleresca

Y también son necesarios los tratamientos profesionales. “Una de las novedades dermatológicas para combatir los brotes de acné y las cicatrices es la fotobiomodulación, que ha demostrado ser efectiva en prácticamente todos los casos”, asegura López Estebaranz. Combina la actuación sobre el rostro de una lámpara LED junto con la actuación de un gel especial capaz de generar fluorescencia. Luz y gel penetran en la piel y así consiguen eliminar la bacteria que provoca el acné, reducir la inflamación y mejorar los granitos y marcas. Se recomiendan 2 sesiones semanales durante un total de 6. Precio: alrededor de 1.300 €/sesión. Dónde: Dermomedic (Madrid, tel. 915 76 90 54). IDIE Dermatología y Estética (Madrid, tel. 902 02 25 96). Clínica Tufet (Barcelona, tel. 934 59 03 44).

En todo caso, el acné adulto es fácilmente reconocible, no solo porque es persistente, sino porque se suele localizar en la parte baja del rostro y su forma más habitual son microquistes, lesiones inflamatorias y, en los casos más preocupantes, nódulos. Y lo que es peor, no es sencillo de eliminar y es proclive a la recidiva.



Con todo, hay algunas medidas complementarias que puedes tomar para corregir el problema:

  • Lo primero, y que te servirá de paso para mantener el tipo, es seguir una dieta saludable, libre de grasas, azúcares refinados y productos procesados. Además, los dermatólogos recomiendan dejar a un lado los lácteos desnatados, que pueden aumentar la resistencia a la insulina.
  • Sumérgete en la filosofía del 'slow life'; esto es, elimina las prisas de tu vida, pues estimulan la producción de las llamadas hormonas del estrés, que activan las glándulas sebáceas.

  • Si esto no hace que la piel mejore, ve solicitando una consulta con el dermatólogo, que muy probablemente pedirá una analítica para descartar o confirmar que esta patología está ocasionada por una alteración hormonal. Y en los casos más graves prescribirá medicación con isotretinoína, un derivado de la vitamina A y que es el fármaco hoy por hoy más eficaz para tratar el acné.
  • Nunca jamás manipules las pústulas para quitar el sebo, pues además de dañar la piel, las manos son un vehículo de microorganismos que infectarán la lesión y dejarán una huella imborrable.
  • Es verdad que el sol seca los granos debido al poder antiinflamatorio de los rayos ultravioleta, que engrosan la capa córnea, pero esto es un espejismo y esto tiene un efecto rebote que puede hacer todavía más virulento el acné. Y no hace falta decir que tampoco hay que exponerse sin un fotoprotector (oil free y no comedogénico, claro), pues no solo estarás tentando a la suerte en lo que a envejecimiento, quemaduras y cáncer de piel se refiere, sino que, además, estarás favoreciendo la aparición de manchas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios