Todo sobre las bolas de Bichat, la cirugía que triunfa entre celebrities e influencers
  1. Estilo
  2. Belleza
QUIRÓFANO

Todo sobre las bolas de Bichat, la cirugía que triunfa entre celebrities e influencers

La bichectomía es la cirugía estética de rostro de moda entre las famosas. Te explicamos todo lo que tienes que saber sobre ella

Foto: En busca de la belleza. (Imaxtree)
En busca de la belleza. (Imaxtree)

¿Te has fijado en que tanto celebrities como influencers cada vez tienen unos pómulos más prominentes y unas mandíbulas más definidas? Y a pesar de que algunas de ellas afirmen en su cuenta de Instagram que su 'nuevo rostro' es solo obra y gracia del contouring, nos atrevemos a decir que mienten y que en realidad la mayoría de ellas se ha sometido a una bichectomía. Elsa Pataky, Angelina Jolie, Victoria Beckham, Bella Hadid o Kim Kardashian son solo algunas de las que podrían haberse sometido a esta cirugía que remueve la grasa facial (llamada bolas de Bichat). Pero la última en probarla ha sido Rocío Flores, aunque ella no ha tenido reparo en hacerlo público subiendo imágenes del antes y del después a sus propias redes sociales.

Foto: Cindy Crawford. (Getty)

Se encuentra entre las cinco intervenciones más demandadas en el ranking de cirugía facial, donde encabezan la lista el lifting, la rinoplastia, la blefaroplastia y la remodelación volumétrica facial. Y el secreto de su éxito no es solo que está de moda entre modelos y actrices, sino que es una intervención rápida, no precisa ingreso, los resultados son definitivos y no es excesivamente cara (cuesta alrededor de 1.500 euros). “La grasa facial es un tipo de grasa rebelde, y por mucho que hagamos dieta o ejercicio sigue estando ahí. Las bolas de Bichat no hacen justicia a nuestra imagen. De hecho, cuando las extraemos suelen tener el volumen de una pelota de golf, un tamaño que sigue sorprendiendo a los pacientes y por el que los resultados son tan visibles”, explica el Dr. Álvaro Sada, cirujano y director del Área Maxilofacial en Instituto Profesor Sada.

¿Qué es la bichectomía?

Es la técnica quirúrgica que logra extraer las bolsas de grasa encapsulada situadas en la mejilla (entre el músculo masetero y buccinador) por debajo de los pómulos. “El objetivo es afinar la cara, resaltar más los pómulos y definir mejor el óvalo facial a través de una pequeña incisión dentro de la boca de aproximadamente 1 centímetro, no dejando ninguna señal o cicatriz”, comenta la Dra. Irene Cruz, de Instituto Javier de Benito.

placeholder Gigi, Bella Hadid y Hailey Biebe,r en el backstage de Bottega Veneta. (Getty)
Gigi, Bella Hadid y Hailey Biebe,r en el backstage de Bottega Veneta. (Getty)

Se trata de una intervención mínimamente invasiva, de carácter ambulatorio, rápida (dura de 30 a 45 minutos) y sin cicatrices visibles. “La grasa se extrae suavemente bajo un anestésico local a través de una incisión mínima dentro de la boca. La sencillez de la técnica permite que el paciente recobre su vida social y laboral de forma inmediata”, añade el doctor.

¿Quién puede someterse a ella?

Si tu rostro es redondo y poco definido debido al tamaño de los cúmulos de grasa que se localizan debajo del pómulo, y no tienes exceso de volumen muscular, eres la candidata perfecta. Gracias a esta extracción se consigue un adelgazamiento de la zona y el rostro se ve más afinado y alargado, tanto si tienes entre 20 o 30 y una cara redondeada, como si quieres tener un rostro menos pesado y más armónico en el tercio inferior una vez el proceso de envejecimiento facial es más notable. Aunque, para la doctora Brianda Mendoza, “no todo el mundo es candidato y hay que valorar bien las opciones porque en ocasiones puede dar lugar a un envejecimiento prematuro del tercio inferior de la cara o de flacidez. Para ello habría que combinarlo con la radiofrecuencia Morpheus8, ya que produce un aumento del colágeno y retensado de la piel”.

¿Cómo son el posoperatorio y los resultados?

Los resultados se pueden apreciar a partir de las dos semanas, siendo muy notorios y satisfactorios a partir de los seis meses y manteniéndose en el tiempo de forma definitiva, siempre y cuando el paciente no tenga variaciones importantes de peso. El posoperatorio es muy cómodo porque como mucho hay una ligera inflamación durante 24-48 horas y es prácticamente indoloro. “Los puntos de sutura son internos y se caen solos a los pocos días. Tan solo será necesario aplicar hielo en el área de las mejillas para evitar la inflamación de la zona. Además, durante la primera semana es aconsejable llevar a cabo una dieta blanda y procurar no realizar ejercicio físico”, advierten desde el Instituto Profesor Sada. Y pasados cinco o seis días, necesarios para que disminuya la inflamación, “se puede hacer vida social. Después habrá que esperar unos tres o cuatro meses para ver el resultado final, ya que este es el tiempo en el que desaparece la inflamación residual de los tejidos”, concluye la doctora Gema Pérez Sevilla.

Influencers Contouring Lifting Bolsas
El redactor recomienda