París es mucho más que desfiles
  1. Estilo
  2. Moda
FASHION WEEK

París es mucho más que desfiles

Y un concurso de baile, coches accidentados, un cabaret o protestas en topless… La Fashion Week parisina, este año, no se ha privado de nada. Es la

Un concurso de baile, coches accidentados, un cabaret oprotestas en topless… La Fashion Week parisina, este año, no se ha privado de nada. Es la última cita del calendario fashion y no ha defraudado las expectativas. En medio de los rumores que todos los años preceden o se producen durante su celebración –este año, el que más se oye es que Marc Jacobs abandona Vuitton…– París ha elegido dar espectáculo para contrarrestar el creciente empuje de pasarelas como, por ejemplo, la londinense. Te invitamos a un recorrido por los momentos más estelares de la semana, de Chanel aNina Ricci,Rick Owens o Givenchy. Bienvenidos al espectáculo. (Ver la galería completa)

Uno de los desfiles más esperados de la semana parisina es, siempre,Chanel.Y, otra vez, Karl Lagerfeld no defraudó. Sus modelos, en la enésima revisión deltweedclásico de la casa y el mix de colores, recorrieron una pasarela convertida en una enorme galería de arte moderno…

placeholder

Uno de los primeros en dar la nota fue Rick Owens, quien, en plena efervescencia sobre el racismo en el mundo de las fashion weeks, hizo toda una declaración de principios en su show mostrando a varios grupos de bailarinas afroamericanas gritando y bailando muy enfadadas sobre la pasarela. Un sentido del espectáculo muy anglosajón que parece invadir la grandeur parisina… “Los grupos de baile son un fenómeno estadounidense” declaró Owens, “y mi sentido estético siempre ha sido una interpretación norteamericana del glamour europeo. Así que colocar a estas chicas sobre una pasarela en París es la culminación de mi trabajo.” Pues eso.

placeholder

Pero el suyo, no fue el único momentazo de la semana. El desfile de Nina Ricci, todo glamour y feminidad, tal y como nos tiene acostumbrados, fue interrumpido por dos activistas de Femen, el grupo ucraniano feminista que denuncia el sexismo, la homofobia y la religión. Ambas llevaban el torso desnudo y sobre él,dos frases escritas: “La moda dicta terror” y “modelos, no vayáis al burdel”. Los servicios de seguridad las echaron rápidamente, mientras las modelos, impertérritas, seguían a lo suyo…

Y lejos de protestas y reivindicación es, Jean Paul Gaultier recreó en su desfile-homenaje a los 80 (como siempre...) una especie de ‘Miraquién baila’ en el que su musa desde tiempos inmemoriales, Rossy de Palma, encabezaba y dirigía al jurado y casi casi, de lo entregada que estaba, también dirigía el espectáculo... Al final, del cabaret, se pasó a la pista de baile pura y dura, incluida Rossy.

placeholder

Riccardo Tisci, en Givenchy, inició el desfile destruyendo cinco coches sobre la pasarela, para luego convertir el desfile en una ‘especie de renacimiento’ tras la catársis. Todo muy conceptual… ¿La idea de Tisci? Dar nuevos aires a la firma en una colección enla que se sale de las siluetas y líneas acostumbradas. Su apuesta para la primavera/verano apunta hacia una dirección más elegante de vestidos largos y reminiscencias tribales y culturales de todo el mundo. ¿El símbolo? Las ‘máscaras’ aplicadas con cuentas de cristal directamente sobre el rostro de algunas modelos… Espectacular.Y como ya es habitual, el espectáculo, no se limitaba solo a la pasarela, el desfile del front row y del street style en el exterior de los desfiles, también fue todo un espectáculo que no tenía nada que envidiar a la pasarela. De la siempre impecable Olivia Palermo, a Miranda Kerr, Natalia Vodianova, Kim Kardashian y cientos de blogueras intentando llamar la atención. Ynuestra preferida, Anna dello Russo, la editora y directora creativa de Vogue Japón, con sus orejas de Minnie. Sin palabras.

París Moda
El redactor recomienda