Cara Delevingne, una Sissi cantarina
  1. Estilo
  2. Moda

Cara Delevingne, una Sissi cantarina

Que Cara Delevingne puede hacer playback es una iluminación que nos llegó en forma de vídeo con la versión gatuna del 'That don’t impress me much' de Shania Twain.

Foto:

Que Cara Delevingne puede hacer playback es una iluminación que nos llegó en forma de vídeo con la versión gatunadel That don’t impress me much de Shania Twain. Que además sabe cantar de verdad lo sabemos desde hace tiempo. Que quiere dar el salto al mundo discográfico (con un ligero desvío para cruzar Hollywood), y para eso está haciendo buenas migas con Pharrell Williams, también es vox populi. Que Karl Lagerfeld le da todos sus caprichos desde hace cuatro temporadas (vestido de novia lesbiana incluido) tampoco es ninguna novedad.

Lo interesante es que, de todo esto, ha surgido uno de esos cortometrajes con los que el director creativo de Chanel nos obsequia de vez en cuando. Uno en el que Cara es un trasunto cantarín de Sissi emperatriz, y Pharrell, algo así como un emperador Francisco José moderno y poco austrohúngaro. Pero solo de noche, a esa hora en la que se despiertan los dioramas de los museos y los muñecos de Toy Story tienen aventuras más complicadas. El resto del tiempo son simplemente una camarera y un ascensorista en el hotel de montaña en el que mademoiselle Gabrielle Chanel (Geraldine Chaplin) pasa unas curiosas vacaciones.

Cara Delevigne Karl Lagerfeld Pharrell Williams Chanel
El redactor recomienda