Logo El Confidencial

Hiba Abouk: por qué el traje de chaqueta la ha convertido en un icono de estilo

La actriz ha pasado de los vestidos ajustados de aspirante a sex symbol de sus inicios a toda una revolución de elegancia y clase que la erige en una de nuestras favoritas. Estas son nuestras razones

Foto: Hiba ha pulido su estilo y Pelayo Díaz ha sido el artífice del cambio.
Hiba ha pulido su estilo y Pelayo Díaz ha sido el artífice del cambio.

Al comienzo de su carrera, Hiba Abouk recurrió a las armas que toda bombshell usaría para captar todas las miradas. Vestidos encorsetados, escotes pronunciados y maquillajes exagerados hicieron de ella una de las actrices más deseadas, pero no una de las destinadas a formar parte de los listados de las mejor vestidas del panorama. Sin embargo, en tan solo un año, Hiba se ha dejado embriagar poco a poco por las mieles del estilo masculino hasta hacer de él su mejor seña de identidad.

La evolución de sus trajes ha sido clara: de apostar por dos piezas destartalados de tallaje erróneo, Hiba pasó a decantarse poquito a poquito, suave suavecito, por trajes de patronaje impecable. Así ha logrado dar feminidad al uniforme garçon hasta erigirse en una auténtica mujer digna de Helmut Newton. Repasamos todos los looks que la han traído hasta nuestro pedestal de la elegancia:

En el estreno de 'Uno entre cien mil'.
En el estreno de 'Uno entre cien mil'.

En septiembre del 2016 acudió al estreno del documental 'Uno entre cien mil', de Penélope Cruz, con un traje holgado, camisa blanca de marcado escote en uve y zapatos masculinos. Ese look marcó un punto y aparte en su estilo, pues no solo apostó por un aura boyish, sino que se decantó por un maquillaje muy natural y un cabello pretendidamente messy.

En el estreno de 'Las Furias'.
En el estreno de 'Las Furias'.

Para el estreno de 'Las Furias' repetía fórmula, pero cambiaba los detalles. Eligió un guardapolvo XL como broche de su modelo masculino. La materia prima estaba presente, pero todavía había que pulir el diamante.

El batacazo.
El batacazo.

Y entonces, llegó el batacazo. Siguió las directrices boyish, pero, en un intento de dar un toque sexy a su look, cayó en el error de creer que los brillos y la carnaza son los mejores aliados de la sensualidad. Su conjunto de Armani aúna blonda, glitter y terciopelo, un mix muy arriesgado que terminaba por caer por el trampolín de los errores de la mano del maquillaje modo Morticia Addams de Soledad Rebollar. Un make up natural habría resultado más acertado para un look tan barroco.

Con una blazer glitter.
Con una blazer glitter.

Su siguiente look aprendía de los errores del previo, aunque no terminaba de cuajar. Su blazer glitter, combinado con pantalones de ligera campana, todavía no convencían.

En la fiesta de Kenzo.
En la fiesta de Kenzo.

Pasado un año de su primer flirteo con el código del traje llegó su gran acierto en la fiesta de Kenzo. Hiba se dejó engatusar por la tendencia pijama y eligió una camisa acorde a esta tendencia, que combinó con pantalón de traje de talle alto y un peinado perfecto para su atuendo, consistente en una coleta tirante y maquillaje nude.

En el Festival de Cine de Sitges.
En el Festival de Cine de Sitges.

Bordaba la ecuación en Sitges al apostar por un traje de Dsquared2 combinado con zapatos de Aquazzura. La actriz ya había tomado nota de su anterior acierto y volvía a decantarse por un maquillaje no makeup y por llevar el pelo recogido.

De Versace.
De Versace.

Su siguiente outfit ya merecía un sobresaliente. Abouk apostaba por un impecable traje de chaqueta de Versace, zapatos de Manolo Blahnik y joyas de Bvlgari. La clave del cierto del traje reside en su blazer cruzada, que realza su silueta reloj de arena sin perder un ápice de elegancia.

Athleisure con ayuda de Pelayo.
Athleisure con ayuda de Pelayo.

Y entonces, llegó Pelayo Díaz. Su amigo le enseñó unos trucos de estilismo en un viaje conjunto a Milán y le trasmitió el amor por el código athleisure, ese que llevó a la alfombra roja al enfundarse en unos leggings de Nike con franja lateral, que combinó con biker y taconazo. Un look que aúna el universo sporty con el aura rockera bañados por una pincelada de sensualidad que sienta de maravilla a la actriz.

Un look de matrícula de honor.
Un look de matrícula de honor.

Su último look ya es de matrícula. La actriz ha apostado por un traje de chaqueta de Dsquared2, calzado de Manolo Blahnik y joyas de Cartier. Un outfit creado, de nuevo, por Pelayo Díaz. Su make up corrió a cargo de Junior Cedeño, maquillador oficial de la casa Dior.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios