Logo El Confidencial
el deporte se sube a la báscula

¿Ignora la moda deportiva a las tallas grandes?

Mientras la moda abraza un tallaje cada vez más amplio, parece que muchas marcas de moda deportiva tienen un problema a la hora de subirse a la báscula

Foto: Imagen: Ivy Park.
Imagen: Ivy Park.

Cada vez son más las marcas que abrazan un mayor rango de tallas en aras de la diversidad, pero hay un sector que parece oponerse a este saludable cambio. Hablamos de la moda deportiva, un sector que precisamente cuenta con marcas ‘body positive’ que apuestan por modelos activistas que luchan por la existencia de una mayor variedad de tallas en la moda.

La firma Aerie es una de las abanderadas en este campo. Cuenta con embajadoras como la modelo Charli Howard y vende leggings de todas las tallas que abrazan las últimas tendencias sin quedarse anclados en el negro.

Pero ¿qué ocurre con Lululemon, una de las marcas más aplaudidas del universo del ‘activewear’ y la preferida de las celebrities? Sus leggings rara vez se venden en tallas mayores a la 42 y cuando existen, aparecen en el apartado de liquidación de sus tiendas o en la pestaña de ‘sold out’ de su página web. La firma acaba de sufrir un tremendo traspiés al publicar en sus redes sociales una mujer una alarmante anécdota. La americana explica que se ha sometido a una reducción de estómago y que sintió un gran pesar al acudir a una de las tiendas de la marca. Estaba feliz por poder por fin comprar en una firma de referencia, pero la realidad es que descubrió no solo que había escasos modelos de su nueva talla, sino que las dependientas susurraron al verla entrar un incómodo “¿Tenemos tallas para ella?”. Apenas tenían.

Imagen: Ivy Park.
Imagen: Ivy Park.

No es la única marca. Ivy Park, la firma deportiva de Beyoncé, cuenta con pocos diseños que vayan hasta las tallas 42-44. Algunos de sus seguidores se quejaron al respecto. “Es divertido que la colección de Beyoncé se haya creado porque quiere que la gente se ponga en forma, cuando lo cierto es que solo vende tallas para los que ya lo están, así que...”, decía un descontento seguidor. Lo mismo ocurre con la nueva línea deportiva de Serena Williams, que no va más allá de la talla 42.

El año pasado, Nike sacó su primera línea de tallas grandes. La nueva línea cuenta con productos entre las tallas XL a 3XL.

Ashley Graham para Nola by Adittion Elle.
Ashley Graham para Nola by Adittion Elle.

Mientras que algunas firmas abrazan la diversidad, otras se niegan a hacerlo. Por si fuera poco, los haters no entienden que modelos de tallas superiores a la 40 entrenen. La top Ashley Graham aclaró en sus stories que está harta de que la gente le diga que por mucho que entrene jamás va a ser delgada o que deje de entrenar porque va a perder sus curvas. Alegó que la salud es la razón por la que va al gimnasio. Lo mismo le ha ocurrido a la modelo y mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods, cuyos fans le echan en cara que haga ejercicio cada día.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios