Logo El Confidencial
Objeto de culto

La historia del éxito de Manolo Blahnik y sus 'manolos'

Bautizados con nombre propio, los 'manolos' se han convertido en iconos de la moda. Mujeres de todo el mundo copan las listas de espera para hacerse con los famosos zapatos

Foto: Manolo Blahnik (Ian Gavan/Getty Images)
Manolo Blahnik (Ian Gavan/Getty Images)

A Manolo Blahnik le gusta que le llamen técnico del calzado. Zapatero, diseñador de calzado o especialista en la fabricación de zapatos son calificativos que se quedan cortos para el hombre que ha conseguido que la moda se postre a sus pies (y nunca mejor dicho).

Y es que realmente Blahnik cuenta con los requisitos concretos dados por la definición de “técnico” para poder considerarle como tal: posee los conocimientos especiales de la ciencia y el arte, en este caso, del diseño y la venta de zapatos para mujer. Su nombre, convertido en marca, es sinónimo de una de las firmas más prestigiosas del mundo.

Los `manolos´ de Manolo Blahnik (Cindy Ord/ Getty).
Los `manolos´ de Manolo Blahnik (Cindy Ord/ Getty).

Tras los pasos de Manolo Blahnik

Manolo Blahnik nació en Santa Cruz de la Palma (1942), capital de La Palma, en las Islas Canarias. De la exótica conjunción de un padre checo y una madre canaria, este futuro artista se crió entre plataneros y zapatos y dejó su isla natal para estudiar algo que no tenía nada que ver ni con una cosa ni con la otra: Derecho Internacional y Literatura.

Tras su graduación por la Universidad de Ginebra (Suiza), se instaló en París. Fue en la capital francesa donde su interés por el arte cobró todo su sentido. Gracias a sus estudios en la Escuela de Bellas Artes y del Louvre se introdujo en el mundo de la moda y, ya instalado en Londres, comenzó a escribir artículos para la edición italiana de la revista Vogue.

La actriz Sarah Jessica Parker, fiel seguidora de Manolo Blahnik (Dominik Bindl/ Getty).
La actriz Sarah Jessica Parker, fiel seguidora de Manolo Blahnik (Dominik Bindl/ Getty).

Diseños sorprendentes

El paso definitivo para dar a conocer sus 'manolos' lo dio gracias a Paloma Picasso, hija del pintor español Pablo Picasso. En un viaje de ambos a Nueva York (1971) le presentó a Diana Vreeland, la entonces directora de Vogue USA. Recordando aquellos momentos Blahnik ha reconocido que cuando enseñó sus dibujos a Diana “se quedó asombrada al ver tanta fantasía sin control. Me animó a seguir y desde entonces nunca he pensado que podía hacer otra cosa”.

Diez años después de este encuentro Manolo Blahnik ya era conocido por toda la industria de la moda. Ha calzado en pasarela a las marcas de los grandes maestros de la costura, como Christian Dior, Carolina Herrera, Óscar de la Renta, John Galliano y Calvin Klein.

Diseño de Manolo Blahnik (Cindy Ord/ Getty).
Diseño de Manolo Blahnik (Cindy Ord/ Getty).

El ángel de la moda

La famosa editora jefa de Vogue en Estados Unidos, Anna Wintour, ha renombrado a Manolo Blahnik como el ángel de la moda. Por eso, en el año 2017 Vogue España dedicó una retrospectiva con sus diseños. Un total de 212 zapatos y 80 dibujos conformaron esta muestra con los ‘manolos’ más originales del artista español.

Aunque ninguna galería ha aportado más popularidad a la obra de Blahnik que la serie 'Sexo en Nueva York'. Su protagonista, Carrie Bradshow, es una apasionada de la moda y de los zapatos altos de tacón de aguja, al igual que la actriz que interpreta dicho papel, Sarah Jessica Parker. Asimismo, Madonna es otra de las fieles clientas de Manolo Blahnik. La reina del pop ha llegado a decir de ellos que “son mejores que el sexo”. Tendremos que conseguir calzar algunos de sus exclusivos pares para saber si Madonna está o no en lo cierto.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios