La marca de lujo que lanza su web de reventa propia
  1. Estilo
  2. Moda
PLAN DE NEGOCIO

La marca de lujo que lanza su web de reventa propia

Descubre cómo Mark Cross quiere abrazar las tendencias y relanzar la marca

placeholder Foto: Tu vestidor lo agradecerá. (Cortesía Mark Cross)
Tu vestidor lo agradecerá. (Cortesía Mark Cross)

El mundo de la reventa se ha convertido en uno de los más fructíferos de la industria de la moda, obteniendo 24 billones de dólares de beneficios el año pasado y consiguiendo un incremento de beneficios 21 veces superior a los obtenidos en el terreno del retail, y hay una firma que ha sabido aprovecharse de esta tendencia apropiándose de ella.

Mark Cross, la marca cuyo bolso Grace se ha convertido en un auténtico it bag en un momento en el que los it bags ya no son tal cosa, ha aprendido del ciclo de vida de este diseño una lección. Tras convertirse en un boom y conseguir el apoyo de celebridades como Lady Gaga, las ventas decayeron al pasarse el furor inicial que cualquier novedad trae consigo y al darse cuenta de que a su vez las webs que se especializan en la reventa de diseños de moda se han convertido en una mina de oro, Mark Cross ha decidido abrazar esta dinámica.

Este invierno los compradores podrán autentificar sus bolsos y revenderlos a cambio de dinero en efectivo o de crédito a utilizar en la tienda. Los diseños se venderán en la sección vintage que la web de la marca incorporará.

Este plan proviene del nuevo CEO de Mark Cross, Ulrik Garde Due, que quiere atraer a más público gracias a esta iniciativa, a la bajada de precios y a la apertura de nuevas tiendas. La firma quiere expandir su mercado en Europa y Asia tras haber abierto su primera flagship store desde los años 70 en la neoyorquina Madison Avenue.

Las firmas cada vez quieren acercarse más al negocio de la reventa, que se está convirtiendo en la niña bonita de la moda. Ahora que el vintage se transforma a su vez en una de las opciones preferidas de las celebridades para lucir marcas de lujo sin recurrir a los diseños que en un momento concreto son los más deseados de los showrooms, erigiéndose por ello en modelos capaces de ser repetidos en la alfombra roja en diferentes eventos por diferentes celebs en un corto plazo de tiempo, los gigantes de la reventa, como Vestiaire Collective, quieren conseguir hacer negocio con las firmas de lujo.

Aunque los almacenes Neiman Marcus confían tanto en el porvenir de la reventa que han comprado acciones en Fashionphile, que revende diseños de lujo, marcas como Chanel se muestran reticentes a que otros se encarguen de autentificar sus modelos, como ha demostrado al demandar a The RealReal para dejar claro que tan solo la maison francesa puede garantizar la autenticidad de sus diseños.

Mientras tanto, Stella McCartney desde hace dos años colabora con The RealReal e incentiva a sus compradores a vender sus prendas de la marca usadas para obtener a cambio 100 dólares a utilizar en la tienda de la firma.

Bolsos Vintage Chanel