El Palace reabre sus puertas: así es la suite en la que durmió (entre otros) Ava Gardner
  1. Estilo
  2. Ocio
7.546 euros la noche con desayuno incluido

El Palace reabre sus puertas: así es la suite en la que durmió (entre otros) Ava Gardner

La suite consta de un dormitorio principal con lujos como las sábanas de hilo, las almohadas a gusto del cliente y el baño completo con ducha de vapor

Foto:  Interior de la suite del hotel Palace. (Cortesía)
Interior de la suite del hotel Palace. (Cortesía)

Tras la crisis sanitaria que ha vivido nuestro país, y después de los embestidas a las que ha tenido que hacer frente el sector hostelero, nos alegra infinito conocer que uno de los hoteles más emblemáticos de la ciudad de Madrid reabre sus puertas. Hablamos del hotel The Westin Palace, que, con fachadas a la plaza de Cánovas del Castillo, calle del Duque de Medinaceli y plaza de las Cortes, es uno de los hoteles más característicos del centro de la capital con casi 108 años de trayectoria.

Este edificio fue construido por el empresario hostelero de origen belga George Marquet a sugerencia personal de Alfonso XIII. Con 400 habitaciones, fue el primer hotel en incorporar teléfonos, interfonos e inodoros en cada habitación, así como formar parte de la historia de ocio de la ciudad de Madrid con sus diversos servicios como los bailes denominados el The del Palace, los salones de jazz del Rector's Club y la cervecería La Brasserie, además de dar cabida al Cine Palace, que se instaló en los años cuarenta.

Este emblemático establecimiento, que inauguró el mismísimo Alfonso XIII el 12 de octubre de 1912, costó 15 millones de pesetas (el equivalente a 16.824.000 euros de ahora). El bisabuelo de Felipe VI era asiduo al bar que se encuentra a la derecha de la famosa rotonda, un diseño arquitectónico único en aquellos años, pero no ha sido el único en admirar y aprovechar las muchas bendiciones de este hotel.

La suite real del hotel Palace fue uno de los lugares preferidos de Michael Jackson todas aquellas veces en las que viajó a Madrid con su propio cocinero. Casi trescientos metros cuadrados donde mandó colocar una pista de baile. No hubo ningún problema para cumplir los deseos del artista ni de ninguna de las grandes estrellas de Hollywood que en su día se instalaron en este lugar.

Interior de la suite. (Cortesía)
Interior de la suite. (Cortesía)

Esta suite real, totalmente renovada, es uno de los atractivos de este cinco estrellas que en su día también visitaron los Rolling Stone, el Aga Khan, mandatarios y jefes de Gobierno extranjeros, el Dalai Lama, la princesa Grace de Mónaco, la mayoría de los artistas internacionales que han pasado por Madrid y, mucho antes, grandes glorias del cine como Rita Hayworth, Lauren Bacall, Cary Grant, Frank Sinatra y la explosiva pareja formada por Frank Sinatra y Ava Gardner. Todos estos personajes y muchos más tuvieron en el Palace su cuartel general, que ahora presenta esta espléndida y exclusiva suite.

Ava Gardner, en una imagen de archivo. (Promocional)
Ava Gardner, en una imagen de archivo. (Promocional)

Un lujo que cuesta alrededor de 7.000 euros la noche y un espacio con vistas únicas a la plaza de Neptuno, la iglesia de los Jerónimos y el museo del Prado. La suite consta de un dormitorio principal con lujos como las sábanas de hilo, las almohadas a gusto del cliente, el baño completo con ducha de vapor, jacuzzi, sauna y los productos de la firma Bulgari. El ambiente se completa con un gran salón, comedor para doce personas (que puede reconvertirse en sala de reuniones), un bar con barra incluida, cocina con chef particular y mayordomo veinticuatro horas.

A estas ofertas se añade, quizá, lo que resulta más llamativo y exclusivo: clases de yoga, tratamientos de belleza y gastronomía especial. Un contenido único para los clientes de este nuevo proyecto ideado por el periodista Germán Jiménez, experto en tendencias de lujo.

Interior de la suite. (Cortesía)
Interior de la suite. (Cortesía)

Paloma García, responsable de comunicación del Palace, explicaba hace un año a Vanitatis en qué consiste: “Vendemos experiencias como valor añadido. En esta oferta se ofrece un paquete de dos noches para descubrir Madrid de una manera nueva. Por ejemplo, pasear con un arquitecto de renombre que explica las características de varios edificios importantes. O disfrutar de una jornada gastronómica con un estrella Michelin. Lo mismo lleva al cliente de tapas que a un domicilio familiar en el que la señora de la casa hace un menú con sus especialidades, que pueden ser croquetas caseras, albóndigas en salsa o canelones”.

Otras opciones exclusivas que se han diseñado son las visitas a museos acompañando a los clientes, artistas cotizados o visitas a los talleres de grandes costureros. Incluso se organizan para los alojados en esta suite real jornadas de compras en tiendas cerradas al público o espacios denominados clandestinos porque se convierten en efímeros.

El edificio del Palace en todo su esplendor. (Cortesía)
El edificio del Palace en todo su esplendor. (Cortesía)

La joya de la corona, tal y como explica Paloma García, “es lo que hemos bautizado como la ruta de Ava Gardner con parada en Chicote, el Corral de la Morería y otros lugares emblemáticos. Antes de la salida, un equipo de estilistas y maquilladores pone a punto a los habitantes de la suite real. Estas exclusividades y experiencias son las que nos hacen únicos”.

Estas eran algunas de las muchas ofertas que podíamos disfrutar en un mundo precovid y, hasta que podamos volver a una completa normalidad en la que nuestro ocio pueda ser como anteriormente, el hotel Westin Palace ha incluido, valiéndose de la última tecnología, un sofisticado programa sin contacto para hacer el check in y check out, pero también con el que se pueden abrir las puertas de la habitación y hasta hacer cualquier petición a los empleados del hotel mediante un servicio de chat interactivo.

Por otro lado, y a partir del primer fin de semana de septiembre, recuperará su popular Opera & Brunch con nuevas medidas higiénicas para adaptarse a la normativa estatal y acercándose aún más al público y turismo nacional, todo un acierto y, seguro, un éxito rotundo.

Hotel Palace
El redactor recomienda