Día de Andalucía: Hablamos con Paco Cosentino, anónimo, triunfador y 'profeta'
  1. Famosos

Día de Andalucía: Hablamos con Paco Cosentino, anónimo, triunfador y 'profeta'

Es una de las mayores fortunas de España, y como muchas de ellas, una persona que ha permanecido casi en el anonimato. Hoy recibe el reconocimiento en su tierra

placeholder Foto:  Paco Cosentino. (Cortesía)
Paco Cosentino. (Cortesía)

La frase “Innovar es la esencia de ser empresario”, cuyo autor es Peter Drucker, ha sido el lema que ha movido la vida de Francisco Martínez-Cosentino, presidente del Grupo Cosentino, que este 28 de febrero recibe en Sevilla el reconocimiento de Hijo Predilecto de Andalucía.

Unas cien personas lo acompañarán porque Paco Cosentino, como dicen los que lo conocen bien, es “un coleccionista de amigos, conserva amistades del colegio, y le gusta sumar a su vida”

Una empresa familiar con más de 4.000 trabajadores y que está presente en los cinco continentes, además de ser una de las principales fortunas de España. El origen de esta empresa está en un pueblo de Almería, famoso por sus mármoles, y en una familia trabajadora.

Hablamos con él en uno de los días más importantes de su vida.

P.: Cuando reciba el reconocimiento de Hijo Predilecto de Andalucía, ¿en quién pensará?

R.: Ineludiblemente en mi familia. Mi mujer, mis hijos y mis nietos. Aunque sea un lugar común, en mi caso es una verdad absoluta. Sin su apoyo y ayuda, no habría llegado hasta aquí. Luego, en mi equipo, en toda la organización. Hoy somos más de 4.500 empleados y todos reman con el mismo entusiasmo, y son fundamentales todos y cada uno de ellos. Y por último, tendré una mención y un recuerdo especial al mundo empresarial. Sobre todo a aquellos empresarios que durante estos años han tenido que renunciar a sus proyectos, al igual que muchos emprendedores y trabajadores, por culpa de la crisis.

P.: Su empresa es familiar, ¿cree que eso forma parte del secreto del éxito, trabajar con gente que conoces y quieres? ¿Cuántos miembros de su familia trabajan en ella?

R.: Hay parte de ello. Nuestro origen familiar hace que en Cosentino tengamos unos valores, lo que llamamos nuestro ADN, muy determinados, como es la autoexigencia o ser responsables y honestos en toda nuestra actividad. Ese espíritu sigue vigente, aunque cada vez estemos más profesionalizados. Respecto a lo segundo, mis tres hijos están desde hace algunos años en la compañía en diferentes funciones, al igual que parte de la familia de mis hermanos.

placeholder  Paco Cosentino con los Reyes. (Cortesía)
Paco Cosentino con los Reyes. (Cortesía)

P.: ¿Siempre tuvo inquietudes empresariales, desde niño? ¿Alguna persona cercana a usted la fomentó?

R.: Más que empresariales, comerciales. Desde muy pequeño tuve una clara vocación comercial. Recuerdo con muy pocos años montar un kiosco para vender tebeos, pipas, etc. Luego, más adelante, la actividad de mi padre con el taller de mármol me fue inoculando la inquietud empresarial, sobre todo la de montar un proyecto de futuro y que generara prosperidad, no solo para nuestra familia, sino para nuestra comarca. Para ello, la influencia más importante fue la de mi madre, sin duda.

P.: ¿Qué aficiones tiene? ¿Qué tipo de lecturas prefiere?

R.: Debo decir que los libros son mi pasión, mucho más que un hobby, y mi deporte preferido. En mi biblioteca hay libros de tres grandes temas: economía, superación e historia, sobre todo el Siglo de Oro. Durante la última época he leído sobre todo libros de economía y de estrategia empresarial, gracias en gran medida a Santiago Alfonso, nuestro director de Marketing y Comunicación. Todo libro que salía al mercado, en esos campos, me lo aconsejaba y lo leía. Me encanta también conocer del esfuerzo de las antiguas civilizaciones.

P.: Estudió Magisterio, ¿la enseñanza es una vocación para usted?

R.: Lo era y pienso que aún me queda algo de maestro. Desde luego me ha servido en mi empresa y en mi vida personal, con mi familia. Por ejemplo, la aplicación de la psicología, la filosofía a la hora de relacionarse y gestionar grupos. Por otra parte, heredado de aquellos años, uno de mis objetivos siempre en Cosentino ha sido el de integrar. Me gusta trabajar siempre en equipo y rodearme de grandes profesionales, que sean mejores que yo. El que no sabe trabajar en equipo no tiene sitio en mi empresa, por muy listo que se sea.

placeholder Paco Cosentino. (Cortesía)
Paco Cosentino. (Cortesía)

P.: Funda la empresa familiar en 1979 con sus hermanos, ¿es consciente en ese momento de hasta donde podrían llegar?

R.: No, para nada. Eso sí, teníamos claro que había que innovar, que había que meterse en algo distinto a lo que había sido nuestro sector hasta ese momento. Y con unos productos innovadores, de valor añadido, salir fuera a competir en los mercados exteriores. Esas premisas y al mismo tiempo objetivos siempre los tuve claros.

P.: A nivel personal , ¿qué rasgos destacaría de su carácter?

R.: Siempre he tratado de ser buena persona, buena gente. Para mí es fundamental. Lo que decía de la honestidad. No solo en la vida, en el mundo empresarial, que puedan confiar plenamente en ti y en tu proyecto es clave. Luego, destacaría también la constancia permanente, tener iniciativa. Dicho de otro modo, ser un poco cabezón… Siempre he mantenido la fe y la confianza en mis convicciones, incluso cuando han venido mal dadas. Tener ilusión y espíritu de superación o mejora continua, eso es para mí fundamental.

P.: ¿Viaja por placer o solo por trabajar? ¿Cúal es su rincón favorito del mundo?

R.: La verdad es que durante muchos años los viajes han sido y son parte de mi día a día. Gracias al grado alto de internacionalización de Cosentino (vendemos más del 92% fuera de España), mi trabajo ha sido visitar países de todo el mundo, algunos de ellos varias veces al año. Por lo tanto, el poco tiempo de ocio o descanso que tengo me gusta disfrutarlo en mi tierra, en Almería, bien en Macael, mi pueblo, o bien en Mojácar.

P.: ¿Qué personas han sido decisivas en su trayectoria profesional? ¿Y en lo personal?

R.: Como decía antes, destaco especialmente a mi madre Eduarda, o como la conocían todos en mi pueblo, Eduardica la del Pan. Ella tenía un colmado donde se vendía de todo, por ejemplo, todo el pan del pueblo. Luego todas las semanas hacía el sacrificio de uno o varios cerdos para vender carne y embutidos.

Era una persona activa, inquieta, un rabo de lagartija… El primer negocio de mármol de mi padre lo pudo poner en marcha gracias al dinero de la tienda de mi madre. Era una personalidad única e irrepetible, con mucha determinación y con un gran corazón. Esa perseverancia, esa constancia y, sobre todo, el hecho de tratar de ser honrado y honesto en la vida lo aprendí de mi madre.

placeholder Paco Cosentino con David Bisbal. (Cortesía)
Paco Cosentino con David Bisbal. (Cortesía)

P.: ¿Le gusta fomentar las relaciones personales en el trabajo? ¿Ha conseguido hacer amigos en el mundo de la empresa? Y dentro de su propia empresa, ¿cuenta con amigos además de trabajadores?

R.: No se trata de fomentar o de promover una cercanía de forma impostada. A mí siempre me ha gustado estar cerca de mis trabajadores, conocerlos personalmente. Lo hacía cuando empezamos en 1979 con apenas 17 empleados y ahora que somos más de 4.500. Aunque es mucho más complicado, por descontado. Pero siempre trato de buscar el hueco para pasarme por las fábricas, ver sobre el terreno los avances y las nuevas instalaciones que estamos haciendo para I+D o sostenibilidad, etc. Y lo mismo cuando voy a cualquier país del mundo donde contamos con instalaciones nuestras. No entiendo dirigir un proyecto sin ese trato y conocimiento personal. Las personas son el alma de los negocios.

P.: Ha sido considerado profeta en su tierra, Hijo Predilecto de Macael, tiene también allí una avenida con su nombre, Hijo Adoptivo de Albox… ¿Esos reconocimientos llenan más que los que tiene a nivel internacional?

R.: En gran parte es así. No obstante, salir fuera a EEUU, Europa… y que reconozcan a tu empresa y a tus productos es un enorme orgullo. Pero es cierto que los reconocimientos que he tenido en mi pueblo, en mi comarca y en Almería son muy emotivos. Por ejemplo, recuerdo con especial cariño el Premio de la Comarca del Mármol a la Persona en 1987. Otro muy importante para mí fue el Premio Nacional de Innovación entregado por el rey Felipe VI.

P.: ¿Qué aspiraciones personales y profesionales tiene para este año 2019?

R.: A nivel personal, seguir disfrutando de mi familia y sobre todo de mis nietos. En cuanto a Cosentino, consolidar el crecimiento de la compañía y desarrollar los nuevos proyectos en los que estamos inmersos, tanto a nivel de productos como en nuestras instalaciones productivas. Y seguir creando empleo y riqueza en mi comarca, mejorando siempre en seguridad de las personas. No vamos a dejar de invertir en mejoras de seguridad porque una industria tiene que estar en mejora constante.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda