Logo El Confidencial
JUICIO EN EL SUPREMO

Lluís Llach: cantautor retirado, político y empresario millonario

Vive entre Senegal y Porrera (Tarragona), donde tiene una bodega que da magros beneficios. Declara ante el Supremo por su papel como diputado durante el 'procés'

Foto: Conferencia de Lluís Llach organizada por la ANC en Euskadi. (EFE)
Conferencia de Lluís Llach organizada por la ANC en Euskadi. (EFE)

El cantante Lluís Llach abandonó la ciudad para instalarse en la finca, en el campo que había heredado de su madre, y dejar que la inspiración le llenara la cabeza de canciones. Pero al final se la llenó de vino. Aunque casi no bebe alcohol, el cantautor se encaprichó de los viñedos que rodeaban la masía y se asoció con un amigo.

Llach y el notario Enric Costa crearon a medias Cims de Porrera, una bodega que ha dado algunos de los mejores vinos de la DO Priorat. Un cantautor reconvertido en empresario que llegó a ser diputado en el Parlament en uno de los momentos más duros de la política catalana.

Lluís Llach en una rueda de prensa. (EFE)
Lluís Llach en una rueda de prensa. (EFE)

En 2001 vendió su primera empresa por una cantidad que nunca se hizo pública pero que los medios económicos calificaron de millonaria. Y creó otra: Vall Llach, famosa también por sus caldos de alta calidad. Pero Llach es noticia estos días por otra cuestión: este lunes por la tarde, el cantante reconvertido en político comparece ante el Tribunal Supremo como testigo por el caso Procés. El diputado en cuya declaración de bienes aparecían 1,3 millones en propiedades ha pasado de los escenarios al juzgado con los viñedos de por medio.

Ingresos de 1,52 millones

En la actualidad, el cantautor posee Vall Llach, una bodega en Cal Valdrich, una de las casas rurales más antiguas de Porrera. Llach reformó la 'casa pairal’ que cuenta incluso con un rincón dedicado al poeta Miquel Martí i Pol, que fue un gran amigo de Llach. La empresa cuenta con un patrimonio neto y pasivo de 2,16 millones de euros y en las últimas cuentas presentadas, en 2018, los números son muy buenos. Con unos ingresos de 1,52 millones de euros, los beneficios netos fueron de 106.000 euros.

Otra de las pasiones de Llach es Senegal, donde tiene una fundación y a donde dijo que se exiliaría si no llegaba la república catalana. Soltero desde hace años (se le han atribuido algunos novios pero él nunca lo ha confirmado), suele viajar a menudo a África, donde dice que se siente “feliz” dirigiendo la fundación que lleva su nombre y que ayuda al desarrollo de la región de Palmarin, a unos 300 kilómetros de Dakar, la capital.

Desde que se retiró, en 2007, el cantante busca su lugar en el mundo y parece que lo ha encontrado lejos de su soñada Cataluña independiente.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios