Alejandro Sanz, deudas y demandas: su difícil situación económica, en datos
  1. Famosos
EMPRESAS

Alejandro Sanz, deudas y demandas: su difícil situación económica, en datos

El cantante, que tiene dos frentes legales abiertos, está poniendo en orden sus cuentas. Raquel Perera escenifica al fin su divorcio del artista y sale de sus empresas

Foto: Alejandro Sanz, en una foto de archivo. (Getty)
Alejandro Sanz, en una foto de archivo. (Getty)

Alejandro Sanz es uno de los cantantes más importantes de la escena musical española. Sus proezas artísticas han escrito las mejores páginas de la cultura española (acaba de ganar un Grammy por #ElDisco) y sus veleidades personales también han sido objeto de atención por la prensa del corazón. Estos días, sin embargo, Sanz ha saltado a la prensa salmón y a la crónica de tribunales. Desde hace una semana, día sí, día también, la principal empresa de Alejandro Sanz, Gazul Producciones, publica novedades en el Registro Mercantil. El nuevo administrador del cantante (según la revista 'Corazón', Sanz ha decidido despedir a su anterior asesor por la mala gestión de sus cuentas) ha abierto las ventanas y, como el aire, está levantando la falda a viejas cuentas y papeles. El resultado es un retrato un tanto preocupante del estado financiero actual de Alejandro Sanz, al que amenazan, además, dos grandes tormentas legales.

Gazul Producciones fue constituida por Alejandro en enero de 1998 (un año después del lanzamiento de 'Más', para muchos su mejor álbum). Entre otras muchas cosas, la entidad se dedica a las artes escénicas, tiene su sede en Madrid y en 2017 tuvo pérdidas de cerca de 40.000 euros. La matriz de Gazul Producciones es otra entidad, Alkazul SL, que en su día administraban Alejandro, sus padres y su hermano Jesús. Bajo el ancho manto de Gazul Producciones hay otras marcas y empresas. Desde su ruptura con su representante de toda la vida, Rosa Lagarrigue, Sanz tomó las riendas de su carrera a través de la agencia de representación de artistas Mow Management (que también lleva los intereses de Niña Pastori). Además, la empresa participa en otras entidades como New Meloil SL, dedicada a la producción de energía eléctrica, o la estadounidense Alja Productions Inc.

Alejandro Sanz, el pasado fin de semana, recogiendo su premio Grammy. (EFE)
Alejandro Sanz, el pasado fin de semana, recogiendo su premio Grammy. (EFE)

Gazul llevaba tres años sin presentar cuentas, pero esta semana lo ha hecho y a lo grande. Ha realizado un estriptís financiero de los años 2016 y 2017 repleto de información. En el ejercicio de 2016, tal y como avanzó 'Cinco Días', el auditor alerta de la “desaparición” sin “justificación” de 15 millones de euros de su balance. En concreto, 12,37 millones que figuraban como existencias y 3,29 como pérdidas de ejercicios anteriores. Esta situación intentó paliarse en el año 2017, pero la sociedad reconoce "un fondo de maniobra negativo" de más de cuatro millones y medio de euros. Aquello intentó compensarse deshaciéndose de varios inmuebles.

Este verano se publicó que Alejandro Sanz había vendido su casa de La Finca al futbolista Eden Hazard. La mansión, ubicada en el paseo de Los Lagos, la mejor zona de la exclusiva urbanización, era el símbolo de su prosperidad económica. Él, que se sabía de memoria los adoquines de Moratalaz. El cantante se vio obligado a vender su casa de Madrid por 10 millones de euros, y ahora sabemos por qué. Además, el informe de auditoría también revela que ya en enero de 2018 se deshizo de un piso y dos plazas de garaje que tenía el barrio de Hortaleza, por los que recibió 800.000 euros.

Uno pensaría que con esto Sanz ya tenía solucionada la papeleta. Sin embargo, el auditor alerta en su informe del nubarrón legal que se le viene encima al músico. El cantante perdió en primera instancia la demanda que le interpuso en 2017 la que fuera su agente durante más de 25 años, Rosa Lagarrigue, por rescindir de forma unilateral su contrato con ella en el año 2016. Un portazo que dio mucho que hablar, por cierto."Antes de la emisión del informe de auditoría hemos sido conocedores de la sentencia número 193/2019 de fecha 9 de septiembre de 2019 [...] del contencioso que la empresa RLM, S.A. mantiene contra Gazul Producciones, S.L. En la misma se condena a Gazul a pagar un importe de 5.430.022,27 euros. Al cierre del ejercicio 2017, las cuentas anuales no recogen ninguna provisión por el citado importe, por lo que el pasivo a largo plazo está infravalorado, así como los fondos propios".

Rosa Lagarrigue, Alejandro Sanz y Jesús López, de Universal, en 2013. (Getty)
Rosa Lagarrigue, Alejandro Sanz y Jesús López, de Universal, en 2013. (Getty)

Un palo que, esperan, no se quedará así. La sentencia ha sido recurrida por los asesores legales del cantante y la siguiente en pronunciarse debería ser la Audiencia Provincial de Madrid. En otro momento del informe de auditoría, se dice: "Dicha sentencia ha sido objeto de recurso por considerar la sociedad que no se ajusta a derecho, habiéndose realizado la mencionada resolución contractual de forma plenamente justificada de acuerdo a la Ley, así como por el hecho de que, aún considerándose dicha resolución injustificada, las consecuencias económicas serían en todo caso muy inferiores a la condena realizada por el Juzgado".

Demanda de siete millones

Pero hay más. Una entidad financiera de Florida, SHEDDF2-FL5, acaba de presentar una demanda en la corte de Miami contra tres sociedades del cantante solicitando la devolución de siete millones de euros o el embargo de su mansión estadounidense. Según su versión, el cantante les pidió esa cantidad en su día para poder pagar la casa. Hasta ahora había abonado la letra religiosamente, pero la compañía argumenta que ha dejado de hacerlo, por lo que le reclaman la devolución del dinero o, en su defecto, el embargo de la mansión. Según el escrito, la demanda se dirige contra Gazul Producciones, Music on Wheels LLC (Mow) y Alja Productions, esta última en calidad de garante del préstamo. La casa, con nueve habitaciones, muelle privado, cancha de tenis y gimnasio, está actualmente a la venta por 13 millones de euros.

Estos días contábamos en estas mismas páginas que Raquel Perera, la exmujer de Alejandro Sanz, seguía estando al frente de Gazul Producciones, pero también eso ha cambiado en esta semana trepidante para las cuentas del cantante. Este informe de auditoría es el último que firma Perera como presidenta de la entidad. El Boletín Oficial del Registro Mercantil publica en su edición del jueves 30 de enero el cese de Perera de todos sus cargos en la compañía de Sanz. También el de su antiguo administrador, Juan Gervás García-Ramos. Parece que el divorcio legal de la pareja ya se ha consumado.

Alejandro Sanz y Raquel Perera, presentando una colección de camisetas. (EFE)
Alejandro Sanz y Raquel Perera, presentando una colección de camisetas. (EFE)

Como decíamos, el informe de auditoría equivale a un desnudo integral del estado financiero del cantante, como reconoce en varios momentos. "El accionista principal, dado que es el verdadero generador de los recursos 'canalizados' a través de la sociedad, utilizando a esta como soporte en la gestión de su actividad, se ha llevado en el ejercicio finalizado a 31 de diciembre de 2017 la mayor parte de los recursos generados en Gazul, concretamente el 90% de los mismos". Así, se puede inferir lo que ganó Alejandro Sanz en esos años del propio informe. En 2016 se embolsó por giras y eventos más de 12 millones de euros, aunque en 2017 'solo' fueron 2.436.427 euros. Por ingresos editoriales, ganó 2.155.160 euros en 2016, y un millón menos al año siguiente. También bajaron sus ingresos discográficos (de 570.000 euros en 2016 a 365.441 en 2017), algo que compensó con la publicidad. Por este concepto ganó más de 640.000 euros en 2017, y solo 160.000 en 2016. La sociedad también reconoce que cuenta con inmuebles por valor de 19.530.985 euros (antes de vender las casas de Madrid).

Como se ve, Alejandro ganó diez millones de euros menos en 2017 que en 2016. La sociedad lo explica: "La evolución de la actividad no es lineal dado que el volumen de la misma varía sustancialmente en función del momento artístico del cantante (fase de composición, promoción, gira...). [...] En 2017 se ha producido una disminución significativa de la actividad en comparación al ejercicio 2016 al haber sido este último un año de gira. En esta línea, los ingresos relativos a 2017 son en su mayoría derivados de un único evento artístico (concierto en Madrid para celebrar los 10 años del disco Más), así como de los derechos editoriales devengados durante el ejercicio".

Recurrir a "financiación ajena"

La compañía reconoce serias "tensiones de liquidez", hasta el punto de tener que recurrir "a financiación ajena (sociedades vinculadas y entidades bancarias)". Pero es optimista: "Con respecto a las expectativas para los próximos ejercicios, se espera que la actividad de la sociedad vuelva a tener un incremento significativo en el ejercicio 2019, año en el que está planificada una nueva gira para el periodo 2019-20". Eso, claro está, si la Justicia está de su lado. Si no, podría enfrentarse a una deuda de más de 12 millones de euros.

Vanitatis ha querido recabar la versión del músico a través de Mow Management, su agencia de representación, sin éxito: "Desde esta oficina no hacemos ningún tipo de declaración al respecto", argumentan.

Alejandro Sanz