Logo El Confidencial
restaurantes de madrid

La Canica, cocina actualizada y coherente

La Canica es el proyecto personal de un joven chef, Sergio Martínez, que hace una cocina honesta en una propuesta general atractiva

Foto: Las Canicas
Las Canicas

En una de las zonas más nuevas de la ciudad de Madrid, en la avenida de los Andes, hay un restaurante cuya decoración sorprende nada más entrar, ya que su puesta en escena bien podría servir de fondo a cualquier bistró que se ubicara en ciudades más afamadas por el diseño y la vanguardia. Su sala es absolutamente confortable y elegante. Es de esos sitios en los que al entrar uno se siente a gusto y apetece estar y alargar la estancia. Sin duda, ese confort ayuda a disfrutar de la experiencia, pero si, además, la cocina es buena y se hace con el mejor producto de temporada, con recetas originales y actualizadas, pero con criterio y coherencia, además, apetece volver.

La  Canica
La Canica

La Canica es el proyecto personal de un cocinero muy joven, Sergio Martínez, cuya forma de fusionar tradición y vanguardia le sitúan como un restaurante a seguir y tener en cuenta. La decoración con sofas chéster de color amarillo mostaza, sillas de terciopelo rosa, mesas de maderas claras, alacenas recogidas de una antigua botica que había en el mismo local, todo ello bajo unos techos altísimos que dejan entrar la luz que desde la terraza se cuela a raudales.

La Canica. Arroces
La Canica. Arroces

La Canica tiene una carta construida a base de platos que gustan: tartares, croquetas, ensaladillas, 'arroces' y hamburguesas. Así, un buen tartar de atún rojo en dos temperaturas o sus famosas croquetas, las 'canicas' del chef, rellenas de un rico estofado de carrillera. Sus falsos arroces como el meloso de carabinero, elaborados con sémola de trigo; el risotto de setas, parmesano y aceite de oliva, o el de mantequilla de albahaca y alcachofa confitada. De sus carnes destacamos la hamburguesa de rabo de toro en pan brioche o las costillas confitadas.

La Canica. Costillas confitadas
La Canica. Costillas confitadas

Sergio Martínez es un joven chef de solo 25 años, pero con una trayectoria que a estas alturas se puede calificar de intensa. Así, muestra a tan temprana edad una madurez que sorprende gratamente. No en vano, y además de haber recibido una extensa formación, entre otros, en varios restaurantes Michelin, ha tenido tiempo incluso de pasar una larga temporada en Miami llevando la gestión del restaurante Ideas. Todo ello le permite ahora mostrar en su restaurante un proyecto serio, bien pensado y mejor ejecutado.

Restaurante La Canica. Avda de los Andes, 25. Madrid.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios