Las 'pullas' de Soraya Arnelas a su ex
  1. Noticias
NOTICIAS

Las 'pullas' de Soraya Arnelas a su ex

Soraya Arnelas está feliz y eso se nota en su mirada y en la permanente sonrisa que muestra a todo aquel que esté cerca. Ella misma

Soraya Arnelas está feliz y eso se nota en su mirada y en la permanente sonrisa que muestra a todo aquel que esté cerca. Ella misma reconoce que su vida ha dado un giro de 180 grados y que ahora sólo piensa en pasárselo bien. Atrás quedó su contrato con la discográfica y sus planes de pasar por el altar con Jonathan Moen, un joven sueco con el que mantenía una relación de cuatro años. Ahora ha montado su propio sello, Valentia Records (un juego de palabras que alude a la valentía y a su pueblo, Valencia de Alcántara), y disfruta de su etapa más divertida, según sus propias palabras, junto al exMíster Cádiz Miguel Herrera, con el que lleva cuatro meses compartiendo su vida.

"No le voy a poner adjetivos. Se ha convertido en un compañero de viaje con el que estoy viviendo este momento. Ojalá me dure toda la vida pero por ahora es una persona que me está viniendo muy bien. Estamos compartiendo muchísimo y nos lo estamos pasando muy bien. De hecho, en cuatro meses ya hemos ido cuatro veces al parque de atracciones, cuando antes pasaba más tiempo en casa porque Jonathan era más casero. Mi vida ahora es, más que una montaña rusa, un bonito paseo en noria", confiesa en conversación con Vanitatis.

Soraya, quien asegura mantener una relación muy buena con su ex, no puede evitar las odiosas comparaciones cuando se trata de hacer balance de esta nueva etapa que ha traído consigo un cambio radical de look y estilismo ("ahora me he quitado unos cuantos años de encima y estoy más sexy", ríe). "Ahora me dejo acompañar por un sevillano con arte que me da vidilla. Miguel es majísimo, muy sociable, se está integrando muy bien  y os entiende perfectamente, que es español. Con Jonathan estaba el problema del idioma, sobre todo en ciertas conversaciones más profundas no nos entendíamos", explica mientras mira de reojo a su nueva chico, con el que, asegura, está todo el día "de bromas".

La cantante está pletórica y por el momento sólo piensa en divertirse, aunque también ha tenido tiempo de preparar nuevo disco y de sacarse el carné de conducir, algo que para la extremeña tiene un valor especial. "El hecho de verme en el volante de su coche es como una metáfora de tomar las riendas de tu vida", explica. En lo que no ha pensado todavía es en convertirse en madre. "Acabo de cumplir 30 años pero aún no tengo reloj biológico". Los niños, pues, tendrán que esperar.

Soraya Arnelas