Logo El Confidencial
NOTICIAS

Las 'viudas' de Jordi Estadella, en pugna por la pensión

Poco, o prácticamente nada, se sabía de la vida privada del presentador Jordi Estadella (El semáforo, No te rías que es peor, Un, dos, tres) hasta

Foto: Las 'viudas' de Jordi Estadella, en pugna por la pensión
Las 'viudas' de Jordi Estadella, en pugna por la pensión
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Poco, o prácticamente nada, se sabía de la vida privada del presentador Jordi Estadella (El semáforo, No te rías que es peor, Un, dos, tres) hasta su muerte el pasado 30 de abril de 2010, víctima de un cáncer de hígado. Pero a día de hoy, su viuda, Elisa Ruiz, y su primera mujer, Susana Vicarregui, están inmersas en una lucha judicial por la pensión de viudedad.

    El 22 de febrero de 2011, el Juzgado de lo Social número 31 de Barcelona le concedió a su viuda la totalidad de la pensión. Sin embargo, meses después, la primera mujer del presentador presentó un recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para intentar conseguir cobrar también dicha pensión de viudedad.

    El 22 de noviembre de 2012, el TSJC se pronunció a favor de Susana concediéndole el 60% de la pensión en detrimento de la viuda, que cobraría sólo el 40%. Es decir, de los 748,81 euros que cobraba pasará a recibir 299,52 euros. Ante esta situación, Elisa ha presentado un nuevo recurso ante el Tribunal Supremo para recuperar lo que, según ella, le pertenece. A ella y a su hijo de ocho años. En este contexto, la viuda del presentador desaparecido rompe su silencio, en exclusiva, para Vanitatis.

    Vanitatis: ¿Cómo te sientes después de que se te haya arrebatado parte de la pensión?

    Elisa Ruiz: Después de comportarme como una señora hecha y derecha desde que murió Jordi, elegante y callada, no puedo aguantar más. La gota que ha colmado el vaso es que me hayan retirado parte de mi pensión de viudedad para dársela a esta señora, que nos ha hecho sufrir muchísimo. Mi marido tuvo que pagarle durante años una pensión compensatoria que cobró de golpe, al contado.   

    V: ¿Desde hace cuántos años estabas casada con Estadella?

    ER: Casados desde el 2004, pero viviendo juntos desde 1997. Por cuestiones burocráticas, la Seguridad Social, en lugar de tener en cuenta la fecha de su separación en 1999, ha tomado la del divorcio del año 2002 y, por este motivo, le han concedido parte de la pensión de viudedad a su exmujer. Es injusto. Yo me quedé con un niño de cuatro años. Mi marido me dijo: “Nena, hasta que esta señora no se muera no te dejará en paz”.  

    ¿Por qué dices que la primera mujer de Jordi os ha hecho sufrir mucho?

    Me han perseguido, me han amenazado y, ahora, me quitan la pensión que yo ya había ganado en un juicio. Jordi ha tenido muchos problemas con su familia anterior. Ha tenido que mantener a su hijo hasta los 21 años dándole unos 800 euros al mes. Han estado viviendo hasta que les ha dado la gana en una casa que también estaba a nombre de mi marido y que hemos tenido que malvender. Una vez que murió Jordi, decidí ir a por todas.

    ¿Qué pasó durante los últimos días de vida de Jordi Estadella?

    Mi marido me pidió que no dejara entrar a su hijo en el hospital ni a su ex en el tanatorio, pero no lo conseguí. Yo me quedé con un niño de cuatro años que tenía contacto con la hija mayor de mi marido. Sin embargo, desde que su padre falleció mi hijo no ha vuelto a saber nada de su hermana.

    ¿Qué pensaba Jordi de su exmujer?

    Jordi era su negocio hasta que vio que yo no era un capricho de su exmarido. Entonces fue cuando empezó a retirarse de su vida. Hicimos una auditoría y nos dimos cuenta de que había unos cuantos millones desaparecidos de la sociedad que Jordi tenía a medias con su ex. Al final le dejaron sin nada. Hay un desfase de 1,2 millones de euros. A Jordi esto le hundió.

    ¿Qué pasó cuando hicisteis el reparto de la herencia?

    Los hijos recibieron la legítima porque Jordi les había desheredado por completo porque no tenían buena relación ellos. La hija mayor trabajaba en la radio con su padre y prácticamente ni se dirigían la palabra cuando se cruzaban. Sus hijos mayores no se portaron bien con él. Jordi era muy duro en sus sentimientos porque tuvo una infancia traumática. A mí me llegó a decir que no quería a su hijo Jordi ni quería saber nada de él. Mi marido me confesó en su lecho de muerte que a los únicos que quería era a mi hijo Mauro y a mí.

    ¿Cómo fueron los últimos años de vida de Jordi?

    Estuvimos dos años preparándonos para su muerte. Él no quiso hacerse ningún tratamiento para intentar curar su cáncer de hígado y eso se lo respeté. Él vivió muy bien. Buscamos el colegio de mi hijo para cuando me quedara sola. Me regaló libros de cocina porque yo no sabía cocinar. Estuvimos yendo los dos al psiquiatra para que nos fuera preparando para el desenlace. Mi marido quería vivir dignamente.

    ¿En qué situación económica te quedas cuando muere tu marido?

    Con todos los problemas del mundo. Monté una tienda de ropa de ballet cuando mi marido estaba ingresado, porque él me dijo que invirtiera todo. Ahora vivo porque mi madre me ha ayudado a montar una panadería artesana. Me tengo que cambiar de piso porque no puedo pagar el alquiler. Jordi ganó mucho dinero, pero al final no tenía tanto. Se lo gastó casi todo con su primera familia y tuvieron una multa de Hacienda muy grande. En sus últimos años de vida, Jordi quiso sólo trabajar en la radio porque quería estar a mi lado y al de nuestro hijo. La herencia que yo cobré la utilicé para pagar las deudas que mi marido tenía con el banco por unos proyectos que él quería realizar y que no salieron bien.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    15 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios