Logo El Confidencial
CONVOCATORIA SOLIDARIA DE CATALINA ESCOBAR

Cristina Valls Taberner vuelve a la vida social de Madrid tras mudarse a Barcelona

Desde que se celebró la boda con Francisco Reynés ha cambiado la capital por la Ciudad Condal. Por el momento no planea un aumento de familia

Cada año, la empresaria colombiana Catalina Escobar, una de las veinte mujeres más influyentes de los países emergentes, reúne en Madrid a los patronos y amigos de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar (que lleva el nombre de su hijo) para recaudar fondos que sirvan a los proyectos que lleva a cabo en Cartagena de Indias. Reducir la mortalidad infantil y los embarazos entre las menores son los principales puntos de referencia.  

Empresas potentes como Telefónica, con su presidente Alierta a la cabeza, Bufrau (Repsol); Botín (Santander), Guerrero (Bankinter), junto con nombres influyentes como los de las Koplowiktz, Gómez-Trenor,  Sánchez de Lamadrid, Falcones o Valls Taberner apuestan por esta iniciativa que comenzó con una historia trágica: la muerte del hijo de Catalina, Juan Felipe, de 18 meses, trastocó su trayectoria vital. La economista y empresaria poderosa decidió dejarlo todo para ofrecer un horizonte a ese grupo desfavorecido que no tenía futuro más allá del presente. Durante esos diez años, la fundación ha salvado la vida a más de 5.000 niños y ha ofrecido un cambio de vida, a través de talleres educativos, a niñas/madre cuyo único recurso era la calle.

Este año, en lugar de la cena convencional, Catalina ha preferido organizar una exposición de pintura y escultura donde artistas españoles y colombianos como Eduardo Peris, José Manuel Ciria, Antonio Girbes, Willy  Ramos, Horacio Silva, Carmen Díaz o Mariana Álvarez, entre otros, ceden sus obras para la ONG de Catalina Escobar. Una de las patronas que acudió al acto fue Cristina Valls Taberner, hija de Javier Valls Taberner, excopresidente del Banco Popular, poco dada a dejarse ver en actos sociales y mucho menos desde que se casó en el mes de mayo pasado con Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis.

* Cristina Valls Taberner y Francisco Reynés

Una mujer felizmente casada

La joven explicaba a Vanitatis que continúa con su negocio de regalos para grandes empresas: “Aunque he bajado el ritmo. Funcionamos on line y con los clientes de siempre”. Su vida en Barcelona es tranquila y con mucho menos actividad social que en la capital. “Aunque yo tampoco he sido nunca de acudir a muchos actos”, aclara. Por el momento no planea un aumento de familia y vive feliz su vida de mujer casada. En este punto sonríe sin dar más explicaciones. En cambio se explaya al hablar de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar: “Es impresionante lo que ha sido capaz de hacer Catalina. La admiro profundamente y creo que este proyecto, que tuvo su origen en la tragedia de la muerte de su hijo, ha solucionado el presente y sobre todo el futuro de niños y madres que no lo tenían”.

Por su parte, Catalina Escobar contaba cómo este proyecto es exportable a cualquier lugar. “Lo más importante es profesionalizar la solidaridad para poder aplicar las estrategias empresariales. Cuando íbamos a pedir dinero a los inversores sociales, a los que yo denomino así y no donantes, les mostrábamos estadísticas, previsiones de crecimiento y resultados que eran efectivos y no solo cifras. Entonces se daban cuenta que era un inversión para el desarrollo del país y, por lo tanto, algo bueno para todos. A pesar de las dificultades por las que pasan muchas empresas en España, su apoyo es importantísimo, y no solo de las grandes, sino también de las pequeñas”, explicaba delante de Francisco Gómez-Trenor, presidente del Patronato de la Fundación, de su mujer Cuca Rodrígez Marín y de María Valle Goyanes,  gerente y responsable de la comunicación de la ONG.

Dos compañeras para Leonor y Sofía

Tampoco faltaron a la inauguración de la exposición en el centro de convenciones Mapfre, el actual embajador de Colombia, Fernando Carillo, y su mujer Diana, recién instalados en Madrid. Sus hijas acuden al colegio de las infantas Leonor y Sofía y una de ellas comparte aula con la primogénita de los príncipes. “Aún no nos hemos encontrado por motivos escolares. A  don Felipe lo conocí en Washington. Espero que nos veamos pronto”, declaró el embajador a Vanitatis. También acudieron al encuentro cultural, el presidente de Uralita y Air Nostrum, Javier Serratosa; Ana Goyanes; el presidente de fundación Conexus, Manuel Broseta; Fernando Gumuzio, dueño de la gestora de Fondos Azora; Pedro Guerrero, presidente de Bankinter; Luis Sánchez de Lamadrid, director General de Banca Privada Pictez&Cie; Paloma Antón, Almudena Malumbres y Marta O´Connor, dueña de la empresa Nuevas ideas. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios