Logo El Confidencial
posaron juntas en un acto celebrado en sevilla

Naty y Ana María Abascal: dos gemelas muy distintas

Naty Abascal siempre se ha llevado muy bien con su hermana gemela, Ana María. Ambas han vuelto a coincidir en un acto promocional celebrado en Sevilla

Foto: Naty Abascal presentando el libro junto a su hermana (I. C)
Naty Abascal presentando el libro junto a su hermana (I. C)

Dos hermanas y un libro: Naty Abascal siempre se ha llevado muy bien con su hermana gemela, Ana María. Sin embargo, la segunda no  es ninguna habitual de las revistas del corazón y del mundo de la alta sociedad como sí lo es Naty. Sin embargo, este fin de semana ambas han unido fuerzas en un acto promocional del nuevo libro de Naty Abascal: 100 % Naty, celebrado en Sevilla. El título se centra en las buenas formas y en el estilo elegante que han convertido a Abascal en el santasanctorum de las mujeres que aspiran a la excelencia en el vestir. Naty hizo gala de ese título una vez más posando al lado de su hermana. La diferencia que se puede apreciar en la última fotografía de ambas es considerable, ya que, siendo gemelas, son bastante diferentes.

Mientras que Naty está más delgada y estilizada, su hermana posee una figura más acorde con la edad que tienen. Además, las fotografías del acto también dejan ver una diferencia de estilos en las dos hermanas. Mientras que Naty llevaba una chaqueta de cuadros y unos vaqueros su hermana acudía de forma más sencilla con una rebeca de color violeta. Otro tanto de lo mismo ocurre si se observa el peinado de las dos: Naty, con su media melena peinada de peluquería y Ana María con un sencillo recogido. En resumidas cuentas, Ana María parecía la versión naturalizada de Naty.

Pese a las evidentes diferencias, Ana María Abascal confesaba hace tiempo que de pequeñas a ambas las confundían siempre. En la entrevista en la que hablaba sobre la relación con Naty, concedida a Mujer Hoy, afirmaba haber compartido, también desde niña, la afición que su hermana sentía por la alta costura y el mundo de la moda. Sin embargo, un día decidió vivir en Sevilla, lejos de las presiones y las prisas de Madrid, y regentar una tienda de antigüedades en la que cuenta con la ayuda de su hija, Patricia Medina. Desde allí, ha vivido en un discreto segundo plano a la sombra de su célebre hermana gemela.

Mujer de pocas palabras, asegura en algunas ocasiones que le cuesta ser retratada porque se ve mayor. Sin embargo, en esta ocasión, no dudó en echar una mano a su hermana en la promoción del libro. “Soy una mujer muy organizada y saco el tiempo de donde no lo hay. En ocasiones lo estiro tanto que parece que en vez de 24 horas son muchas más. Durante unos meses me reunía en casa con Vicente y tratábamos todos los temas que aparecen en este manual. Empezábamos a las cuatro y a veces nos daban las diez y seguíamos de charla”, narraba Abascal a Vanitatis en una entrevista en la que hablaba del germen de un libro que se ha convertido en uno de los libros destacados para regalar estas Navidades. Un manual de estilo del que seguro que Ana María también es una apasionada, al igual que de su carismática hermana.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios