Laia Sanz, la princesa del Rally Dakar: "Quiero casarme y tener hijos"
  1. Noticias
LA PILOTO HA TERMINADO NOVENA EN LA CARRERA

Laia Sanz, la princesa del Rally Dakar: "Quiero casarme y tener hijos"

Ha asombrado al mundo al convertirse en la primera mujer de la historia que termina entre los 10 primeros del Dakar. Un mundo de hombres se rinde a sus pies

Foto: Laia Sanz, la princesa del Rally Dakar: "Quiero casarme y tener hijos"
Laia Sanz, la princesa del Rally Dakar: "Quiero casarme y tener hijos"

A los 12 años decidió hacer del trial su profesión y ahora a sus 28 años Laia Sanz ha pasado a la historia como la mujer con mejor clasificación en el Rally Dakar gracias a su novena posición en el pódium de esta arriesgada carrera. Valiente, enérgica y decidida, la piloto barcelonesa ha conseguido que el motociclismo se rinda a sus pies.

Pregunta: ¿Cómo se encuentra después del esfuerzo que supone un reto tan exigente como el Rally Dakar?

Respuesta: Contenta, aunque cansada porque después de un Dakar tardas días en encontrarte bien. Además, desde que he regresado no he parado de cumplir compromisos. ¡Tengo ganas de tener vacaciones de verdad!

P: ¿Se puede decir que su clasificación en el Dakar ha sido hacer realidad un sueño?

R: Ha sido mucho más que eso. Yo soñaba con correr el Dakar algún día, pero era algo que me parecía inaccesible. Lo veía en la tele y no imaginaba nunca que algún día iba a estar allí corriendo. El mero hecho de competir en él hace cinco años fue cumplir un sueño. Conseguí terminarlo, lo cual supuso ya un inmenso orgullo, pero alcanzar un resultado como el de este año no lo habría pensado nunca.

P: Su familia está muy ligada al mundo del motociclismo. Con dos años ya tiene fotos sentada en la moto de su padre y con cuatro pilotabausted sola una moto para niños…

R: A los dos años mi padre me llevaba encima del depósito de su moto, ¡me encantaba! Pero realmente empecé a los 4 años cogiendo sin que nadie se diera cuenta la Cota 25 de mi hermano. Cuando tenía 6 años empecé a competir en Trial y desde entonces progresivamente a participar en más carreras. Primero el Campeonato de Cataluña, luego el Campeonato de España y luego llegó el Mundial.

R: Sí. Es difícil y más siendo mujer, que al final estás todo el día rodeada de otros hombres, pero mi novio lo entiende bien y no tenemos problemas. Comprende y apoya que una de mis prioridades sea la moto y que esté tan centrada en ello.

P: Hablando de su chico… Hace un par de años desfiló en Gaudí para el diseñador de moda nupcial Jordi Dalmau, ¿le gustaría casarse y tener hijos?

R: Sí, pero no ahora. Siendo deportista mujer no es fácil compaginar la maternidad y, de momento, si quiero seguir compitiendo al máximo nivel, es algo que tengo que dejar para más adelante.

P: De todos, ¿quién ha sido su principal apoyo durante su andadura como piloto de motos?

R: Mis padres son muy importantes. Se esforzaron y sacrificaron mucho hace unos años cuando empezaba y ahora están muy contentos de que me esté saliendo todo bien porque saben lo que he peleado. Mi padre hizo un esfuerzo económico al principio cuando yo comenzaba porque no tenía sponsor ni ayuda, y era él quien pagaba todo. Estoy muy agradecida a ellos.

Laia Sanz, durante la última edición del Rally Dakar (Vanitatis)
Laia Sanz durante la última edición del Rally Dakar (Vanitatis)

R: Me gusta mucho el deporte, aunque esté de vacaciones, y lo normal para una chica de mi edad, ver una peli con los amigos, salir… Aunque he de reconocer que cada vez quiero más moto y más entrenamientos.

P: ¿Cómo se ha ganado el respeto de un mundo tradicionalmente de hombres como es el motor?

R: A base de acelerones (bromea). Supongo que haciéndolo bien. Cuesta que se me respete en general, pero es verdad que con resultados buenos y siendo profesional me acaban respetando por narices.

P: ¿Cree que en general ha tenido que demostrar más por el hecho de ser mujer?

R: Sí, siempre. Durante toda mi carrera, ahora menos. Se me ha juzgado mucho más por todo lo que hacía y cómo lo hacía.

P: Ha sorprendido mucho que después de unas etapas tan duras física y emocionalmente tuviera fuerzas para narrar mediante las redes sociales su día a día en el rally.

R: Es importante también que se vea cómo es el Dakar desde dentro, que no siempre aparezca lo mismo. Pensé que a la gente le gustaría verlo desde dentro, y saber las cosas que nos pasan día a día. Además, creo que es muy importante cuidar a la gente que me sigue.

R: Lo más duro ha sido el dormir poco, este año también he notado mucho la altura… Y sin duda los cambios de temperatura; hemos pasado condiciones extremas de frío y calor. En la segunda etapa me deshidraté bastante, cogí fiebre y tuve problemas de estómago; lo pasémal. Aunque con el frío son los dedos de las manos los que se te congelan.

P: ¿En alguna etapa ha pensado en abandonar?

R: No (contesta rotundamente). Es cierto que hay momentos en los que estás asqueado por el motivo que sea y tienes ganas de estar en otro sitio, pero ganas de abandonar nunca.

P: ¿Tiene algún amuleto que lleve con usted en las carreras?

R: Sí, llevo dos siempre. Uno es una medalla de San Antoni que me regaló mi abuela antes de irme al Dakar y una pulsera de mi padre con mi lema: “Quien tiene la voluntad tiene la fuerza”.

P: ¿Cuáles son sus próximos retos?

R: Ahora descansar y coger fuerzas. Después me reuniré con el equipo para organizar fechas y campeonatos.

Rally Dakar Laia Sanz Rally
El redactor recomienda