Logo El Confidencial
todo por una foto

Una legión de paparazzi, tras los pasos de Isabel Preysler y Vargas Llosa

Sus fotos ya han perdido valor, pero la reina del papel cuché ha provocado que decenas de periodistas hagan guardia como en la Marbella de los 80

Foto: Preysler, en una imagen de archivo
Preysler, en una imagen de archivo

Hasta una docena de paparazzi siguen los pasos de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. La relación entre la socialite y el premio nobel está haciendo revivir a los reporteros gráficos momentos similares a los que experimentaron durante la época dorada del mundo del corazón, aquel de los años 80, el de la jet en Marbella, el de las visitas a España de personajes como Lady Di, cuando un escuadrón de fotógrafos hacían lo imposible por conseguir la tan deseada imagen.

Hoy, incluso algunos de aquellos fotógrafos han saltado de nuevo a la calle para 'cazar' a los protagonistas. “Hay profesionales de la vieja guardia que vuelven a apostarse frente a la casa de Isabel Preysler (64 años)”. La reina de corazones ha reavivado el espíritu de los paparazzi históricos de nuestro país y ha conseguido que los fotógrafos vuelvan a trabajar como antes. Tal y como ha podido saber Vanitatis, más de 11 profesionales hacen guardia a las puertas de la casa que Isabel tiene en Puerta de Hierro, apodada Villa Meona, para conseguir una foto única de la socialite con Mario Vargas Llosa (79).

¿Realmente lo lograrán? Cada día es más difícil. Tal y como explica el fotógrafo Gustavo González en conversación telefónica con este medio, “el tema según van pasando las semanas va perdiendo interés, una foto de ellos juntos ya no creo que sea ni portada”. Después de cuatro semanas ocupando la primera página de una revista, las imágenes de Preysler con Vargas Llosa han perdido valor económico.

La puerta de la vivienda es una locura por la cantidad de prensa que hay apostada, los fotógrafos saben que una foto diferente de Isabel es sinónimo de dinero. Sin embargo, Gustavo no quiere entrar en cifras. “Las revistas piden no desvelar las cantidades que se pagan, además, al final no es tanto, porque piensa que muchas fotos llegan después de horas o días haciendo guardia”, asegura. Después de la saturación mediática de la Preysler con el nobel, “una foto normal de ellos dos paseando no creo que valiera ni 3.000 euros”.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en un fotomontaje (Vanitatis)
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en un fotomontaje (Vanitatis)

El resurgir de Preysler

Según la opinión de González, que asiste fascinado a la relación del año, la nueva expectación en torno a Isabel Preysler supone “el resurgir de una de las reinonas del papel cuché”. Porque Gustavo, que ha estado involucrado en varias de las últimas fotografías de la pareja, asegura que profesionales que antes vivían de vender fotografías de Preysler “han vuelto a hacer guardias en su casa”.

“Llevamos una temporada en la que estamos muy mal de personajes, y esto ha levantado una expectación que yo nunca había visto, pero sobre todo al principio”, asevera Gustavo. Pese a que la imagen de los dos ya está manida, sí es cierto que hay un tipo de instantáneas que todavía pueden suponer un negocio.

Una imagen de Isabel y Mario con sus familias sería portada. Sobre todo si aparecen con los hijos del nobel, que se han posicionado con su madre, o si es Ana Boyer quien hace un plan con ellos. Los fotógrafos también están pendientes de los planes vacacionales de la pareja. “Una foto de ellos haciendo turismo o en alguna de las casas del escritor estaría bien”, zanja Gustavo.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios