Logo El Confidencial
se llama mary guillén

La boda de Eva y Cayetano contada por su fotógrafa: “Fue preciosa no, lo siguiente”

Mary Guillén es de esas amigas de toda la vida de Eva González. Ella era la responsable de que sus fotos de boda fueran perfectas y lo consiguió. Vanitatis la entrevista para que nos dé todos los detalles

Foto: Mary Guillén con los novios el día de la boda (Facebook)
Mary Guillén con los novios el día de la boda (Facebook)

Aquel 6 de noviembre en el que el pueblo de Mairena del Alcor (Sevilla) se tiró a la calle para convertirse en un protagonista más de la boda del año, destacó entre los maireneros una joven de pelo corto enfundada en un bonito mono de color coral muy elegante. Para el centenar de medios de comunicación acreditados en las inmediaciones de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción era una cara desconocida a pesar de que colgaba una réflex al cuello. No pertenecía al séquito de periodistas que suelen verse en los saraos famosiles. Se trataba de la fotógrafa de la boda de Eva González y Cayetano Rivera, Mary Guillén, la mujer que mejores fotos haría aquel caluroso día en el que los codazos entre los reporteros para conseguir el mejor ángulo fueron una constante. Pero ella no sabía nada de codazos, su lugar era privilegiado. Los novios más famosos del 2015 habían confiado en ella.

Mary Guillén apareció varias veces en las retransmisiones en directo de la boda
Mary Guillén apareció varias veces en las retransmisiones en directo de la boda

Consciente del privilegio que aquel encargo suponía, Mary ha presumido orgullosa de su creación en las redes sociales. Sus brillantes fotografías han hecho que la revista '¡Hola!', encargada de la exclusiva del enlace, se agotara en los kioscos a las pocas horas de salir. Era el debut de esta mairenera en una revista del corazón y, sin duda, ha entrado, valga la jerga torera más que nunca, por la puerta grande.

Seguros de que los suyos han sido los ojos que con mayor detalle observaron la boda de Eva y Cayetano, Vanitatis se pone en contacto con ella. Desde su estudio nos informan de que está en Roma haciendo las fotos posboda de otros afortunados, pero que a la vuelta podremos hablar con ella. Mary cumple lo prometido y recién aterrizada de Italia charla con este medio. Las suyas no son las declaraciones de alguien que ve en esta conversación una vía de promoción. Son, en cambio, las de alguien que guarda cierto temor a hablar más de la cuenta: “Hay determinadas cosas personales que a mí no me gusta contar. Pero con ella (Eva) y con cualquier novia que me llegue. Hay cosas que son secreto de sumario”.

A Mary Guillén le pesa más el lado personal que el profesional. Ella y Eva son amigas de las de toda la vida y su amistad está por encima de muchas cosas. “Es que encima somos amigas”, recalca la fotógrafa en varios momentos de la conversación.

Sin embargo, Mary no puede (ni quiere) disimular la alegría que le hizo que Eva la escogiera para el reportaje fotográfico de su boda. Una responsabilidad que ella insiste en que es deformación profesional porque ella “se lo toma muy a pecho, pero con Eva y Cayetano y con todos los novios en general". “Bueno, pero ¿esta boda fue especial, no?”, le pregunta Vanitatis. “Sí, bueno, sobre todo, por la repercusión que ha tenido. La boda fue preciosa, muy bonita y muy bien preparada. Yo me sentí muy a gusto haciendo las fotos. Ten en cuenta que encima estamos hablando de que es mi amiga, así que se mezclan ahí un montón de cosas”, responde la mairenera.

Eva y Cayetano en una de las fotos hechas por Mary Guillén
Eva y Cayetano en una de las fotos hechas por Mary Guillén

La polémica foto de la iglesia

Mary Guillén era la encargada de hacer que todo saliera perfecto el 6 de noviembre. Sin embargo, algo se le escapó. A ella y los 400 invitados que acudieron al enlace de Eva y Cayetano. Durante la ceremonia alguien fotografió a los novios en el altar, justo en el momento en el que Francisco Rivera, el hermano del novio, acudía a comulgar. La imagen llegó solo dos horas después de la misa a manos de Vanitatis, que no dudó en compatirla con los miles de seguidores que seguían el directo de la boda por este portal. ¿Pudo sentarle mal esta filtración a Mary, la única que aquel día podía inmortalizar a la modelo y al torero en el altar? Ella le quita hierro al asunto: “Me enteré de que se había filtrado una foto esa misma noche, pero no sé quién la hizo, ni cómo ni dónde. No nos dimos cuenta nadie. Al parecer fue con un móvil, pero no lo sabemos, la verdad. De todas formas, más que rabia a mí, es por ellos, porque hay que respetar la decisión de los novios, sean famosos o no”.

Deseos para los novios

Como una invitada más –Mary Guillén asegura que pudo disfrutar plenamente de la boda a pesar de estar trabajando– la fotógrafa ha querido dedicarle a los novios unas bonitas palabras ahora que ya se han convertido en marido y mujer. “Les deseo la mayor felicidad del mundo. Que sigan con la misma cara de felicidad que tenían ese día el resto de sus vidas. Ellos lo disfrutaron muchísimo y eso se notó. Bueno, ellos y todo el mundo, porque la boda fue preciosa no, lo siguiente”. La opinión es unánime entre los invitados: la de Eva y Cayetano ha sido una boda de ensueño. La boda del año para los periodistas y el enlace más bonito del mundo para ellos.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios