Logo El Confidencial
AUSENTES, PRESENTES Y EL DETALLE CON LA PRENSA

La boda de Cayetano y Eva en 10 claves que pasaron inadvertidas

Todas las miradas estaban puestas en los novios, tanto que pocos se fijaron en los detalles. Como por ejemplo, en que las vecinas no dejaron una sola flor tras la ceremonia

Foto: Cayetano Rivera y Eva González a la salida de la iglesia (Gtres)
Cayetano Rivera y Eva González a la salida de la iglesia (Gtres)

La fotógrafa, íntima de la novia

La fotógrafa oficial de la boda es una de las mejores amigas de Eva González. De hecho, cada vez que la presentadora va a Mairena se reúne con toda su pandilla en el bar El Caché. Otra de sus mejores amigas es la concejala de Cultura, Gloria Rosario Guillén Rodríguez, quien se ha encargado personalmente de coordinar todas las gestiones que han hecho posible que la boda haya salido adelante sin ningún incidente a pesar de los centenares de personas que han salido a la calle para ver de blanco a su vecina más ilustre.

El torero y la presentadora, tras la ceremonia religiosa (Gtres)
El torero y la presentadora, tras la ceremonia religiosa (Gtres)

La decoración

La decoración de la iglesia se ha basado en ramos de flores blancos escogidas personalmente por la novia. El encargado de realizarla ha sido el decorador sevillano Ramiro Jorge, de la empresa Búcaro. Sus trabajadores estuvieron hasta bien entrada la madrugada decorando la iglesia. Cuando los novios y todos sus invitados abandonaron las inmediaciones de Nuestra Señora de la Asunción decenas de vecinas de la novia se apresuraron para coger un ramillete de flores y así guardarlo como recuerdo. En pocos segundos no quedó ni una flor.

Imagen del interior de la iglesia tras la ceremonia (Vanitatis)
Imagen del interior de la iglesia tras la ceremonia (Vanitatis)

El detalle de Eva con su abuela

Eva antes de dirigirse al banquete se ha acercado a ver a su abuela, la madre de su padre, fallecido en 2013. Su visita ha sido muy fugaz ya que pese a la parada han llegado a la finca Los Molinillos mucho antes que la mayoría de invitados. Donde también se esperaba a la novia, pero finalmente no ha aparecido, era en la ermita de San Sebastián, de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la que Eva es hermana. Cuentan algunos de lo maireneros que a Eva le hubiese gustado casarse en esta ermita, pero que la imposibilidad de albergar en ella a los 388 invitados que han acudido al enlace hizo que los novios se decantasen por Nuestra Señora de la Asunción, mucho más amplia.

El look de Tana

Tana ha escogido para completar su elegante look unos zuecos que ya lució en el bautizo de su hermana Carmen y que su madre, Eugenia Martínez de Irujo, también ha lucido en alguna ocasión. Todo parece indicar que los zapatos pertenecen a la duquesa de Montoro.

Los ausentes de la ceremonia

Paloma Cuevas y Enrique Ponce llegaron tarde a la ceremonia. El diestro avisó de que un contratiempo les impedía llegar a la misa y que para no interrumpirla él y su esposa se dirigirían directamente a la finca Los Molinillos, donde iba a tener lugar el banquete. Quienes no acudieron ni a la misa ni al banquete fueron Irene Rosales, novia de Kiko, que debido a su avanzado estado de gestación prefirió quedarse en casa, y Lucía Rivera, la hija del novio, que probablemente no fue por la escasa relación que actualmente mantiene con su padre.

Mairena, entregado con Encarni

El pueblo de Mairena se ha volcado con la boda de su paisana. Todos coinciden en que lleva Mairena del Alcor allá por donde pisa y están muy contentos de que ella se muestre tan orgullosa de su pueblo. Pero tan aclamada fue Eva, que era la protagonista de su jornada, como su madre Encarni, a la que sus vecinas han ovacionado en varias ocasiones. Ella, muy simpática, respondía a todas las felicitaciones.

Detalles con la prensa

Quien también se mostró muy agradecido con el pueblo de Mairena ha sido el propio Cayetano. Ha saludo en reiteradas ocasiones a los vecinos mientras esperaba a la novia y ha tenido el detalle de ofrecer un cocktail a todos los periodistas que llevaban horas cubriendo el evento. “Este es un detalle personal del señor Rivera”, han dicho a los medios de comunicación los trabajadores de la finca Los Molinillos. También Eva al salir de la iglesia gritó a los medios de comunicación: “Muchas gracias por estar aquí”.

Detalle de la mesa de cocktail para los periodistas (Vanitatis)
Detalle de la mesa de cocktail para los periodistas (Vanitatis)

Amplio dispositivo de seguridad

Cayetano y Eva, conscientes del revuelo que su boda iba a generar en Mairena, han contratado un dispositivo de seguridad que cumplió con creces su cometido. El Ayuntamiento se encargó de coordinar lo relativo al tráfico por la zona, pero la ubicación de los centenares de curiosos que se arremolinaron en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción fue gestionado por un equipo pagado por los novios. Entre los medios la opinión era unánime: había estado muy bien organizado.

20.000 euros por un balcón

Dada la multitud de personas que rodeaban la iglesia, los balcones se convirtieron en el bien más codiciado de curiosos y reporteros gráficos. Se especulaba entre los vecinos que se habían llegado a pagar por hacer fotos desde uno de los balcones hasta 20.000 euros.

Julián Contreras Ordóñez junto a su padre, Julián Contreras (Gtres)
Julián Contreras Ordóñez junto a su padre, Julián Contreras (Gtres)

El despiste de Julián Contreras

La anécdota de la boda fue sin duda el look de Julián Contreras. Mientras todos los hombres lucieron elegantes chaqués, él se enfundó un traje gris que enseguida llamó la atención. “No abrí la invitación y no me enteré”, decía a Vanitatis. “No me han regañado, pero ahora todos están de cachondeo y a mí me toca aguantar el tirón”, se quejaba.

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España  http://bit.ly/1j92WbU

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios