han anunciado que se dan un tiempo

El ingente patrimonio del Litri y Carolina Adriana Herrera en juego

Miguel Báez Spínola, el Litri, y Carolina Adriana no han anunciado su divorcio a las claras. Les unen tres hijos y un gran patrimonio inmueble

Foto: Carolina Adriana Herrera y el Litri en una imagen de archivo. (Gtres)
Carolina Adriana Herrera y el Litri en una imagen de archivo. (Gtres)

Miguel Báez Spínola, el Litri, es posiblemente uno de los diestros con más cabeza para los negocios. Y su separación temporal de la bella Carolina Adriana Herrera, con la que ha compartido 13 años de vida y tres hijos -Olimpia (12), Miguel (10) y Atalanta (9)-, saca a la palestra el ingente patrimonio de ambos: el torero ducho con los negocios y la hija de una de las diseñadoras más famosas del mundo.


Pelotazo de 7,5 millones

En 2014 el torero cerró varias operaciones inmobiliarias: vendió por 7,5 millones la euros la finca Hacienda El Vadillo al conde alemán y primo del barón Thyssen, Federico Zichy Thyssen (77), que regenta la propiedad que se administra a través de la sociedad Hacienda El Vadillo SL. La finca de 48,5 hectáreas situada en Carmona, Sevilla, enamoró al aristócrata y a su mujer. Tenía un cortijo de 1.500 metros y era la debilidad del padre de Miguel, Miguel Báez, uno de los grandes del mundo del toro, pero el estado de salud de su madre empujaron a la venta y a que sus progenitores se trasladaran a Madrid.

Hacienda El Vadillo, propiedad en Carmona, Sevilla, que era de la familia del Litri.
Hacienda El Vadillo, propiedad en Carmona, Sevilla, que era de la familia del Litri.

Con el dinero se compró la Finca El Parral, de 800 hectáreas, cerca de La Roca de la Sierra (Badajoz). No hay rastro registral de Los Guateles de 1.320 hectáreas que en 2014 se publicó erróneamente que se vendió a un grupo de empresarios franceses por 11 millones de euros. La finca, ubicada en Extremadura, fue adquirida por el torero en 1995 para criar la ganadería del mismo nombre de la propiedad y fue el escenario de ensueño de su boda y del bautizo de sus tres hijos. Lo cierto es que la propiedad ni está a su nombre ni al de sus sociedades.

El Litri y Adriana Herrera.
El Litri y Adriana Herrera.


En gananciales

Carolina y Miguel tienen al 50 por ciento un piso de 140 metros en la Av. Manuel Siurot, a un paso del estadio de fútbol Benito Villamarín y del Real Club Pineda de Sevilla. La propiedad tiene dos plazas de garaje y trastero. También compartido tienen un local de 200 metros cuadrados en Aljaraque, Sevilla, que está alquilado a una conocida marca de moda.

La casa del Litri y Carolina Adriana en Punta Umbría, Huelva.
La casa del Litri y Carolina Adriana en Punta Umbría, Huelva.

También tienen una propiedad en Punta Umbría que adquirieron el año que vendieron su finca El Vadillo. El chalet, de 505 metros cuadrados y una parcela de 1085 metros, se encuentra en primera línea de playa, en plena ría y en una zona en la que el metro cuadrado no baja de 4.000 euros.

Propiedades solo de él

El resto del patrimonio está a nombre de sociedades en las que no participa Carolina Adriana Herrera. Destaca un inmueble de cinco plantas (cada una de casi 400 metros) en una parcela de 2.800 que está arrendado a la Universidad de Sevilla. El inmueble tiene un uso docente como consta en la nota registral y una hipoteca de 9,6 millones a terminar de pagar en 2031. Su propietario es Proyectos e Inversiones Albariza 2016 SL, sociedad de la que son administradores solidarios Miguel Báez y su madre desde 2016.

Vista aérea del edificio del Litri en Sevilla. (Google)
Vista aérea del edificio del Litri en Sevilla. (Google)

La joya de la corona donde tampoco participa Carolina Adriana es Santa María del Río SL, la empresa de la familia, donde figura igualmente Miguel con su progenitora. En esta sociedad onubense hay un activo de 53.608.735 euros, aunque tiene abultadas pérdidas en 2015: -720.761 euros. Esta sociedad es la dueña de una casa de la aldea de El Rocío que tiene el Litri.

Calle de la aldea de El Rocío, donde tiene casa el Litri. (Google)
Calle de la aldea de El Rocío, donde tiene casa el Litri. (Google)

Este inmueble es también uno de los preferidos de Adriana Carolina y es habitual ver a la venezolana haciendo la romería con su esposo. Más de un año han celebrado su aniversario de bodas en El Rocío.

Miguel Báez y la hija de Carolina Herrera en El Rocío. (Gtres)
Miguel Báez y la hija de Carolina Herrera en El Rocío. (Gtres)

Seis locales y dos edificios

Pero no se quedan aquí las propiedades vigentes de Santa María del Río SL, que ha vendido muchas de ellas en los últimos diez años. Tiene además dos locales en Huelva y un edificio de tres plantas en la onubense calle de la Concepción destinado a uso comercial y sobre el que pesa una hipoteca de 1,4 millones que vence en 2015. Y otro local de 500 metros destinado a oficina en la calle General Mola con bajo comercial. Todo en su querida Huelva.

La sociedad también ha dado el salto a Madrid y no para regentar la casa de la plaza mayor de la capital que Carolina Adriana Herrera mostraba en la revista 'AD', sino para ser titular de dos naves y sendos garajes en la calle Cronos, en una zona semiindustrial cercana a la calle Alcalá.

Y hasta aquí llega el patrimonio en España de ambos. De esta pareja que ahora se ha concedido una tregua. A priori, Carolina y Litri venían de mundos distintos. Ella, una niña bien habituada a que Bianca Jagger y Andy Warhol frecuentasen la residencia familiar en Park Avenue. Él, hijo de una leyenda del toreo, Miguel Báez 'Litri', un hombre de campo. El amor les ha durado 13 años y quien sabe si la separación es temporal como anuncian. Lo que está claro es que hay mucho que repartir.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android?. Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios