Logo El Confidencial
Tenía 27 años

El suicidio de Celia Fuentes: radiografía de una vida truncada

Hace unos días la joven influencer acababa con una vida aparentemente dichosa. Con la ayuda de un siquiatra, una sicóloga y una experta en influencers analizamos su caso

Foto: Celia Fuentes en una imagen de sus redes sociales
Celia Fuentes en una imagen de sus redes sociales

Han pasado diez días desde la muerte de Celia Fuentes y el caso sigue resonando en nuestras cabezas. La triste noticia saltaba a las primeras páginas el 20 de septiembre cuando encontraban el cuerpo sin vida de la influencer. Poco a poco se empezaron a conocer detalles del suceso y a saber que la joven había sido hallada por su progenitor colgando de la escalera con una sábana. Las redes se llenaron rápidamente de mensajes de condolencia mientras cientos de preguntas buscaban respuesta: ¿Por qué alguien joven y aparentemente exitosa se quitó la vida? ¿No era realmente feliz? ¿Se trataba de una pura fachada? ¿A quién correspondía esa vida que parecía disfrutar en las imágnes que subía a las redes sociales? ¿Quién fue entonces Celia realmente?

Día 4 de la @mbfwmadrid ♥️. Qué opináis del look? Me ha encantado conoceros por cierto 👅! #MBFWM

Una publicación compartida de Celia Fuentes (@celfc) el

El peso de la fama

Las redes sociales otorgan un nivel de notoriedad pública a estas nuevas 'estrellas' al mismo nivel que la que pueden tener cantantes o actores, de forma que acaban padeciendo la misma carga de presión que conlleva aparejada la fama que tienen estos. Ainhoa Muguerza, PR & Communications Manager para España de Divimove lo sabe muy bien, porque su empresa trabaja con influencers top como Auronplay, Dulceida y Celopan. Estas nuevas estrellas de las RR.SS. les suelen transmitir la importancia "de mantener los pies en la tierra, por un lado, y el hecho de que la popularidad no es una circunstancia que les haya afectado para mal a nivel personal". Así lo considera Ainhoa quien argumenta que "aunque pueda resultar en ocasiones agobiante ser tan conocido o lidiar con comentarios críticos o negativos, sigue siendo lo que les proporciona una comunidad de gente y hasta 'familia' (como algunos se refieren al entorno virtual que les otorga relevancia pública), con la que interactúan y de donde proviene la oportunidad de subir contenidos a Youtube y al resto de plataformas". Es decir, hacer, en definitiva, lo que les gusta.

Sonríe, y sonríe por ti, porque te mereces ser feliz ♥️. 📸: @jmmphto

Una publicación compartida de Celia Fuentes (@celfc) el

Todo es mentira

Lo que permite el mundo virtual, convertirse en la mejor versión de uno mismo, construir una identidad falsa basada en un ideal, es el tipo de situación en la que podría enmarcarse el suicidio de Celia Fuentes. Según el psiquiatra Sergio Oliveros, Psiquiatra y Director del Grupo Doctor Oliveros y perteneciente a la plataforma Top Doctors, el whatsapp en el que la influencer dejó escrito 'todo es mentira' antes de morir, indica que ella "se sentía un fraude". La explicación médica a este tipo de percepciones, que el psicoanálisis llama "pseudo yo", se basa, como explica el doctor, en que "el ideal construído de sí mismo llega a someter a tal presión que desemboca en depresión o crisis vital", añade el miembro de la plataforma Top Doctors. Hay quien es plenamente consciente y sabe separar el plano virtual, donde está su profesión y su vía de ingresos, de la vida real, pero no es tan sencillo. A juicio del Dr. Oliveros, "hay quien vive dentro de esa piel ficticia que se ha construído y puede experimentar una tensión a través de ansiedad, depresión o insomnio".

En sentido inverso, la vivencia del luto por parte de la familia "virtual" tras una experiencia tan traumática como representa un suicidio, se elabora, a su vez, a partir del ideal que la persona que hace uso de las RR.SS. construyó de sí misma. Como expresa el doctor Oliveros, el duelo que pueda ser es "el del mitómano", difícil de abordar porque "lo que queda es más documentación del ideal que de la persona real. Seguramente esta persona pueda tener mil fotos de bolsos, de vestidos, de tiendas.. pero menos instantes reales”.

La utopía del rechazo

El punto de vista de Pilar Conde, Psicóloga y Diretora Técnica de Clínicas Origen, se fija en el peso social del éxito asociado a la perfección visual. “La utopía del rechazo a vivir emociones negativas puede generar un problema de validación emocional y de regulación. Pero somos seres emocionales”, explica la doctora, “y por tanto la emociones negativas son tan válidas como las positivas”. Claro que lo difícil es saber afrontarlas y enfrentarlas. Celia era una chica joven, tenía 27 años, y en algunos casos encarar esas emociones puede resultar más complejo cuanto más joven sea el individuo. “Vuelve a asomar en este punto la idea de que la idealización de la realidad puede afectar a personas más jóvenes, que están aprendiendo a convivir y sentirse cómodos con su identidad", explica Pilar, “en el sentido de resultar más vulnerables a sentimientos de inseguridad y frustración por no ver cumplidas las expectativas de la imagen ideal que se ofrece en las redes”.

La importancia de la autoestima

La doctora Conde destaca la situación de personas en proceso de desarrollo de personalidad y el efecto de la baja autoestima, cuando uno "no ha desarrollado sus propias fortalezas y no logra gestionar las críticas y la presión". La obsesión por el número de seguidores, sus juicios y su evaluación permanente se convierte en un problema que acabe generando ansiedad. Es la visión contraria, apunta la doctora, a la de alguien "con cierta edad, con plena identidad desarrollada y un concepto personal sobre sí mismo consolidado"

Tal vez la mezcla de factores fueron los que truncaron la carrera y la vida de Celia: su juventud, la idealización de una vida digital perfecta pero irreal y la obsesión por gustar siempre y en todo momento.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios