NOTICIAS

Lydia Bosch, obligada a devolver el ajuar doméstico

El pasado 20 de enero, Alberto Martín debía ocupar el domicilio familiar que por sentencia judicial de la Audiencia Provincial de Madrid tenía derecho a disfrutar
Foto: Lydia Bosch, obligada a devolver el ajuar doméstico
Lydia Bosch, obligada a devolver el ajuar doméstico
Fecha

El pasado 20 de enero, Alberto Martín debía ocupar el domicilio familiar que por sentencia judicial de la Audiencia Provincial de Madrid tenía derecho a disfrutar durante seis meses, con el ajuar doméstico incluido y, por lo tanto, con la posibilidad de instalarse en ese mismo momento después de hacer el traslado de sus enseres personales.

Pero fue imposible. Lydia Bosch tras su mudanza había dejado la casa vacía como después se ha demostrado en la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 3 de Pozuelo, en la que condena a la actriz a que en el plazo de 15 días haga entrega al arquitecto de “los elementos del ajuar de la vivienda familiar a que se refiere el ejecutante (Alberto Martín)”, como figura en el auto de condena. 

El arquitecto aportó documentación a su demanda de ejecución de sentencia en dos actas notariales en las que figuraban fotografías que acreditaban tanto la falta absoluta de mobiliario (las habitaciones estaban totalmente vacías) como el deterioro de la casa, así como de las instalaciones.

En dicha documentación se aportaba también las facturas y fotografías del mobiliario (mesas, escritorios, sillas) de elevado precio, dadas las características excepcionales del diseño. Piezas únicas que formaban parte de los enseres de la casa y que Bosch se llevo cuando hizo la mudanza y que ahora el juez obliga a devolver.

En la parte dispositiva de la condena, el magistrado especifica que “apercíbase a la parte requerida de que si en el plazo indicado no cumple lo ordenado a elección de la parte ejecutante se facultará a éste (Alberto Martín) para adquirir las cosas debidas ordenando al mismo tiempo el embargo de bienes suficientes para pagar la adquisición o para obtener el equivalente pecuniario con los daños y perjuicios que hubiesen podido causarle”. Es decir que si la actriz no lo devuelve no solo incumple la sentencia anterior (que dice en su punto tercero: “Se atribuye el uso de la vivienda familiar a los hijos y al progenitor que quede bajo su compañía, con el ajuar doméstico, por un periodo de tiempo de seis meses a computar desde la fecha de esta sentencia”) sino que también contraviene la sentencia de este auto.

Y no solo se refiere a la devolución de los enseres sino que se especifica con la documentación acreditativa el deterioro de las instalaciones (caldera que no funciona, climatización de la piscina interior estropeada, así como la  motorización de las ventanas, toldos rotos, paredes despintadas) por una falta total de mantenimiento. “La ejecutante deberá presentar además de la relación de daños y perjuicios una valoración de los mismos”.

Según acredita el arquitecto, mediante facturas e informes, adecuar de nuevo la vivienda le ha costado hasta ahora alrededor de 40.000 euros. En el último párrafo el juez sentencia que “esta resolución es firme y contra la misma no cabe recurso sin perjuicio de que el/los deudores puedan oponerse a la ejecución despachada dentro de los diez días siguiente a la notificación”. 

#10
Compartir
Qué asco de tía, no sé cómo no tiene vergüenza. Menos mal que la justicia le está dando la razón a su ex marido que el pobre debe de estar ya desesperado de tanta putada. Menos mal que dice que es creyente y teme a la justicia divina. ¿No piensa en el daño a sus hijos? Al final se le ve el plumero como indican otros comentaristas. Estas tías buenorras que siempre, qué casualidad, pillan tíos ricachones, nunca mindundis. No es la única, hay muchas más. Lo que no entiendo es cómo los tíos no van aprendiendo. Asco de lobonas
Ampliar comentario
#9
Compartir
Qué asco de tía, no sé cómo no tiene vergüenza. Menos mal que la justicia le está dando la razón a su ex marido que el pobre debe de estar ya desesperado de tanta putada. Menos mal que dice que es creyente y teme a la justicia divina. ¿No piensa en el daño a sus hijos? Al final se le ve el plumero como indican otros comentaristas. Estas tías buenorras que siempre, qué casualidad, pillan tíos ricachones, nunca mindundis. No es la única, hay muchas más. Lo que no entiendo es cómo los tíos no van aprendiendo. Asco de lobonas
Ampliar comentario
#8
Compartir
N
Ampliar comentario
#7
Compartir
Hace falta ser cutre para llevarse hasta las bombillas...... al menos ha dejado algunos enchufes de las paredes y las tazas del inodoro.....

Podía haber dejado al menos la tostadora para el desayuno......

Es lo que tiene liarse con una de estas que van de tía buena por la vida, y de estupenda estupendísima, encantada de haberse conocido.... al final no hay nada detrás de la cáscara..... aparte del arribismo y las ganas de medrar y vivir la gran vida a costa de otro..... ¿Qué hizo con todo el dinero ganado de azafata del 123, o con el que ganó en &034;Medico de familia&034; con milikito?.... Gastado todo en bragas, zapatos y vicios variados..... a su falta de talento como &034;actriz&034; se le une su falta de cabeza para administrarse....

Falta de cabeza como la de liarse con el tal Molina, otro titiritero sin talento, además de un matao con vocación de vivir del cuento y de la bragueta.... tras algo así debió pensar que era mejor liarse con un arquitecto de los adinerados..... les ha salido mal.... a los dos...... al arquitecto por picar y a ella por granuja y caradura....
Ampliar comentario
#6
Compartir
Esta mujer lo único y exclusivamente que quiere es &034;MUCHO MAS DINERITO&034; para no trabajar y vivir del cuento y sus hijos le importan un pepino. La justicia se la pasa por donde se la pasa y cree que está por encima del bien y del mal. No hay derecho. A mi su exmarido no me cae nada bien, pero es injusto lo que le hace.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Esta señora dice que no cree mucho en la justicia pero sí en la justicia DIVINA. Lo que hay que oir...
Ampliar comentario
#4
Compartir
A esta golfa, la justicia la esta poniendo en su sitio. Es despreciable, en su afan egoista y rastrero, todo la maldad que acumula, que ha llegado a poner en entredicho el honor y la fama del que habia sido su marido, todo por la pasta. De todas maneras a ver si aprenden de una vez todos los que se lian de alguna manera con estas maniquis del papelín, cuya única habilidad es el trinque y el desguace del pollo que acabe en sus garras, ppor que
Ampliar comentario
#3
Compartir
Esta cortesana insiste en su maldad. Lo de sus iniciales y sucias acusaciones falsas muestran una mente sucia y despreciable; ningún respeto por la ley [que se la pasa por el forro] y una tendencia al latrocinio que debería llevarla ó a un psiquiatra ó a la cárcel.
Ampliar comentario
#2
Compartir
Está más acabada que Tito Mora....
Ampliar comentario
#1
Compartir
Con esto empieza también a devolver la honorabilidad a su exmarido y a su familia. Así no se puede ir por la vida. Hala! Ponte a trabajar si sabes hacer algo. Bueno si, &034;interpretar&034; se ta da pero que muy bien...
Ampliar comentario