Francisco Rocasolano, el taxista que sacó a bailar a las reinas del norte de Europa
  1. Casas Reales
ha muerto en salamanca

Francisco Rocasolano, el taxista que sacó a bailar a las reinas del norte de Europa

El abuelo de la Reina Letizia ha fallecido en el Hospital Clínico de Salamanca a los 98 años. Fue un hombre tan discreto como carismático

Cuando se hizo público el noviazgo de la nieta Letizia con el heredero de la Corona, Felipe de Borbón, la vida de toda la familia Ortiz Rocasolano quedó trastocada. De pronto todos ellos se hicieron visibles, con mayor o menor fortuna. Y subiografía también. Uno de los currículosque más dio de sífue, precisamente, el de Francisco Rocasolano, taxista de profesión, que ha muerto este martes a los 98 años.

Aunque ya estaba jubilado, sus colegas le felicitaron por las emisoras internas. Su profesión elevada a la categoría de noticia “gracias a Paco”, decían. Muchos clientes que viajaban esos días en este transporte público se enteraban por fin de que en Madrid se celebraría la primera boda de un herederodesde Alfonso XIII. El gremio se convirtió durante esas primeras semanas en protagonista colateral y a muchos profesionales se les entrevistaba en las paradas de taxis buscando su opinión. Sobre todo para indagar enla personalidad del abuelo materno de la periodista reconvertida en princesa. Sin quererlo, ni provocarlo, Francisco fue uno de los familiares que mejor cayó a la prensa.

Era asequible, simpático y hasta utilizaba la ironía cuando se le preguntaba por cuestiones que no le incumbían, como lasreferidas adónde y cómo pasarían las vacaciones Letizia y las niñas. Nunca le pillaron en ningún renuncio y respondía:“Tengo varios nietos y nunca me dicen lo que hacen. Así son los jóvenes”. Y concluía la conversación con un adiós y gracias. No tuvo un mal gesto con los reporteros que le esperaban en la puerta de la urbanización de Alicante,donde era propietario de un apartamento y vivía con su mujer Enriqueta desde que se jubiló. En esa casa pasaron muchos veranos las nietas Letizia, Telma, Érika y los primos Rocasolano vigiladospor los abuelos, mientras los padres de todos ellos trabajaban en Madrid. El matrimonio dejó su piso del barrio de Prosperidad por el paraíso alicantino, como muchos jubilados.

Toda la familia en Madrid

Llegó un momento en que la hija Paloma les convenció para que volvieran a Madrid; asípodían estar más controlados. Sobre todo Enriqueta y su pérdida de visión. Algunos fines de semana el matrimonio acudía a 'la casa de Asturias', así bautizada por los amigos del príncipe desde que se colocó en la puerta la bandera del principado, y compartían almuerzos dominicales con las nietas, biznietas y resto de la familia Rocasolano. En fechas señaladas, como era la Navidad, Francisco y Enriqueta se instalaban en el palacio de la nieta real.

Para su 90 cumpleaños, la princesa de Asturias organizó un almuerzo en una de las terrazas cercana a la barbacoa y al que acudieron todos los miembros directos del clan, salvo Érika, que ya había fallecido. Las niñas Carla y Amanda ayudaron al abuelo a soplar las dos velas con el número 90 que coronaba la tarta de chocolate y frambuesa. Su preferida y la de las pequeñas.

Una de las anécdotas que reflejaban el carácter festivo y desinhibido del abuelo tuvo que ver con las celebraciones de la boda real y de cómo Francisco Rocasolano alternaba con algunas de las reinas del norte, poco acostumbradas a que sus maridos les hicieran caso. Al igual que muchos hombres de su generación, que dominan el pasodoble y el 'agarrao', el abuelo de la princesa bailócon algunas de estas royals, que se quedaron encantadas con su simpatía. Años después ese momento de alegría lo narraría David Rocasolano en su libro de memorias.

Francisco Rocasolano ha muerto a los 98 años y nunca imaginóque una biznieta suya llegara a ser futura reina de España. Ese momento histórico lo vivió desde una de las tribunas del Congreso de los Diputadosel día en que Felipe VI fue proclamado jefe de Estado y Leonor se convirtió en princesa de Asturias.

Rey Felipe VI
El redactor recomienda