principado de mónaco

El cambio de look de los hombres Grimaldi: de la trenza de Jacques al bigote de Alberto

En esta ocasión la atención de los medios recayó en los dos varones de la familia. Padre e hijo dejaron a más de uno sin palabras con sus nuevos looks

Foto: El príncipe Albert y Jacques durante el tradicional picnic. (Reuters)
El príncipe Albert y Jacques durante el tradicional picnic. (Reuters)

Por una vez -y sin que sirva de precedente- Charlène no fue la protagonista del tradicional picnic que se celebra cada año a principios de septiembre. Ni el estilismo ni la actitud de la princesa se llevaron en esta ocasión la atención de los medios, que recayó en los dos varones de la familia: el príncipe Alberto y su hijo, el príncipe Jacques. Padre e hijo dejaron a más de uno sin palabras con sus nuevos looks.

Los mellizos con su madre. (Reuters)
Los mellizos con su madre. (Reuters)

El soberano de la Roca apareció en el evento luciendo un incipiente bigote, canoso y algo despoblado. Como si de un homenaje a su padre se tratara -Rainiero siempre llevaba un abundante bigote-, Alberto presumió de cambio de look. Aunque nunca llueve para gusto de todos, no han tardado en salirle algunas críticas al mostacho del príncipe, pues son muchos los que aseguran que, aparte de no favorecerle nada, le hace ver más mayor.

Si Alberto sorprendió con su bigote, su hijo y heredero, el príncipe Jacques, lo hizo con una trenza. El pequeño apareció vestido exactamente como su hermana Gabriella -con pantalón blanco, camiseta de rayas en blanco y rojo y zapatillas Adidas- y también peinado como ella. Resulta que Jacques tiene una melena de lo más larga y para que no le molestara durante el acto, su madre decidió plantarle una trenza, algo que tampoco ha gustado demasiado a algunos, quienes consideran que un niño no debería llevar ese peinado.

Jacques y Gabriella. (Gtres)
Jacques y Gabriella. (Gtres)

Cambios de looks aparte, otra de las protagonistas fue la princesa Gabriella, quien demostró su encanto y su picardía. La hija pequeña de Alberto y Charlène se mostró de lo más sonriente y se comportó, a sus dos años y medio, como una auténtica lady recibiendo flores y saludando a sus ciudadanos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios